martes 16 de agosto de 2022
CULTURA En San Telmo

Tras 20 años sin funcionar regresa la emblemática casa de tango Casablanca

Se trata de una de las principales tanguerías que tuvo su apogeo a fines de los años '60s. Habrá funciones los viernes, sábados y domingos.

18-01-2022 16:17

Este fin de semana reabre la tradicional casa de tango de San Telmo, Casablanca, que permaneció cerrada por 20 años. Ubicada en Balcarce 668 fue una tanguería pionera a finales de los años ‘60s y ahora su propietaria Liliana Carcavallo la vuelve a abrir para quienes quieran participar de una noche con música, baile y gastronomía.

“Hoy, y gracias al esfuerzo y el compromiso de todo un equipo de profesionales que confiaron en el proyecto, podemos decir que tenemos un show de tango de altísimo nivel”, aseguró Carcavallo. La propuesta artística incluye al cantante Ariel Altieri, la coreógrafa Débora Agudo, una orquesta liderada por Ariel Rodríguez y un elenco de bailarines y podrá verse los viernes, sábados y domingos a las 21.

Casablanca está ubicado al lado del café Molière, que será el encargado de la gastronomía y, además, habrá opciones para disfrutar de un asado en la terraza del local o de un variado menú a la carta. 

Casablanca, un lugar histórico

Por Casablanca pasaron grandes figuras de la historia cultural y artística nacional como Virginia Luque, Susana Rinaldi, Enrique Dumas, Jorge Sobral, María Graña, Hugo Marcel y Néstor Fabián; las orquestas de Leopoldo Federico, Raúl Garello, el Sexteto Mayor y Jaime Torres. También sobre ese escenario dejaron su huella Juan Carlos Copes y María Nieves, El Chúcaro y Norma Viola, y el Ballet Brandsen, entre otros.

Liliana Carcavallo no llegó allí de casualidad, eligió invertir en Casablanca porque su infancia estuvo estrechamente vinculada al tango. Su tío abuelo fue Pascual Carcavallo, empresario y fundador del Teatro Alvear (1942), donde ella jugaba entre bambalinas con el hijo de Mariano Mores. Liliana también cuenta que Enrique Santos Discépolo escribió las letras de varios de sus tangos en una estancia, propiedad de Don Pascual, que visitaba en busca de inspiración.

Pero recién hace 20 años, Liliana comenzó a bailar tango y a frecuentar milongas lo que la motivó a tomar las riendas de la tanguería de San Telmo para convertirla en un espacio exquisito para conocer y pasar una noche especial.