domingo 05 de diciembre de 2021
INTERNACIONAL EL DRAMA DE LOS GRIMALDI
24-11-2021 18:45
24-11-2021 18:45

La princesa Charlene busca ayuda fuera de Mónaco después de que "casi muere" en Sudáfrica

El príncipe Alberto II insinuó que su esposa padece problemas de salud mental y por tal motivo se retiró a un centro especializado. Sus amigos dijeron que estuvo al borde de la muerte en Sudáfrica.

La salud de la princesa Charlene de Mónaco es motivo de preocupación desde hace meses, y personas allegadas a la esposa del príncipe Alberto II aseguraron que estuvo a punto de morir cuando estaba enferma en Sudáfrica.

"No sabemos por qué el palacio le resta importancia al hecho de que ella casi muere en Sudáfrica", reveló una persona del entorno de la princesa, quien se quejó de que su esposo insinuara que tiene problemas de salud mental.

Al cabo de diez meses en Sudáfrica, donde fue sometida a varias intervenciones quirúrgicas por una grave infección de oreja, nariz y garganta, la princesa retornó al Principado de Mónaco el 8 de noviembre.

 príncipe Alberto II de Mónaco 20211124
Exnadadora de alto nivel, Charlene Lynette Wittstock, nacida en 1978 en Rodesia (actual Zimbabue), contrajo matrimonio con el príncipe Alberto II de Mónaco en 2011.

Juicio contra socia de Jeffrey Epstein amenaza con hundir al príncipe Andrés

La princesa Charlene, de 43 años, ahora está siendo tratada por "una gran fatiga" en un "centro especializado" fuera del Principado, dijo el palacio.

Días antes, Alberto II explicó a la revista estadounidense People que su esposa sabía que "descansar y seguir un verdadero tratamiento médico era lo mejor que podía hacer". "Y no en Mónaco, por cuestiones de confidencialidad", agregó.

El 16 de noviembre, el Palacio informó que Alberto II y Charlene consideraron necesario "un período de calma y reposo" para que la princesa se recupere "de un profundo estado de fatiga general" tras los "extenuantes tratamientos médicos de los últimos meses".

 príncipe Alberto II de Mónaco 20211124
Charlene pasó meses en Sudáfrica, donde fue sometida a varias intervenciones quirúrgicas por una grave infección de oreja, nariz y garganta

El príncipe Carlos cumple 73 años como el "rey" de la lucha contra el cambio climático

A los amigos de Charlene les preocupa ahora que la familia real haya subestimado la gravedad del estado de Charlene y dicen que "es injusto que se la represente como si tuviera algún tipo de problema mental o emocional".

Durante los meses que pasó bajo tratamiento médico en Sudáfrica, siendo sometida a múltiples cirugías y tras bajar considerablemente de peso, la princesa "no pudo comer alimentos sólidos en más de seis meses debido a todas las cirugías por las que ha pasado desde entonces".

Charlene, que no pudo volar de regreso a Mónaco por consejo médico y que durante ese período solo vio a sus hijo a través de videollamadas, "solo pudo ingerir líquidos a través de una pajita, por lo que perdió casi la mitad de su peso corporal".

 príncipe Alberto II de Mónaco 20211124
El 16 de noviembre, el Palacio dijo que Charlene consideró "un período de calma y reposo" para recuperarse "de un profundo estado de fatiga general" tras los "extenuantes tratamientos médicos de los últimos meses".

De villana a reina: la duquesa de Cornualles adquiere un inesperado protagonismo

Según nuestra fuente, la princesa Charlene "definitivamente no está perdiendo la cabeza ni sufre problemas graves de salud mental". La consorte "está agotada por seis meses de cirugías y una incapacidad para comer adecuadamente como resultado", dijo un amigo.

Durante su ausencia del Principado, la princesa leyó informes sobre una crisis matrimonial que incluso llegó a las páginas de medios de prestigio, como The Times.

"No hay problemas con su matrimonio, aparte de que Charlene extrañaba desesperadamente a sus hijos ya su esposo mientras estaba atrapada en Sudáfrica", dijo una persona cercana a la princesa al medio PageSix.com. "La verdad es que estaba demasiado enferma para viajar a casa, y si hubiera podido volver con la familia, habría estado allí de inmediato".

Todos los detalles de la separación de Charlene y Alberto de Mónaco
La princesa Charlene, que regresó a Mónaco a inicios de noviembre tras varios meses en Sudáfrica, está siendo tratada por "una gran fatiga" en un "centro especializado" fuera del Principado

Desprestigiar a tu presunta víctima: la estrategia del príncipe Andrés lo hunde aún más

Alberto II alegó que el estado actual de su esposa era el resultado de "varios factores que son asuntos privados". "Ella estaba claramente agotada, física y emocionalmente", agregó en sus declaraciones a People. "Estaba abrumada y no podía afrontar los deberes oficiales, la vida en general o incluso la vida familiar".

"Puedo decir que estaba sufriendo una fatiga increíble. No había dormido bien en varios días y no estaba comiendo nada bien. Ha perdido mucho peso, lo que la hace vulnerable a otras posibles dolencias. Un resfriado o una gripe o que Dios nos ayude, Covid", dijo el príncipe.

Los extensos informes sobre Charlene obligaron al príncipe a ser más sincero que nunca sobre su esposa: "Sé que hay rumores por ahí, pero déjame decir: esto no es Covid, y no está relacionado con el cáncer. Tampoco es un problema de relación personal. Y si quieres discutir otra especulación, no está relacionada con la cirugía plástica o el trabajo facial en absoluto ".

 príncipe Alberto II de Mónaco 20211124
La prensa internacional reavivó las especulaciones sobre un divorcio o separación de la pareja real, alimentadas por la prolongada ausencia de la princesa de Mónaco.

¿Una duquesa en la Casa Blanca? Meghan Markle se abre camino en la política estadounidense

Según Alberto II, buscar tratamiento "en otro lugar de Europa" era una solución que la princesa Charlene ya había decidido a su regreso a Mónaco. "Ella ya había tomado su decisión y solo queríamos que nos la confirmara frente a nosotros. Ella quería esto", apuntó el soberano.

"Ella ya sabía que lo mejor que podía hacer era ir a descansar y tener un tratamiento médico real. Y no en Mónaco. Por razones de privacidad, tendría que estar en algún lugar fuera de Mónaco", agregó. "Ella misma se dio cuenta de que necesitaba ayuda".

Exnadadora olímpica, Charlene Lynette Wittstock, nacida en 1978 en Rhodesia (actual Zimbabwe), contrajo matrimonio con Alberto II de Mónaco en 2011, pero la pareja no pudo celebrar sus diez años de matrimonio debido a la ausencia de Charlene.

Alberto II, de 63 años, es hijo del príncipe Rainiero III y de Grace Kelly, legendaria estrella de cine estadounidense fallecida en accidente de automóvil en 1982. Sus hijos, el príncipe Jacques y la princesa Gabriella -gemelos de 6 años- fueron fotografiados el viernes, durante la Fiesta Nacional de Mónaco, con carteles que decían "Te extrañamos mami" y "Te queremos mami".