sábado 03 de diciembre de 2022
ECONOMIA BOLSILLOS ESTRESADOS

Comer, vestirse y alquilar son metas muy lejanas para los asalariados

La agenda política asoma cada vez más lejana de las necesidades del día al día de la mayoría de los argentinos que luchan contra la inflación desbocada. Una familia tipo necesita 120 mil pesos al mes para no ser pobre y hay alimentos que ya superaron el 300% entre agoasto pasado y el de 2021. El Gobierno apuesta al éxito del plan que acaba de lanzar para contener las alzas en la indumentaria, que es un rubro que viene subiendo por encima de la media mensual.

25-09-2022 00:23

Mientras el Gobierno enfoca la mirada en una agenda  más política, el ciudadano de a pie se encuentra cada vez más distante de esos temas debido a la pérdida de poder adquisitivo ante las subas de precios y lo costoso que se vuelve mes a mes poder alimentarse, vestirse y alquilar.

Alimentos y bebidas corre por encima de la inflación general y acumula un incremento del 58,8% en lo que va del año. Según informó a PERFIL la consultora Ecolatina, de acuerdo con el IPC GBA en base a Indec, varios productos dentro de este segmento superaron el 100% de aumento de manera interanual en agosto: cebolla 395%, lechuga 184%, azúcar 169%, café 150%, papa 141%, aceite 123%, batata 117%, harina 107% y fideos 103%.

En lo que va de septiembre el rubro de alimentos y bebidas ya subió casi un 8%, según la consultora LCG. Por su parte, Focus Market estimó que durante los próximos cuatro meses del año la inflación tendrá un piso del 6%,  para la consultora Orlando Ferreres se está “arañando” el 100% en 2022 y Ecolatina marca que no hay indicios de una desaceleración en 2023.

La situación económica también se ve reflejada en la evolución de la Canasta Básica Total (CBT). Esta semana el Indec dio a conocer la CBT y una familia tipo compuesta por dos adultos y dos niños necesitó de casi 120 mil pesos para no ser considerada pobre en agosto, lo que significó una variación mensual del 7,6%. A su vez, el mismo grupo familiar debió contar con ingresos para no caer por debajo de la línea de indigencia, que lo define la Canasta Básica Alimentaria (CBA).

Mariano Gorodisch:
FOTO: Telam

 

Cabe mencionar que para ambas mediciones dejan de lado el costo del alquiler, y si se centran en lo que cuesta poder vivir con lo mínimo e indispensable, que es alimentarse y vestirse. En tanto que, para una persona, la línea de pobreza se ubicó en $38.756 y la de indigencia en $17.149.

Otro tema que afecta es el precio del alquiler, que no se tiene en cuenta en las mediciones de la CBA y CBT, pero que forma parte del gasto de una familia para vivir y afecta a los bolsillos. En ese punto, con la nueva ley de alquileres aquellos locatarios que cumplan un año sufrirán un aumento del 60% en septiembre. Según Zonaprop Data, un alquiler de tres ambientes se encuentra en torno a los $100.628.

A su vez, empieza a preocupar la situación no solo en alimentos y bebidas, sino también en otros rubros, como el caso de vestimenta y calzado, que llevan dos meses consecutivos colocándose por encima del IPC general y ya acumulan de manera interanual una suba del 109%.

Debido a esto la Secretaría de Comercio, a cargo de Matías Tombolini, se reunió con los representantes de la Cámara Industrial Argentina de la Indumentaria (CIAI) para firmar “ropa cuidada”, un acuerdo en donde el sector se compromete voluntariamente a mantener hasta el 1° de diciembre los precios de la ropa existentes al 5 de septiembre de 2022, garantizando un abastecimiento razonable al mercado.

Productos como el café, la papa o el aceite ya acumulan subas superiores al 100%

Del encuentro, que se llevó a cabo en el Palacio de Hacienda, también participó el ministro de Economía, Sergio Massa, que indicó que estas son medidas que responden a estabilizar la situación del orden de los precios y la estabilidad macroeconómica. En tanto, Tombolini remarcó: “Este acuerdo nos da previsibilidad para cuidar el bolsillo de las y los argentinos y por eso celebramos el esfuerzo por parte de la industria”.

En ese sentido, el presidente CIAI, Claudio Drescher, apuntó: “Nosotros nos hacemos responsables de que este acuerdo se cumpla  y lo hacemos con convicción porque, como cualquier empresario argentino, queremos que el país salga adelante”.

Este acuerdo incluye los precios de más de sesenta marcas en todo el territorio nacional. Asimismo, este entendimiento prevé mecanismos por parte de la Secretaría de Comercio para auditar y verificar su cumplimiento. En caso de incumplimiento, el área a cargo de Tombolini procederá de acuerdo a lo establecido por la Ley de Defensa al Consumidor y el Régimen de Lealtad Comercial.

El Gobierno se preocupa en lograr cumplir las metas con el FMI, y carga las energías, al menos en materia económica, en lograr acumular reservas y bajar el déficit fiscal. La inflación no se marcó como meta, incluso una alta inflación como la que transita el país podría ayudar a licuar parte del gasto público y bajarlo en términos reales.

Inflación en Argentina
Inflación - FOTO: Cucinare.tv

 

Septiembre con casi 8%

En lo que va de septiembre, el rubro alimentos y bebidas ya subió 7,7% y alcanzó su alza más fuerte desde junio, lo cual refleja que la inflación se mantiene en niveles muy altos.

Así lo indica un relevamiento realizado por la consultora LCG, sobre distintos productos y servicios. En la tercera semana septiembre los alimentos aumentaron 2,8% y esto impactará directamente sobre la curva de incrementos registradas hasta ahora en la canasta básica, indicó el reporte.

Se trata de la suba más alta en tres meses, 1,7 puntos por encima de la semana previa.

El porcentaje de productos con aumentos semanales fue del 20,3% y ya son once las semanas con un valor por encima del 20%. Esto implica que todos los productos de la canasta estarían registrando un aumento de precio en poco más de un mes.

Uno de los datos claves es que las carnes marcaron una variación del 7,6% y explicaron casi la variación total de la semana.