sábado 28 de enero de 2023
ECONOMIA Contradiccin en plena crisis: exportaciones crecieron 7%

Importación energética subió 16% hasta octubre

Las importaciones treparon a 1.536 millones de dólares, un 16 por cientopor encima de los primeros diez meses de 2006, debido a las mayores importaciones de fuel oil y de gas natural. La crisis se extenderá por lo menos dos años más, indica el informe privado.

26-12-2006 18:40

La crisis energética se hizo sentir durante 2006. Las importaciones del rubro treparon a 1.536 millones de dólares, un 16 por ciento por encima de los primeros diez meses de 2005, debido a las mayores importaciones de fuel oil -65 por ciento en volumen, para atender a las centrales eléctricas- y de gas natural -7 por ciento-, compensadas en parte por las menores importaciones de petróleo y de gas oil, entre los principales rubros de importación.

"Aun en el caso de que las inversiones previstas resulten exitosas, la emergencia energética se mantendrá por un período mínimo de dos a tres años", advierte el informe económico semanal de lnvestigaciones Económicas Sectoriales (IES).

" Las expectativas para el sector se mantienen inciertas, aunque aparecieron algunas señales positivas vinculadas con la adjudicación del equipamiento para las centrales eléctricas y la financiación para las obras de transporte eléctrico", se estima y agrega: "En el segmento petrolífero, si bien se anunciaron inversiones, están destinadas a optimizar la explotación de pozos existentes y sólo en escasa medida a nuevos pozos".

La comercialización hacia otros países. Pese a los problemas de producción y transporte que afectan al país, las exportaciones energéticas argentinas crecieron 7 por ciento en los primeros 10 meses de este año comparadas con las del año anterior y llegaron a 6.265 millones de dólares.

Este avance en las ventas energéticas al exterior se motivó en un alza en los precios medios de exportación del 18 pro ciento, que compensó la caída del 2 por ciento en volumen, explicó el informe de la consultora.

Las cantidades exportadas de petróleo sufrieron en los primeros diez meses una merma del 30,7 por ciento, parcialmente compensada por un alza del 7 por ciento en las exportaciones de gas natural, debido a una mayor disponibilidad estacional del fluido.

En el caso de los carburantes, se contrajeron las exportaciones en cantidades de naftas (15 por ciento) y de gas oil (54 por ciento), debido al incremento en la demanda interna y a la reducida capacidad disponible, compensadas parcialmente por las mayores exportaciones de fuel oil.

El informe indica que durante los primeros nueve meses de 2006 la evolución de los tres segmentos del sector energético -electricidad, gas y petróleo- reflejó sensibles disparidades.

Peligro de crisis. La producción de energía eléctrica trepó un 7 por ciento en relación con iguales meses de 2005, en tanto que la de gas natural lo hizo en un 0,4 por ciento, en un marco de práctica estabilidad y mostrando un retroceso respecto del primer semestre.

A su vez, la producción de energía eléctrica se ubica en un 1,5 por ciento por debajo de iguales meses de 2004. Por su parte, la producción de petróleo continuó en un sendero decreciente, al caer un 1,6 por ciento, según el informe del IES.

En cuanto a la demanda de los diferentes segmentos energéticos, el consumo aparente de electricidad creció en un 5,8 por ciento en los primeros nueve meses, y mantuvo una evolución ligeramente menor a la de la producción.

Distinto fue el caso del gas natural, que presentó un consumo aparente estimado en un 0,6 pr ciento por debajo del mismo período del año previo, por lo que mantuvo el panorama respecto del primer semestre debido al menor consumo en las centrales térmicas y en el GNC.

La mayor disponibilidad de gas producido respecto del consumo, por razones estacionales, posibilitó el incremento de las exportaciones a Chile. Finalmente, el consumo aparente de petróleo creció 9,5 por ciento en los meses de enero a septiembre, debido al aumento en la actividad de las refinadoras (5,8 por ciento), en línea con el crecimiento en el consumo de combustibles líquidos (6,7 por ciento de suba en las ventas), concentrado en la nafta especial y, en menor medida, en el gas oil.

Fuente: Télam

En esta Nota