martes 25 de febrero de 2020 | Suscribite
ESPECTACULOS / cine
sábado 22 junio, 2019

El cine nacional enfrenta un flojo 2019

La venta de entradas en nuestras salas baja año a año. En ese panorama, la temporada presenta un desafío para el cine nacional: ¿se podrá mantener la cuota del mercado con menos títulos importantes en el segundo semestre?

Alfredo Mera

Campanella. El cuento de las comadrejas, protagonizada por Oscar Martínez, Luis Brandoni y Marcos Mundstock, entre otros, es el film nacional más taquillero en lo que va del 2019. Foto: Gza. Campanella
sábado 22 junio, 2019

En un contexto de cuatro años seguidos de caída en la venta de localidades en la salas de cine argentinas, donde se perdieron unos 5,7 millones de tickets, y con una recaudación que no se mueve a la par de la suba de precios, el cine nacional tuvo un muy buen 2018. La razón es haber logrado una participación del 14,6 %  del total de la ventas de entradas (lo más alto desde 2014, es decir, desde Relatos salvajes). ¿Se repetirá en 2019?

Por ahora, el primer semestre estará cerca de repetir la tendencia del año pasado gracias a El cuento de las comadrejas, que se está acercando a los 500 mil espectadores, y 4x4 que ronda los 315 mil. Según datos de Ultracine, a falta de dos semanas para cerrar junio y del próximo estreno de No soy tu mami (el film protagonizado por Pablo Echarri y Julieta Díaz con fecha del 27 de junio), la brecha entre los mismos períodos es de alrededor de 150 mil entradas. Una diferencia que no parece inalcanzable si se le da un buen primer fin de semana a la película de Marcos Carnevale, aunque tendrá que batallar primero contra la temible Toy Story 4.

El cine nacional suele (por costumbre de calendario de estrenos) tener un mejor segundo semestre y es así desde hace años. Por ejemplo: de julio a diciembre de 2018 se vendieron casi 3.635.000 tickets más que en el primer semestre (y más de un millón arriba si hacemos la misma comparación en 2017). La explicación es clara: entre el 19 de agosto y el 19 de septiembre el Incaa celebró el Mes del Cine Argentino, con entradas a mitad de precio. Según informa el Instituto Nacional de Cine y Artes Audiovisuales, solo esa promoción le aportó al mercado 1.272.243 boletos (más del 25% de lo que vendieron las películas con producción local) y fue determinante en títulos como El ángel, en la que representó el 36,9% de las entradas vendidas, pero sobre todo en Mi obra maestra donde más de la mitad de las localidades se compraron con ese beneficio.

Se presentó en el Faena Forum la plataforma CINE.AR

2019 no será como 2018. El año pasado se estrenaron una película con Ricardo Darín (El amor menos pensado), dos con Guillermo Francella (Animal y Mi obra maestra), una con Natalia Oreiro (Re loca), otra con Lali Espósito (Acusada) y El Potro, la biopic de un ícono como Rodrigo Bueno. Además de Lorena Muñoz, también dijeron presente directores de peso como Pablo Trapero, la dupla Cohn-Duprat o Luis Ortega, que no estaba visto como un director de tanto peso, pero después Historia de un clan, volvía a meterse con famosos criminales. “Se dio una situación bastante fuera de lo común. Que hubiese una gran cantidad de películas muy fuertes, todas en el mismo año, una atrás de la otra, fue una anomalía en relación al mercado en general. Tomar el año pasado como parámetro de funcionamiento es un poco injusto”, dice Axel Kuschevatzky, productor del actual éxito de Juan José Campanella y de la que seguramente sea la película argentina más vista de 2019: La odisea de los giles, que juntará a Darín padre e hijo, Luis Brandoni, el guionista Eduardo Sacheri, al director Sebastián Borensztein y a la productora K&S.  

infografias 20190622

En tiempos de crisis económica no se puede fallar a la hora de programar la fecha del estreno de un film nacional, y eso hace que todos quieran estrenar en agosto. En los últimos años, los sufridos bolsillos acusaron recibo en las boleterías afectando a los distritos más fuertes: según el Incaa, de 2017 a 2018 se pasó en CABA de 3,33 a 3,28 tickets vendidos por habitante y en Provincia de Buenos Aires de 1,19 a 1,09 (territorios que concentran el 65% del mercado). Por eso es que el habitual amor del cine argentino por agosto se vuelve cada vez más fuerte. El porqué más conocido es la lógica de contra-programación, ya que los estudios de Hollywood largan sus más grandes películas en el verano norteamericano y para agosto ya se han estrenado en su totalidad y los chicos vuelven a clases. “Eso causó hace varios años un espacio para que se estrenen varias películas argentinas y sin tener que lidiar con megatanques. Eso a veces ha generado saturación, como ocurrió el año pasado, que tenías muchas películas en un período corto. O sea, no es que pase nada en especial, más que la estrategia de estrenar cuando las películas norteamericanas tienen menos ‘poder de fuego’. De hecho, los meses que más tickets se venden en Argentina son junio, julio, enero y febrero”, explica Kuschevatzky.

El BAFICI suma nuevas sedes y apuesta al espacio público

Relatos salvajes, El secreto de sus ojos o El ángel son películas de agosto, de muchas semanas en cartel. Este año La odisea de los giles, por elenco, escala y porque tiene la mejor fecha para la industria local: la segunda semana del octavo mes del año (feriado incluido). También será grande por temática, dado que transcurre en plena crisis de 2001, acontecimiento de la historia reciente que para muchos sirve para comparar algunos de los problemas económicos de hoy. Pero no hay que ignorar algo: es el único estreno grande del año en agosto y eso dificulta la siempre soñada primavera del segundo semestre. Si se quiere usar al cine para saber cómo andan los números del país se puede ver la evolución de cuánto cuesta y cuánto costaba acercarse a una sala. El valor promedio del boleto de El cuento de las comadrejas es de casi  $165, mientras que el de El ángel fue de $ 108 hace diez meses, aunque ese número no es el que más asusta. Si viajamos tres años en el tiempo notaremos que ir a ver Me casé con un boludo salía unos $ 70 por persona.

infografias 20190622

Las sacudidas del mercado argentino hicieron aún más fuerte el modelo de coproducción con países que manejan números más estables y eso posibilita que el panorama no sea oscuro para los estudios locales.  “No hay una forma única de producir –explica el jefe de Desarrollo y producción de cine de Telefe–. De las que soy parte, son generalmente coproducciones con países europeos. Con lo cual, son films que hacen un recorrido diferente y que además tienen un modelo de preventa. O sea, muchas veces se venden antes de estar terminados, incluso antes de rodarse... A nosotros los vaivenes del mercado local, que a veces son contextuales, por cambios de hábitos o simplemente porque algunas películas funcionan mejor que otras, no nos afectan tanto porque tenemos un modelo compuesto, donde la financiación no viene de una sola fuente”.

infografias 20190622

infografias 20190622

 


Comentarios

RECOMENDAMOS...

Periodismo puro

© Perfil.com 2006-2018 - Todos los derechos reservados

Registro de Propiedad Intelectual: Nro. 5346433 | Edición Nº 4916

Domicilio: California 2715, C1289ABI, CABA, Argentina  | Tel: (5411) 7091-4921 | (5411) 7091-4922 | Editor responsable: María José Bonacifa | E-mail: perfilcom@perfil.com | Propietario: Editorial Perfil S.A.