lunes 17 de mayo de 2021
INTERNACIONAL Brasil
06-10-2020 18:41

Bolsonaro quiere a un pastor evangélico en la Corte Suprema

El mandatario anunció que lo propondrá el año que viene. Dijo que le gustaría que cada sesión del Alto Tribunal comenzara "con una oración".

06-10-2020 18:41

El presidente brasileño, Jair Bolsonaro, adelantó que el año que viene propondrá a un pastor evangélico para integrar la Corte Suprema brasileña, y aseguró que le gustaría que cada sesión del Alto Tribunal comenzara “con una oración”.

"En julio del año que viene, con toda seguridad, más que un juez terriblemente evangélico, si Dios quiere, tendremos allá adentro un pastor, imaginemos las sesiones del Supremo Tribunal Federal (STF) comenzando con una oración", dijo el presidente.

Bolsonaro salió así al cruce de las críticas de sus aliados más radicalizados, que hasta llegaron a acusarlo de “traidor” por no cumplir su promesa de nombrar a alguien “terriblemente evangélico” en lugar del ministro Celso de Mello, que se jubiló y libera una plaza en el STF.

El Brasil ultraconservador con el que sueña Jair Bolsonaro

El mandatario anunció la semana pasada la designación, en reemplazo de Celso de Mello, del camarista Kassio Marques para juez del Supremo, lo que motivó el enojo de algunos de sus aliados de extrema derecha, que le recordaron que había prometido respaldar a alguien "terriblemente evangélico" para ocupar un cargo en el Supremo en 2020.

“Algunos, un poco precipitados, creyeron que debía ser la primera plaza (en el STF para un evangélico). La segunda será en julio del año que viene”, afirmó el presidente, que confirmó que en ese entonces quiere proponer un pastor.

Bolsonaro habló durante un acto realizado en un templo de la poderosa Iglesia Universal del Reino de Dios (IURD) en la zona oeste de San Pablo. Poco antes, el presidente se había reunido, para expresarle su apoyo, con un precandidato a la alcaldía local que pertenece a ese culto, Celso Russomano, en las elecciones municipales de noviembre.

"Yo no pretendía entrar en las elecciones municipales, pero Celso Russomano es un amigo de vieja data y estoy listo para ayudarlo", comentó Bolsonaro que, sin estar afiliado a ningún partido, tendrá en los comicios de noviembre su primer test electoral desde que asumió el gobierno, en enero de 2019.

Macedo, el controvertido obispo detrás del éxito “Jesús”

Los evangélicos tienen un poder muy grande en la política brasileña. En el Congreso forman una bancada transversal, con diputados de casi todos los partidos. En el gabinete tiene cuatro ministros, entre ellos el de Justicia, y controlan también el Consejo Nacional de Educación, el organismo público que define los contenidos educativos.

Russomano, el candidato apoyado por Bolsonaro, se presenta por Republicanos, una formación política que también integra el alcalde de Río de Janeiro, Marcelo Crivella, otro pastor evangélico. Otros alcaldes de grandes ciudades también son evangélicos.

 

SF