jueves 24 de junio de 2021
INTERNACIONAL Rusia
10-05-2021 03:30

Desapareció el director del hospital donde Alexéi Navalni fue asistido tras ser envenenado

Alexander Murajovski fue visto por última vez el viernes 7 de mayo mientras cazaba en un bosque de Siberia. Se suma al grupo formado por otros tres médicos también involucrados y que huyeron sin dejar rastro o murieron repentinamente.

10-05-2021 03:30

Alexander Murajovski, médico oriundo de Siberia y quién atendió al opositor Alexéi Navalni tras su envenenamiento, desapareció el domingo según reportaron agentes de las fuerzas de seguridad radicadas en la ciudad de Omsk.

Dichas fuerzas indicaron haber perdido rastro de Murajovski luego de que éste abandonase un base de caza, localizada dentro de un amplio bosque, a bordo de un vehículo todo terreno. Desde aquel viernes, no ha sido visto de nuevo.

Se desempeñaba como jefe del Hospital de Urgencias Nº 1 siberiano, cuando un Navalni en estado crítico ingresó al establecimiento el mes de agosto del año pasado. Todavía no estaba claro qué había inducido el coma del opositor.  

Desaparición Médico Navalni
El Hospital de Urgencias Nº 1 en Siberia, dirigido por Alexander Murajovski.

En el primero de sus diagnósticos, el experto en salud siberiano descartó rotundamente que hubiese entrado en contacto con algún agente nocivo. Según su opinión profesional, se trataba nada más de un "trastorno del metabolismo de carbohidratos".

Tras compartir su lectura, impediría el traslado de Navalni a una clínica en Berlín, Alemania. Sin embargo, días más tarde cambiaría de parecer y avalaría su re-localización. Poco después, Murajovski asumiría el cargo de ministro regional de Salud. 

Días después, un laboratorio especializado alemán halló claros indicios de que el opositor ruso había sido envenenado con un agente neurotóxico del grupo Novichok. Esta conclusión fue luego corroborada por otros laboratorios de Francia y Suecia.

Alexei Navalni Enemigo Putin
El líder del bloque opositor Rusia del Futuro durante su ingreso a un hospital alemán, tras ser envenenado el 20 de agosto.

Alemania: confirman que Navalny fue envenenado con una neurotoxina rusa

El exjefe del Hospital de Urgencias Nº 1 radicado en Siberia no sería el único tener que lamentablemente sufrir las inevitables consecuencias directas y/o indirectas que conlleva asistir a un reconocido opositor al régimen de Vladimir Putin.

El primero de los inesperados sucesos tendría lugar en octubre. Anatoly Kalinichenko, jefe adjunto del establecimiento hospitalario y quien fue el encargado en primera instancia de atender a Navalni, renunció a su trabajo y se trasladó a una clínica privada.

Poco después, más específicamente durante el mes de febrero, Sergei Maksimishin, cabeza de la unidad de cuidados intensivos de aquel establecimiento hospitalario, falleció misteriosamente de un “repentino ataque al corazón”.

Desaparición Médico Navalni
Sergei Maksimishin y Rustam Agishev, dos de los doctores que atendieron a Alexéi Navalni y murieron repentinamente.

Finalmente, el mes pasado, Rustam Agishev, médico que formaba parte de la unidad de “envenenamiento agudo” y también involucrado en el diagnóstico del opositor ruso, sería otro de los que perdería la vida tras repentinamente sufrir un derrame cerebral.

La doctora Maria Morozova, colega de ambos médicos, reconoció en declaraciones a la prensa rusa que ninguna de estas dos muertes eran "esperadas". Por su parte, la prensa internacional asoció ambos fallecimientos con una presunta "liquidación".

Con respecto a Navalni, retornó a Rusia en enero y fue detenido y posteriormente aprisionado. Los motivos yacen en el incumplimiento de condiciones dispuestas por la Justicia en 2014, tras ser acusado por dos casos de evasión de fondos.

Cárcel Navalni Rusia
Inmediaciones del complejo penitenciario Nº2, rodeado por iglesias medievales. 

Actualmente, purga una nueva condena de dos años y medio en el complejo penitenciario N°2, localizado en el pueblo de Pokrov, Rusia y conocido como una de la instituciones penitenciaras que capaz de doblegar a los presos "más tenaces".

Desde fines de marzo, emprende una huelga de hambre exigiendo tratamiento médico para el dolor de espalda y entumecimiento de piernas y manos que sufre. Sin embargo, tras 24 días de no comer y estando al borde de la muerte, decidió acabarla. 

JFG