23 oct 2020
INTERNACIONAL |5 años después el ataque
miércoles 2 septiembre, 2020

La revista "Charlie Hebdo" volvió a caricaturizar a Mahoma

Coincidiendo con el inicio del juicio a los sospechosos de participar en el atentado a la redacción de Charlie Hebdo, este miércoles la revista satírica francesa sale, en tapa, con las mismas caricaturas de Mahoma que provocaron la masacre.

La revista Charlie Hebdo volvió a caricaturizar a Mahoma Foto: CEDOC
miércoles 2 septiembre, 2020

 

La revista satírica francesa "Charlie Hebdo" publicará en su próxima edición las caricaturas del profeta Mahoma que desataron una ola de disturbios en los países de mayoría musulmana en 2005 y 2006, coincidiendo con el inicio  del juicio por la cadena de atentados de enero de 2015.

"Nos pidieron varias veces desde enero de 2015 producir otras caricaturas de Mahoma. Siempre nos negamos, no porque esté prohibido, la ley lo autoriza, sino porque hacía falta una buena razón para hacerlo, una razón que tenga sentido y que aporte algo al debate", explica la redacción del periódico satírico Charlie Hebdo en un artículo, en el mismo número que ya está en la calle con una tapa que vuelve a mostrar las caricaturas que provocaron el atentado del 7 de enero de 2015.

"Reproducir estas caricaturas, en esta semana de apertura del juicio de los atentados de enero de 2015, nos pareció indispensable", insistió el equipo de Charlie Hebdo, que considera que estos dibujos son "elementos de prueba" para sus lectores y para los ciudadanos en su conjunto. Riss, el director de la publicación, por su parte dijo: "El odio que nos golpeó sigue ahí y, desde 2015, ha tenido tiempo de transformarse, de cambiar de aspecto para pasar desapercibido y seguir sin ruido su cruzada implacable". 

 

El nuevo polémico número de Charlie Hebdo estuvo disponible en el sitio web de la revista antes que en los quioscos.

Las doce caricaturas de Mahoma fueron publicadas inicialmente por el periódico danés Jyllands-Posten el 30 de septiembre de 2005 y luego retomadas por Charlie Hebdo en 2006. Muestran al profeta con una bomba en la cabeza en vez de un turbante o armado con un cuchillo flanqueado por dos mujeres con velo negro.

Además de las caricaturas danesas, la portada del nuevo número de Charlie Hebdo, con el título "Y todo solo por esto", también reproduce una caricatura del profeta de Cabu, un dibujante de la revista asesinado en el atentado del 7 de enero de 2015.

La decisión de Charlie Hebdo de volver a publicar estos dibujos, justo en el momento de la apertura de este juicio histórico, suscitó numerosas reacciones.

Después de su publicación inicial en Dinamarca, las caricaturas provocaron manifestaciones violentas en varios países musulmanes y su aparición en la revista francesa fue muy criticada.

El martes, el presidente del Consejo Francés del Culto Musulmán (CFCM), Mohammed Moussaoui, pidió "ignorar" estas caricaturas y pensar en las víctimas del terrorismo. "Nada puede justificar la violencia", dijo Moussaoui, pidiendo concentrarse en el proceso. "Las caricaturas hemos aprendido a ignorarlas y pedimos mantener esta actitud en cualquier circunstancia", dijo.

El Ministerio de Relaciones Exteriores de Pakistan se expresó de manera categórica en su cuenta en Twitter mediante dos mensajes (replicados por la representación diplomática del país islámico en Francia). El primero dice, "Pakistán condena en los términos más enérgicos la decisión de la revista francesa Charlie Hebdo de volver a publicar una caricatura profundamente ofensiva del Santo Profeta Mahoma". Y agrega, "Un acto tan deliberado para ofender los sentimientos de miles de millones de musulmanes no puede justificarse como un ejercicio de la libertad de prensa o la libertad de expresión. Tales acciones socavan las aspiraciones mundiales de coexistencia pacífica, así como la armonía social e interreligiosa".  

