jueves 18 de agosto de 2022
ECONOMIA FRENTEs abiertos

Martín Guzmán deja pendiente una agenda cargada urgente: segmentación tarifaria, mercados, dólar y Club de París

En Economía queda una agenda nutrida de temas definitorios: la negociación el próximo miércoles del Club de París, postergada en marzo pasado cuando Guzmán había cerrado el acuerdo con el FMI. La reestructuración implica una deuda de 2.400 millones de dólares. Además está pendiente otra discusión por el nuevo financiamiento, los detalles del Ahora 12 y de la segmentación tarifaria, y la apertura de los mercados el lunes tras un cierre muy convulsionado, en el que el dólar blue tocó un nuevo récord.

03-07-2022 00:47

El nuevo dueño de la silla del Palacio de Hacienda para reemplazar al ahora ex ministro de Economía Martín Guzmán, debutará en una semana con la agenda muy cargada, que tendrá como evento principal negociar con el Club de París.

El ex ministro de Economía tenía pensado viajar mañana a Francia con el objetivo de encarar las negociaciones que le permitan cerrar un acuerdo, para reestructurar la deuda por US$ 2.400 millones que el país mantiene con el Club de París y cuyos pagos de capital habían sido diferidos hasta 2024.

Días antes de que se aprobara el acuerdo con el FMI, Guzmán y el presidente del Club de París, Emmanuel Moulin, acordaron una nueva extensión del entendimiento alcanzado en junio del 2021. El acuerdo con el FMI y su cumplimiento es clave para el Club de París, que ya dio señales en marzo último de cooperación con el país.

Ese entendimiento otorgaba plazo para encarar una nueva reestructuración, a cambio de pagos parciales de intereses, y que posponía la negociación hasta finales de julio.

Este pacto, asimismo, incluía garantías financieras por parte del Club de París en respaldo al programa de Facilidades Extendidas que tiene una duración de treinta meses, permitiéndole a la Argentina asegurar las fuentes financieras identificadas en el acuerdo con el Fondo.

El endeudamiento, financiamiento, dólar e inflación serán los mismos desafíos a resolver

Las garantías financieras otorgadas establecen que, durante la vigencia del programa, Argentina realizará pagos parciales a los miembros del Club de manera proporcional a los que efectúe a otros acreedores bilaterales, de acuerdo con los términos establecidos en el entendimiento de junio de 2021.

Las negociaciones de la Argentina con el Club de París serán seguidas con atención en el actual contexto internacional, particularmente por la aceleración de las eventuales inversiones extranjeras directas en el área energética.

Por otro lado, el nuevo ministro de Economía tendrá que continuar con la búsqueda de financiamiento de CAF; Banco de Desarrollo de América Latina, que dejó pendiente la renuncia de Guzmán.

También, el nuevo titular del Palacio de Hacienda heredará la letra chica de la segmentación tarifaria y de la actualización del nuevo programa del Ahora 12 que dejó pendiente Martín Guzmán.

Finalmente, otro desafío que tendrá al asumir el reemplazante de Guzmán será la expectativa de cómo abran los mercados mañana. El viernes el dólar blue bajó un peso, pero cerró la semana en cifra récord, con una cotización a $ 239.

La divisa paralela acumuló así un avance de $ 13 en la semana, luego de perder ayer un peso, el aumento más importante para este período en un año, además de mantenerse en niveles récord.

La brecha cambiaria entre el dólar informal y el tipo de cambio oficial mayorista se ubicó en el 90,5%.

 


 

Sin dólares para todos y todas

R.P.

Más allá de los nombres, el reemplazante de Martín Guzmán en la cartera de Economía, se enfrentará en lo que resta del año a una falta de divisas. La única certeza que deja la economía argentina es que en lo que resta del año “no habrá dólares para todos y todas”, aseguró el especialista Ricardo Delgado, a la vez que alertó que es “factible que haya faltantes de productos”.

El ex funcionario del gobierno de Mauricio Macri señaló que la comunicación “A 7532” del Banco Central que dispuso restricciones para importar es la “última trinchera de resistencia en el intento de evitar una devaluación del tipo de cambio oficial en los próximos meses”.

“Es un segundo semestre que se proyectaba turbulento, con reservas declinantes, inflación persistente e inestabilidad financiera, la medida no sorprende”,  dijo. Pero coincidió en que “una combinación desafortunada de factores hace inviable esta velocidad de crecimiento para la sostenibilidad de las cuentas externas y el cumplimiento del objetivo de reservas acordado con el FMI”. Y agregó: “A esto se sumaron los nuevos precios de las importaciones de energía”.