Parcialmente nublado
Temperatura:
16º
Ciudad:
Buenos Aires
sábado 17 de agosto de 2019 | Suscribite
INTERNACIONAL / Nuevo premier británico
martes 23 julio, 2019

Los retos que enfrentará Boris Johnson en Reino Unido

El ex canciller ganó las internas del Partido Conservador y reemplazará a Theresa May. Quiere impulsar un Brexit sin acuerdo el próximo 31 de octubre.

Azad Zangana*

Boris Johnson en Buenos Aires Foto: Cedoc Perfil

Boris Johnson ganó las elecciones del Partido Conservador para suceder a Theresa May como primer ministro. El ex canciller y alcalde de Londres venció a Jeremy Hunt, el actual ministro de Relaciones Exteriores por un amplio margen: 66% a 34% de los votos.

Desde el principio, Boris Johnson enfrentará un partido profundamente dividido y una mayoría cada vez menor en el Parlamento. En su campaña, prometió amenazar con una salida sin acuerdo de la Unión Europea para ganar influencia en las negociaciones. Pero al hacerlo, aisló a los proeuropeos del actual gobierno, muchos de los cuales renunciarán o serán reemplazados.

El nombre más grande que dio un paso al costado es el canciller Philip Hammond, que podría encabezar una rebelión contra un Brexit sin acuerdo. En una entrevista reciente de la BBC, Hammond no sólo reveló que renunciaría en caso de una victoria de Johnson, sino que también se negó a descartar un apoyo a un voto de censura al gobierno. Es muy probable que la oposición convoque una votación de este tipo en los próximos días, ya que pretende aprovechar las divisiones en el seno del Partido Conservador.

Quién es Boris Johnson, el nuevo primer ministro 

Es también probable que el gobierno pueda sobrevivir esta vez, pero si fortalecen su postura de seguir adelante con un Brexit sin acuerdo, los opositores podrían derrotarlos.

Johnson ha dicho que intentará renegociar el Acuerdo de Retirada, especialmente sobre la cuestión irlandesa. Europa se ha mantenido firme en todos los aspectos del acuerdo de retirada, pero ha insinuado que la sección sobre la futura relación podría reabrirse.

En cualquier caso, dudamos que Johnson consiga cambios significativos en el tiempo que tiene. Tanto el Parlamento como gran parte de Europa están a punto de interrumpir las vacaciones de verano, a las que seguirá la temporada de conferencias del partido en septiembre. En realidad, el equipo de Johnson sólo dispone de unas pocas semanas para completar las negociaciones antes de la fecha límite de Brexit del 31 de octubre.

Mientras que en cierto nivel tiene sentido que Johnson utilice la amenaza de no hacer tratos como estrategia de negociación, su principal debilidad está en que los números del Parlamento no han cambiado, y no hay un apoyo a su plan.

El gobierno tiene una mayoría de sólo dos escaños con el Partido Unionista Democrático de Irlanda del Norte (DUP). Sin embargo, el DUP no apoyará ningún acuerdo que cree una divergencia en las normas y regulaciones entre Irlanda del Norte y Gran Bretaña. Está claro que no hay mayoría a favor del actual Acuerdo de Retirada, y una mayoría significativa en contra del no trato. De hecho, esperamos que los que se oponen al Brexit presenten con éxito mociones que obliguen al gobierno a buscar una prórroga en ausencia de un acuerdo aprobado por el parlamento.

Boris Johnson a Downing Street: los británicos se preparan para un premier imprevisible

Dada la escasa probabilidad de una renegociación satisfactoria, el resultado más probable antes de la fecha límite de Brexit es, por tanto, otro retraso. La promesa de Johnson de "hacer o morir" durante su campaña simplemente carece de credibilidad.

Una elección general puede eventualmente ser convocada en un intento de romper el estancamiento. Sin embargo, las recientes encuestas de opinión muestran un dramático colapso del apoyo tanto al Partido Conservador como al Partido Laborista. Los conservadores, que obtuvieron alrededor del 43% de los votos en las elecciones generales de 2017, ahora sólo alcanzarían el 24% (tomando las últimas diez encuestas de opinión publicadas). Mientras tanto, el principal partido de la oposición ha pasado del 41% al 24%.

La polarización de los puntos de vista sobre el Brexit ha llevado a una gran proporción de votantes a buscar partidos con mensajes más claros sobre este tema. El recién formado Partido del Brexit, dirigido por Nigel Farage, miembro del Parlamento Europeo y antiguo líder del Partido por la Independencia del Reino Unido (UKIP), cuenta con una intención de voto superior al 20%.

Los que rechazan el Brexit han decidido cambiar al Partido Liberal Demócrata, el único que propone permanecer en la UE. Los demócratas liberales aumentaron el apoyo de su electorado del 8% en 2017 al 18% en las últimas encuestas.

Amado y odiado, Boris Johnson se mantiene en el candelero

Dado que la votación está casi dividida en cuatro partes, el próximo gobierno probablemente tendrá que incluir al menos a otro partido importante, y puede que aún no sea suficiente para asegurar una mayoría para concretar el Brexit.

Aunque el Brexit continuará dividiendo las aguas, la expansión fiscal permitirá al nuevo Primer Ministro ganar un apoyo más amplio. Después de años de austeridad, es casi seguro que Johnson cumplirá su promesa de campaña de flexibilizar la política fiscal.

El gasto público como proporción del PBI se encuentra en su nivel más bajo desde el año fiscal 2003/04. Mientras tanto, los ingresos fiscales se encuentran en su nivel más alto desde 1985/86. Es probable que se produzcan recortes fiscales y un cierto aumento del gasto, pero ambos requerirán tiempo para tener un impacto significativo en la economía.

*Economista y Estrategia Senior de Schroders.


Comentarios

Lo más visto

RECOMENDAMOS...

Periodismo puro

© Perfil.com 2006-2018 - Todos los derechos reservados

Registro de Propiedad Intelectual: Nro. 5346433 | Edición Nº 4724

Domicilio: California 2715, C1289ABI, CABA, Argentina  | Tel: (5411) 7091-4921 | (5411) 7091-4922 | Editor responsable: Ursula Ures | E-mail: perfilcom@perfil.com | Propietario: Diario Perfil S.A.

Positive SSL Wildcard