Desde Beirut, el presidente francés, Emmanuel Macron, volvió a defender la "libertad de blasfemar" y criticar en Francia, y señaló que no es tarea suya calificar las decisiones editoriales de los periodistas. Pero matizó que "con la libertad de expresión, llega el derecho a no mantener discursos de odio", precisando que no se refería con esta apreciación a las caricaturas del Charlie Hebdo sino a las redes sociales. 

Recordemos que Macron ya dejó en claro su postura frente a estos temas de carácter religioso, que muchos ven como una grave ofensa, cuando se refirió en febrero pasado al caso de la adolescente francesa Mila, de 16 años, que terminó amenazada de muerte luego de escribir en su Instagram: “En el Corán solo hay odio, el Islam es una mierda”.

En aquella oportunidad, el primer mandatario francés sentenció que los niños deben estar mejor protegidos contra "nuevas formas de odio y acoso en línea". Y a renglón seguido, agregó “Separo este imperativo de la pregunta sobre la crítica a las religiones. La ley es clara: tenemos derecho a la blasfemia, a criticar y a caricaturizar las religiones”. "El orden republicano no es un orden moral", enfatizó, antes de cerrar con "Lo que está prohibido es la llamada al odio, el ataque a la dignidad"

La representación de los profetas está estrictamente prohibida por el islam sunita y ridiculizar o insultar al profeta Mahoma puede ser condenado con pena de muerte.

Varios miembros de la redacción de Charlie Hebdo murieron en el atentado, entre ellos los dibujantes Cabu, Charb, Honoré, Tignous y Wolinski, provocando un movimiento de apoyo, a nivel mundial, sin precedentes a favor del periódico satírico.

La última caricatura de Mahoma publicada por el medio apareció en la portada del primer número tras el atentado. En ella se veía a un Mahoma apesadumbrado con un cartel con el mensaje "Yo soy Charlie" bajo la frase "Está todo perdonado".

Una amenaza latente

El peligro terrorista sigue siendo muy alto en Francia, dijo el ministro del Interior francés, y añadió que más de 8.000 personas estaban en una lista de alerta nacional de radicalización islamista. La amenaza "sigue siendo extremadamente alta en el país", aseguró Gerald Darmanin en un discurso durante una visita al servicio de seguridad interna de Francia, la DGSI. "El riesgo de terror de origen sunita es la principal amenaza que enfrenta nuestro país", agregó, prometiendo una lucha "sin descanso". 

Darmanin hizo estas declaraciones dos días antes de que se abra el juicio de Charlie Hebdo, el semanario satírico que fue diezmado en un ataque yihadista en enero de 2015.

Catorce presuntos cómplices en este ataque, así como en la muerte de una policía y una toma de rehenes en un supermercado kósher unos días después, serán juzgados en París a partir del miércoles. 

Los autores de los atentados, los hermanos Saïd y Chérif Kouachi, murieron tras los ataques que perpetraron disparando fusiles de asalto de la línea Kaláshnikov  (AK - Avtomat Kalashnikova), un modelo 47 y un 74, pero los abogados de las víctimas y los fiscales insisten en que el juicio será un momento muy importante.

"Se trata de personas que participan en la logística, la preparación de los acontecimientos, que proporcionaron medios de financiación, material operativo, armas, una residencia", señaló el fiscal nacional antiterrorista Jean-Francois Ricard el lunes a la radio France Info.

Los atentados de enero de 2015 fueron la antesala de una ola de ataques islamistas en Francia que dejó más de 250 muertos.

HV /DS


Comentarios

RECOMENDAMOS...

Periodismo puro

© Perfil.com 2006-2018 - Todos los derechos reservados

Registro de Propiedad Intelectual: Nro. 5346433 | Edición Nº 5157

Domicilio: California 2715, C1289ABI, CABA, Argentina  | Tel: (5411) 7091-4921 | (5411) 7091-4922 | Editor responsable: María José Bonacifa | E-mail: perfilcom@perfil.com | Propietario: Editorial Perfil S.A.