domingo 02 de octubre de 2022
INTERNACIONAL MUERTE DE LA REINA ISABEL II

"Esta maldita cosa": las lapiceras volvieron a impacientar al nuevo rey Carlos III

El incidente se produjo tres días después de que los espectadores de la histórica ascensión al trono, en el Palacio de St. James, observaran al nuevo monarca hacer un gesto furioso a uno de sus ayudantes.

13-09-2022 19:45

El nuevo rey británico, Carlos III, volvió a perder la calma en público después de que una lapicera perdió tinta durante su visita a Irlanda del Norte y en el marco de una gira de presentación por el Reino Unido cinco días después de la muerte de su madre, la reina Isabel II.

Fotos: la hija de la reina Isabel II llevó los restos de su madre a Londres

El video muestra al rey sentado dentro de la residencia real del Castillo de Hillsborough, en el sur de Belfast, y muy nervioso por la tinta que goteaba mientras intentaba firmar un libro hacia el final de su visita. "Dios, odio esto", dijo Carlos III y se quejó del bolígrafo que estaba usando para firmar. Agregó que "no puede soportar esta maldita cosa... esto apesta", mientras parecía frotarse furiosamente la tinta de los dedos.

Carlos III

Por qué el rey Carlos III tiene las manos hinchadas y rojas

Después, se ve a la esposa del rey, la reina consorte Camilla, decir que el bolígrafo estaba goteando y pidió a los ayudantes un reemplazo para firmar el mismo libro mientras el rey salía de la habitación. La pluma defectuosa fue retirada rápidamente y reemplazado por cortesanos nerviosos antes de que Camilla se sentara a firmar el libro.

Carlos III

El incidente se produjo tres días después de que los espectadores de la histórica ascensión al trono, en el Palacio de St. James, observaran al nuevo monarca hacer un gesto furioso a uno de sus ayudantes para que quitara un recipiente que contenía lapiceras para firmar las actas de su proclamación. 

El guardaespaldas de Carlos III se roba todas las miradas

Carlos III visitó este 13 de septiembre Irlanda del Norte, donde se enfrenta al desafío de asentar una complicada reconciliación y evitar la amenaza secesionista, un día después de estar en Escocia, cuyo gobierno pretende avanzar hacia la convocatoria de un nuevo referéndum de independencia, pero la resistencia armada a la Corona terminó allí hace siglos.

Carlos III

Por el contrario, en Irlanda del Norte la paz data solo de 1998 y sigue siendo frágil. Los unionistas norirlandeses profesaban una devoción reverencial por la difunta reina Isabel II, base de su profundo apego a la corona británica y a la pertenencia de esta región al "Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte". Una pertenencia que desde el Brexit sienten que está más amenazada que nunca.

Tras la muerte de Isabel II, India reclama su "maldito" diamante Koh-i-noor

Carlos III se reunió con líderes políticos de la región en Hillsborough, donde recibió condolencias respetuosas de unionistas y republicano y asistió también a un oficio religioso, concebido para protestantes y católicos así como otras confesiones, en que también participaron el presidente, el primer ministro y el canciller de la República de Irlanda.

ds

En esta Nota