INTERNACIONAL
DOS AÑOS DE GUERRA EN UCRANIA

Zelenski dijo que 30.000 soldados ucranianos murieron en la guerra y no 300.000, como dice Putin

El presidente ucraniano facilitó los primeros datos de soldados muertos en combate desde que comenzó la ofensiva de las tropas del Kremlin. Además, manifestó su deseo de celebrar varias conferencias de paz, a las que no descarta invitar a Rusia.

El presidente ucraniano, Volodímir Zelenski
El presidente ucraniano, Volodímir Zelenski | Reperfilar

El presidente ucraniano, Volodimir Zelenski, este domingo reveló que 31.000 militares murieron en combate en los dos primeros años de guerra con Rusia, una cifra muy baja en comparación con la que manejan diversas organizaciones internacionales.

"Ni 300.000, ni 150.000 como dicen Putin y su círculo de mentirosos”, declaró. Además, señaló que la victoria de Ucrania sobre Rusia "depende" del apoyo de Occidente y dijo estar "seguro" de que Estados Unidos aprobará el paquete de ayuda militar actualmente bloqueado.

Cabe resaltar que las estimaciones de Estados Unidos filtradas el año pasado elevaban a 70.000 el número de soldados ucranianos muertos, más del doble de la cifra aportada por Zelenski.

Ucrania aumentó los ataques fronterizos contra Rusia

"31.000 soldados ucranianos han muerto en esta guerra” dijo el mandatario ucraniano en una rueda de prensa en Kiev, celebrada este domingo con motivo del segundo aniversario de la invasión, ofreciendo así el primer balance oficial de las pérdidas militares de Ucrania.

Allí explicó que el número no incluye a militares heridos ni desaparecidos y rechazó las estimaciones que sitúan el número de fallecidos en 300.000. En su intervención, el presidente ucraniano no quiso dar el número de soldados ucranianos heridos “para no ayudar a Rusia a conocer el número de ucranianos” que han ido al frente.

 

A la espera de armas occidentales

Zelenski, en la misma rueda de prensa, afirmó que la victoria de su país sobre Rusia “depende” del apoyo de Occidente. “Que Ucrania pierda, que sea muy difícil para nosotros y que haya un gran número de bajas depende de ustedes, de nuestros socios, del mundo occidental”, subrayó. “Si somos fuertes, con armas, no perderemos esta guerra”, sostuvo.

En ese sentido, Zelenski se mostró optimista sobre la aprobación de un nuevo paquete de ayuda estadounidense de 60.000 millones de dólares, actualmente bloqueado en el Congreso en Washington por los representantes republicanos. “Estoy seguro de que -la votación en el Congreso estadounidense- será positiva”, añadió.

Un eurófilo, triatleta y amigo de la OTAN, elegido presidente de Finlandia en plena tensión con Rusia

Este bloqueo se produce en medio de crecientes temores de que las elecciones estadounidenses de noviembre y la postura de Donald Trump sobre la intervención en el extranjero puedan hacer o deshacer a Ucrania.

Pero Zelensky también apuntó a la UE, afirmando que Ucrania ha recibido sólo el 30 por ciento del millón de proyectiles de artillería prometidos por Bruselas.

El ministro de Defensa de la exrepública soviética lamentó por su parte que la mitad de las armas occidentales prometidas fueron entregadas con retraso. "Una promesa no constituye una entrega", criticó Rustem Umerov, y agregó que "un 50% de los compromisos no se cumplen a tiempo".

Los retrasos, según Umerov, colocan a Ucrania en una mayor desventaja en la guerra contra Rusia ya que implica "pérdidas humanas y de territorio".

 

Negociación imposible

Zelensky también ofreció su visión sobre unas eventuales conversaciones de paz con Moscú que posibilitaran una salida negociada a la guerra, una vía que se exploró sin éxito hace más de un año y medio en Estambul. “¿Es posible hablar con una persona sorda? ¿Es posible hablar con una persona que mata a sus oponentes?”, se preguntó Zelenski.

El líder ucraniano insistió en su Fórmula de Paz, un documento que exige, entre otras cosas, la retirada de las tropas rusas de todo el territorio ucraniano, como único marco de negociación posible. 

“Le ofreceremos una forma (a Putin) de aceptar que ha perdido la guerra, y que fue un gran error”, dijo Zelenski, que espera celebrar esta primavera en Suiza una cumbre internacional para que el mayor número posible de países dé su apoyo a su Fórmula de Paz. Una vez recabado el apoyo de estos países, explicó que el documento se le presentará a Putin como se hizo con el acuerdo del grano auspiciado por Turquía y Naciones Unidas.

 

Información filtrada

El presidente de Ucrania también afirmó que la muy esperada contraofensiva de Ucrania durante el verano boreal de 2023 se vio estancada por filtraciones de inteligencia. Es por eso que indicó que para evitarlas en el futuro, sus jefes militares estaban elaborando varios planes de estrategia para este año.

Asimismo, Zelensky aseguró que los retrasos en la entrega de armas contribuyeron al fracaso de su contraofensiva, durante la cual el ejército ucraniano agotó sus recursos pero no consiguió liberar las regiones ocupadas por Rusia.

