INTERNACIONAL
DESDE MOSCÚ

La entrevista de Vladimir Putin con Tucker Carlson: su versión de la guerra despertó alertas en Estados Unidos

El presidente de Rusia aseguró que una derrota "es imposible por definición, nunca va a ocurrir". La conversación generó tensión en la Casa Blanca, y el coordinador de comunicaciones, John Kirby, pidió a los estadounidenses no creer "nada" de lo que dijera el líder ruso.

Vladimir Putin con Tucker Carlson 20240208
La entrevista de Vladimir Putin con Tucker Carlson: su versión de la guerra despertó alertas en Estados Unidos. | Twitter @TuckerCarlson AFP

El presidente ruso, Vladimir Putin, brindó una entrevista de dos horas con el periodista estadounidense Tucker Carlson, publicada este jueves, en la que explicó su perspectiva sobre la guerra con Ucrania, sobre la que estimó que es “imposible” una derrota rusa. La probabilidad de que su discurso llegue a ciudadanos estadounidenses despertó alertas en la Casa Blanca, aliado estratégico de Ucrania, e insistió en que no hay que creerle “nada” al líder ruso.

Tucker Carlson, el expresentador de Fox y referente de la derecha en Estados Unidos, alertó que su entrevista tenía fines puramente periodísticos y que también había solicitado conversar con el líder ucraniano, Volodímir Zelenski. “A dos años del comienzo de una guerra que está redefiniendo a nuestro planeta, los norteamericanos están desinformados. Pero tienen derecho a saber todo lo que puedan sobre una guerra en la que están implicados”, resaltó Carlson desde Moscú, previo a su encuentro con Putin, y denunció que el gobierno estaba intentando frenar su trabajo.

Durante la entrevista que duró dos horas y siete minutos, el presidente ruso ofreció a Carlson contextualizar con un "antecedente histórico" del conflicto en la región que duró aproximadamente media hora, por lo que el periodista creyó que estaba dilatando una respuesta directa sobre el origen de la guerra. Sin embargo, Carlson luego reconoció que Putin fue "sincero" al expresar que "cree que Rusia tiene un reclamo histórico sobre partes de Ucrania occidental". Cuando se le consultó cuál fue el momento decisivo en el que decidió lanzar su ataque, Putin respondió: "Inicialmente, fue el golpe en Ucrania", haciendo referencia a la destitución del predecesor de Zelensky, Viktor Yanukovich, en 2014.

Esto no le gusta a los autoritarios
El ejercicio del periodismo profesional y crítico es un pilar fundamental de la democracia. Por eso molesta a quienes creen ser los dueños de la verdad.
Hoy más que nunca Suscribite
Vladimir Putin con Tucker Carlson 20240208
Carlson denunció que el gobierno estadounidense estaba intentando frenar su entrevista con Putin

“¿Y qué desencadenó los acontecimientos actuales? En primer lugar, los actuales dirigentes ucranianos no implementarían los Acuerdos de Minsk", continuó Putin, en referencia a una serie de tratados que buscaban poner fin a la Guerra del Dombás entre Ucrania y grupos separatistas rusos, firmados en 2014. Luego definió: "Hasta ahora ha habido alboroto y gritos acerca de infligir una derrota estratégica a Rusia en el campo de batalla. Pero ahora aparentemente se están dando cuenta de que es difícil lograrlo, si es que es posible. En mi opinión, es imposible por definición. Nunca va a ocurrir", descartó.

"Ucrania es obviamente un estado satélite de Estados Unidos. Es evidente. No quiero que lo tomes como si estuviera buscando una palabra fuerte o un insulto. Pero ambos entendemos lo que está pasando", sugirió el lider ruso y afirmó que si la guerra no llegó a un acuerdo de paz, fue por responsabilidad de la interferencia de Occidente. También aprovechó la entrevista para hacer una demostración de fuerza y promocionó la destreza militar de su nación, diciendo que las fuerzas rusas "crearon sistemas hipersónicos con alcance intercontinental y continuamos desarrollándolos". "Ahora estamos por delante de todos, Estados Unidos y otros países", comentó.

Cuando se le preguntó si Moscú consideraría invadir otros países de la región (Polonia y Letonia, miembros de la OTAN) o en general de todo el continente europeo, Putin afirmó que eso estaba "fuera de la discusión". "No tenemos ningún interés en Polonia, Letonia o cualquier otro lugar. ¿Por qué haríamos eso? Simplemente no tenemos ningún interés. Es sólo una amenaza", explicó. Una guerra con Polonia, detalló, ocurriría "sólo en un caso: si Polonia ataca a Rusia".

