jueves 07 de julio de 2022
ECONOMIA Retenciones

Cuánto podría bajar la inflación si se aumentaran las retenciones al campo

En caso de aumentar los derechos a la exportación, el Ejecutivo solo se estaría ahorrando una semana de inflación por única vez y dejaría pasar la oportunidad que ofrece el contexto mundial que necesita granos y alimentos.

23-05-2022 15:55

Este viernes 20 de mayo, el presidente Alberto Fernández señaló que el mejor instrumento con el cual se desacoplan los precios internos de los internacionales “son las retenciones”. “Objetivamente funciona así. Necesito del Congreso, que atiendan el problema y acompañen una decisión de esa naturaleza”, dijo el mandatario en entrevista con Ernesto Tenembaum en Radio con Vos

Las declaraciones expusieron la grieta que existe puertas para adentro del frente oficialista, ya que el ministro de Economía, Martín Guzmán, y su par de Agricultura, Julián Domínguez, refutaron el deseo Fernández y quedó claro que al equipo económico no le parece que esa sea la solución

PERFIL consultó a David Miazzo, Economista Jefe de la Fundación Agropecuaria para el Desarrollo de Argentina (FADA); quien señaló que las palabras del jefe de Estado dejan un sinsabor al ver cómo una y otra vez se recae en la misma receta que no ha dado resultados, desaprovechando una gran oportunidad que ofrece a la Argentina el contexto global. 

Alberto Fernández pidió subir las retenciones: "Necesito que el Congreso entienda el problema"

“Las declaraciones del presidente me dejan una sensación amarga en el sentido de ver cómo una y otra vez no se comprende que los derechos de exportación no son la herramienta para lograr estos objetivos (desacoplar los precios nacionales de los internacionales). Lo que se debería hacer es bajar esos derechos para intentar incentivar más la producción, la exportación y de esa manera generar dólares, empleo e inversión. Estamos discutiendo lo contrario”, aseguró. 

Las declaraciones de Miazzo están en línea con las de Carlos Achetoni, titular de la Federación Agraria, que señaló que “no van a apoyar el aumento de retenciones” y pidió, por el contrario, “que se bajen"

Los derechos de exportación no tienen impacto sobre la inflación

Sobre esto, Miazzo comentó: “El aumento de los derechos de exportación tiene un impacto muy bajo en los precios. Un ejemplo de ello es el trigo. Su participación en el precio final del pan es del 13%. Es decir, de lo que pagamos por pan en una panadería solo el 13% representa el trigo en la estructura de costos de ese producto final. En los fideos secos de los más baratos es el 20%, y en otros productos es casi insignificante”, comenzó ejemplificando. 

“Si yo subo diez puntos los derechos de exportación al trigo que pasaría del actual 12% a un 22%, por ejemplo, el impacto que genera por única vez en el precio del pan es de 1,3%. Con una inflación estimada para mayo del 5%, lo único que se hace es ahorrar en el precio del pan una semana de inflación y por única vez. En el caso de los fideos, sería una semana y media de inflación, que sigue corriendo. Esto demuestra que de ninguna manera los derechos de exportación tienen impacto sobre la inflación, sobre todo con estos niveles en los índices de precios tan altos”. 

El impacto negativo de las retenciones

Miazzo sostiene que “no hay mecanismos” para desacoplar los precios internos. “El mismo mecanismo que quieren instaurar para bajar los precios no genera ningún impacto significativo en la inflación, pero sí impacta negativamente en la producción”, opinó.

“En este contexto internacional, donde el trigo ha subido muchísimo de precio, donde el mundo necesita más granos, lo que tendría que estar haciendo Argentina es ver qué políticas toma para incentivar la producción de trigo, que está por arrancar la siembra, no para desincentivarla”, comentó en diálogo con PERFIL. 

El aumento de las retenciones sólo acentúa la primarización de las exportaciones

Para el economista de FADA, “tendríamos que estarnos preguntando qué medidas se pueden tomar para producir más, no viendo que restricciones a la exportación se ponen, porque esas son todas señales para que los productores produzcan menos. No hay herramientas para bajar los precios del mercado doméstico que generen más impactos positivos que negativos”, advirtió. 

Lo que la Argentina tiene es un problema de poder adquisitivo, que está relacionado con una economía que no logra crecer, con un alto nivel inflacionario producto de una alta emisión monetaria. “A esto hay que sumarle que hoy en día la exportación de trigo ya paga un 12%. Además, tenemos la brecha cambiaria, eso significa que al productor argentino le pagan el trigo a tipo de cambio oficial que son $115 pesos, y si le descontamos los derechos de exportación le pagan menos de 100 pesos por el trigo que produce y luego exporta". 

Del otro lado del Río de la Plata, pagan en dólar billete que hoy vale acá 215 pesos, entonces el problema de Argentina no es el precio. Es el poder adquisitivo, deslizó. 

Por último, Miazzo aseguró que es mucho más barato apuntalar a medidas focalizadas sobre la población que no puede llegar a fin de mes y que está por debajo de la línea de la pobreza; como la Tarjeta Alimentar, que subsidia la demanda y lo recibe quien realmente lo necesita y “no genera ningún tipo de daño a la cadena productiva, como lo haría una suba al derecho de exportación”. 

SE cp