La Corte de La Haya admite juzgar la invasión a Ucrania

Las fuerzas de Kiev enfrentan actualmente una situación extremadamente difícil en el frente y tras cuatro meses de encarnizados combates se vio obligado a retirarse de la ciudad de Avdiivka, en el este del país.

Por su parte, los soldados de Moscú presionan cada vez más en los frentes sur y este, aunque sin lograr grandes avances. Aunque, el mandatario uncraniano predijo que los rusos probablemente intentarán otra ofensiva a gran escala en Ucrania tan pronto como en mayo.

 

Datos millonarios de la ONU 

La Organización de las Naciones Unidas (ONU) señaló que más de 14 millones de personas en Ucrania han abandonado sus hogares desde el inicio de la invasión el 24 de febrero de 2022, de los que casi 6,5 millones viven fuera del país como refugiados.

Por otra parte, la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), dependiente de la ONU, señaló que unos 4,5 millones de personas volvieron a sus casas, pero que 3,7 millones siguen como desplazadas internas dentro de Ucrania.

Juegos Olímpicos de Invierno: la mayoría de los líderes que asisten son de países no democráticos

La organización señaló que quienes volvieron a sus casas también se enfrentan a múltiples desafíos como "la inseguridad, la pérdida de sus medios de vida o casas y infraestructuras dañadas", dijo Soda Federico, director del programa de respuesta humanitaria y recuperación. "Tenemos que centrarnos en la recuperación económica", defendió.

Durante los primeros dos años de conflicto, la organización recibió 957 millones de dólares en donaciones. "Sin embargo, a medida que la guerra entra en una fase prolongada, las necesidades continúan creciendo y superan los recursos disponibles", agregó la OIM.

"La destrucción está extendida. La pérdida de vidas y el sufrimiento continúan", dijo la directora general de la OIM, Amy Pope, en un comunicado. En paralelo, el responsable de derechos humanos de Naciones Unidas, Volker Turk, en un comunicado arremetió contra el "horrible coste humano" causado por la invasión rusa sobre Ucrania, "que está a punto de entrar en su tercer año sin visos de terminar".

La ONU estima que necesita 4.200 millones de dólares este 2024 para suministrar la ayuda necesaria en Ucrania y entre sus refugiados, pero teme que no alcance este objetivo ante la emergencia de la guerra de Gaza que copa ahora la atención mundial. 

 

Sin cifras oficiales hasta el momento 

Las cifras oficiales de los civiles que murieron desde el inicio de la invasión rusa, son inexactas. La principal razón es la imposibilidad de acceder a los territorios ucranianos ocupados por Rusia.

En junio de 2023, las autoridades ucranianas contabilizaron 10.368 civiles muertos. Pero "creemos que son alrededor de 50.000" víctimas, precisó en ese entonces Oleg Gavrych, consejero del jefe de gabinete del presidente Volodimir Zelenski.

Naciones Unidas contabilizó por su parte 10.000 civiles muertos, aunque también cree que el balance es "considerablemente superior".

Sólo en Mariúpol, la gran ciudad portuaria del sur del país, el asedio ruso dejó al menos 25.000 muertos, según las autoridades rusas, que se refieren al momento en que las tropas de Moscú lograron ocupar la urbe, entre febrero y mayo de 2022.

Aún no se han difundido cifras de las víctimas en las otras ciudades ocupadas por Rusia. Del lado ruso de la frontera, sin embargo, un recuento de un portal de noticias locales, contabilizó al menos 145 muertos.

En cuanto a los soldados, tanto de un lado como del otro, los Estado Mayores no comunican sobre sus bajas militares, por lo que es necesario referirse a estimaciones de terceros.

El sitio ruso Mediazona y el servicio en ruso de BBC indicaron que identificaron a alrededor de 45.000 soldados rusos muertos desde el inicio de la invasión de Ucrania.

En agosto, el diario New York Times citó a oficiales estadounidenses, que del lado ucraniano, evaluaron las pérdidas militares en 70.000 y el número de heridos de entre 100.000 y 120.000.

Del lado ruso, registraron 120.000 muertos y entre 170.000 y 180.000 heridos.

El 29 de enero, el ministro de Defensa británico, James Heappey, consideró en una respuesta parlamentaria que las pérdidas rusas se elevaban a 350.000 muertos y heridos.

A su vez, el ejército ucraniano calculó haber matado o herido a cerca de 405.000 soldados rusos en dos años.

El ministro ruso de Defensa, Serguéi Shoigu, afirmó a su vez en diciembre que 383.000 soldados ucranianos habían sido heridos o asesinados desde el inicio de la invasión.

 

“Paz justa y duradera”

Asimismo, el papa Francisco se refirió el domingo al "martirizado pueblo ucraniano" y pidió encontrar una solución diplomática para una "paz justa y duradera".

Ucrania sigue siendo blanco de bombardeos rusos diarios. En la madrugada de este domingo, un ataque dejó un herido en Kostiantynivka, en el este, y daño a varios edificios, según la policía.

En Nikopol, en el sur del país, un dron ruso lanzó explosivos contra un vehículo y mató a un hombre de 57 años, según el gobernador de la región de Dnipropetrovsk, Serguéi Lyssak.