Vladimir Putin con Tucker Carlson 20240208
"Si realmente quieren dejar de luchar, deben dejar de suministrar armas", dijo Putin a los líderes de Estados Unidos

Luego, la conversación giró hacia la relación entre Putin y Estados Unidos, y el presidente se enfureció ante la idea de que un cambio de dirigencia pudiera cambiar el resultado de la guerra, en consideración de su mejor vínculo con Donald Trump“No se trata del líder”, despejó Putin. Mientras era presidente y desde que fue derrotado por Biden, Trump ha elogiado repetidamente a Putin y no ha condenado la invasión de Ucrania, diciendo que si fuera reelegido podría resolver la guerra en "24 horas", aunque no dijo cómo.

Putin también dirigió un mensaje al Congreso de Estados Unidos, donde los republicanos dominados por Trump son cada vez más reacios a seguir respaldando a Ucrania con armas y otra ayuda militar. "Si realmente quieren dejar de luchar, deben dejar de suministrar armas", dijo. Sobre el periodista encarcelado del Wall Street Journal, Evan Gershkovich, reveló que "se puede llegar a un acuerdo". "Ciertos términos se están discutiendo a través de canales de servicios especiales", ahondó, mientras insistía en que el reportero es un espía, algo que el Journal y el gobierno de Estados Unidos niegan con vehemencia.

Jair Bolsonaro estuvo involucrado directamente en un "plan golpista", reveló una investigación

Disparó también contra Bill Clinton, asegurando que buscó restablecer las relaciones rusas con Estados Unidos cuando asumió la presidencia en 2000, pidiéndole a Clinton un lugar en la OTAN, pero fue rechazado, luego de recibir una confirmación de palabra. "Si hubiera dicho que sí, se habría iniciado el proceso de acercamiento y, finalmente, podría haber ocurrido si hubiéramos visto algún deseo sincero por parte de nuestros socios. Pero no sucedió. Bueno, no significa no, está bien", añadió Putin. Sin embargo, rechazó la sugerencia de que el rechazo hubiera avivado las tensiones.

"No es amargura. Es sólo la declaración de un hecho. No somos novios: amargura, resentimiento, no se trata de ese tipo de asuntos en tales circunstancias. Nos dimos cuenta de que allí no éramos bienvenidos, eso es todo", reflexionó. También defendió al expresidente George W. Bush: "Sé que en Estados Unidos lo retrataron como una especie de chico de campo que no entiende mucho. Te aseguro que este no es el caso", aclaró, pero reconoció que Bush "también cometió muchos errores con respecto a Rusia".

 

Estados Unidos invita a desconfiar de Putin e insiste en su apoyo millonario a Ucrania

Este jueves, antes de que se publicara la entrevista grabada el último martes, el secretario de prensa de la Casa Blanca, John Kirby, dijo a los estadounidenses que no creyeran "nada" de lo que dijera Vladímir Putin. En una conferencia de prensa, un periodista le consultó a Kirby si creía que esta entrevista podría erosionar el apoyo que el país estaba brindando a Ucrania.

El funcionario titubeó unos segundos y respondió: "Estamos convencidos de que hay un acuerdo bipartidista en el Congreso para apoyar a Ucrania. El presidente cree que el apoyo a Ucrania es crítico, particularmente ahora mismo, mientras Rusia intenta atacar su base industrial de defensa. Es vital. Y Biden está confiado en que todo el liderazgo acuerda en el apoyo a Ucrania. Cómo pueden verse afectados o impactados por una entrevista televisiva, no podría ni adivinarlo", respondió Kirby. El periodista aclaró que se refería al pueblo norteamericano, no al presidente y el Congreso.

Milei cerró su gira por Israel: cantó, bailó y fue llevado en andas frente al Muro de los Lamentos

"El pueblo estadounidense sabe bien quién tiene la culpa aquí, y creo que sabe que no había fundamento alguno para la invasión hace dos años. Invadió un país vecino sin provocación, Ucrania no era una amenaza para nadie. El pueblo estadounidense entiende eso, el pueblo estadounidense entiende por qué lucha Ucrania. Lo único que piden es nuestra ayuda, no piden tropas sobre el terreno. No creo que el pueblo estadounidense vaya a dejarse influir por una sola entrevista. Y no importa qué se diga en esa entrevista, deben recordar que están escuchando a Vladímir Putin y que no hay valor aparente en nada de lo que tenga para decir", opinó Kirby.

Mientras tanto, un proyecto de ley de 95.340 millones de dólares que incluye ayuda a Ucrania, Israel y Taiwán avanzó el jueves en el Senado de Estados Unidos tras el bloqueo republicano de una legislación que incluía una revisión de la política de inmigración. El proyecto de "ayuda a la seguridad" incluye 61.000 millones de dólares para Ucrania en su lucha contra la invasión rusa, 14.000 millones de dólares para Israel por la guerra contra Hamás y 4.830 millones de dólares para apoyar a los socios del Indo-Pacífico, incluido Taiwán, y disuadir la agresión de China.

 

ML / ED