ECONOMIA
POLÍTICA ECONÓMICA

Leliq: qué son, cuál es el problema, y cuáles son las soluciones posibles

El presidente electo, Javier Milei, aseguró que una de las primeras cuestiones de las que se encargará es del problema que generó este instrumento financiero del Banco Central. Economistas consultados por PERFIL explicaron el rol de las Leliq en la economía y en qué consiste el problema que el próximo gobierno dice que hay que solucionar antes de levantar el cepo. Esta semana, los bancos renovaron un escaso porcentaje de los instrumentos que se vencieron.

Banco Central
BANCO CENTRAL. Las letras de liquidez (Leliq), el primer frente que quiere encarar Javier Milei. | NA

El presidente electo, Javier Milei, anunció que una de las primeras cuestiones de las que se ocupará su gobierno es “el problema de las Leliq”, un paso que considera necesario antes de llevar adelante otros, como el fin del cepo cambiario. Sin embargo, poco se conoce sobre el método con el que resolverá este tema. Economistas consultados por PERFIL respondieron tres preguntas básicas: en qué consiste este instrumento, cuál es el problema de las Leliq y qué opciones existen, en teoría, para solucionarlo. 

¿Qué son las Leliq y para qué se crearon?

El economista Orlando Ferreres explicó a PERFIL que las Leliq son “un instrumento financiero para cancelar emisión creada en exceso por el BCRA, por ejemplo, para financiar al Tesoro. Este instrumento fue creado por el BCRA para reemplazar a las Lebac, (letras del BCRA) que no estaban restringidas a los bancos, pues ahora las Leliq sólo están disponibles para los bancos”. 

En términos sencillos, explicó Salvador Vitelli, son “letras de liquidez, deuda que emite el Banco Central y que licitan los bancos privados o públicos”. Con ese instrumento, el Banco Central captura liquidez en el mercado, es decir, regula el dinero en circulación. Esto significa que “cuando un privado constituye un plazo fijo a 30 días, aquel instrumento que le sirve de colateral al banco (que tiene que devolver en el plazo de 30 días ese plazo fijo con el rendimiento pactado), es la Leliq”.

Esto no le gusta a los autoritarios
El ejercicio del periodismo profesional y crítico es un pilar fundamental de la democracia. Por eso molesta a quienes creen ser los dueños de la verdad.
Hoy más que nunca Suscribite

Entonces, “cuando uno constituye un plazo fijo el banco se da vuelta, licita una Leliq a 28 días a una tasa muy similar a lo que es el plazo fijo y eso termina siendo la intermediación”, detalló Vitelli.

Finalmente, el economista Martín Kalos aseguró que regular la liquidez en el mercado “significa que, cuando se necesita que haya menos pesos circulando, el Banco Central les entrega a los bancos esos instrumentos a cambio de una tasa de interés, que es la tasa de interés de las Leliq”. 

Estos instrumentos de política monetaria existen en otros lugares del mundo, y en Argentina tomaron diferentes nombres, como Leliq.

leliqs
BCRA. Foto: Télam

¿Cuál es el problema de las Leliq?

Para Orlando Ferreres “el problema es que el número de Leliq es muy alto”. Por lo tanto, si el próximo gobierno piensa eliminar el cepo sin haber cerrado este tema, “puede generar un exceso de liquidez” y, por ende, inflación. 

“La cuestión con las Leliq es que hay una masa caudalosa de dinero colocado en este tipo de instrumentos que rinden a una tasa del 255% anualizado. Es una tasa bastante alta y eso termina generando una cierta bola de nieve, porque en definitiva se va creando dinero de manera endógena”, explicó Vitelli. Entonces, el problema de las Leliq y la solución están estrechamente relacionados con la inflación: “Se va emitiendo moneda para ir pagando los intereses y esto termina siendo una retroalimentación de la inflación”. 

Vitelli agregó que “eso termina siendo un problema para un posible plan de estabilización, sobre todo si involucra algún acontecimiento monetario como es una dolarización, o también una liberalización del cepo y una unificación cambiaria”.

Para Martín Kalos, si bien las Leliq pueden ser una herramienta valiosa, “hay que saberlas usar”. El inconveniente en este sentido es que “en estos años se ha creado una bola de Leliq, porque se había emitido mucho dinero”. El problema no es de ahora, aseguró el especialista. “Esto empezó durante el gobierno de Macri y continuó en el gobierno de Alberto Fernández, aunque también puede decirse que arrastra las emisiones anteriores que hubo para financiar el déficit fiscal, pero también para operaciones del mercado durante el gobierno de Cristina Kirchner”. 

¿Cuáles son las opciones para resolver el problema?

“Es muy difícil decir qué significa solucionar el tema, porque ni siquiera se han manifestado sobre cómo sería solucionarlo”, explicó Vitelli. “Hay algunas vías que pueden llegar a ser mediante el rescate, emitiendo deuda en dólares en el caso de la dolarización, o bien convirtiéndola en deuda del Tesoro como se ha hecho en algún momento con las Lebac, entonces varía de acuerdo a qué se vaya a hacer”.

Otro tema es el impacto que esta solución, que aún se desconoce, podría tener. “Si uno unifica el tipo de cambio y libera el cepo, puede que esta masa monetaria que ronda los 24 billones de pesos termine volcándose a divisas, al dólar, y que derive en una espiralización inflacionaria”, comentó el economista.  

Luis Caputo se reunió con banqueros para llevar tranquilidad sobre las Leliq

“Las soluciones posibles van desde medidas regulatorias por parte del Banco Central para manejar ese stock, esa masa de Leliq, hasta cambiar el activo Leliq por otro activo”, afirmó Kalos. “Eso es lo que los bancos están empezando a hacer cuando dejan de licitar Leliq, que es lo que está pasando en los últimos días”, aseguró.

Por ahora todo es incertidumbre. “Está el rumor de que el Estado argentino se endeudaría en dólares, tomaría deuda externa, no se sabe a qué tasa. Hoy la tasa que paga Argentina es cara. Tampoco se sabe a qué plazo, quiénes lo prestarían, pero en ese marco sería cambiar un pasivo del Banco Central, esos pesos, y recomprarlos habiendo emitido otro pasivo que es deuda en dólares”. Si esto es así, las tasas son altas y el plazo es corto, “a priori es un mal negocio financiero”, opinó Kalos.

La solución también puede ser paulatina. “Puedo ir regulando el problema con una medida regulatoria del Banco Central para que esto no impacte si levanto el cepo”, explicó el economista.

Para el especialista, sin embargo, el tema de las Leliq no debería ser prioritario. “La discusión de si van primero las Leliq o no también parece ser una cuestión dilatoria para no encarar todavía los otros problemas urgentes”, sintetizó.