MODO FONTEVECCHIA
PANORAMA DESALENTADOR

Carlos Del Frade: "En Rosario es más fácil encontrar un arma que un trabajo"

El periodista y escritor describió la situación de violencia que se vive en la ciudad santafesina desde su surgimiento. "Los Monos manejaban las calles, casas y, a veces, hasta los cuerpos de la gente de los barrios", relató en Modo Fontevecchia

Carlos Del Frade
Carlos Del Frade | Telam

El diputado provincial de Santa Fe, Carlos Del Frade, aseguró que "hay que recuperar el gobierno democrático de los barrios" porque de lo contrario gobernarán "bandas narcopoliciales". Sus propuestas para solucionar el glagelo de la corrupción policial y el narcotráfico, en Modo Fontevecchia, por Net TV y Radio Perfil (FM 101.9).

Lo llamamos para que nos ayude a entender la escala de violencia que se vive en Santa Fe. Omar Perotti decidió echar a Rubén Rimoldi, el tercer ministro de Seguridad de su gestión. ¿Cuál es la situación allí? 

Esto evidencia la fragilidad de la política para construir seguridad democrática. Sacando al tercer ministro de Seguridad del gobierno de Perotti, se evidencia la falta de un diagnóstico certero sobre la cuestión que estamos atravesando.

A nuestro entender, el gran problema es que ya los barrios no están controlados por la política democrática, sino por bandas que siempre fueron narcopoliciales. El que maneja los negocios en la calle es la policía, pero cuando hay nichos de corrupción, no se trata de un Estado ausente, sino presente, pero de forma corrupta.

Este es el principal problema en los barrios del Gran Rosario, especialmente desde el 2006 y 2007 en adelante. Digo estas fechas con precisión porque en el año 2014, cuando se lleva a cabo el primer juicio contra la Banda de los Monos, el juez Juan Manuel Vienna, en su resolución del 2014, estableció que en el 2007 los Monos constituyeron un gobierno de facto sobre los barrios La Granada, Las Flores y San Lorenzo.

Allí se dejaba de lado la democracia. Los Monos manejaban las calles, casas y, a veces, hasta los cuerpos de la gente de esos los barrios.

Ese problema que se generó y multiplicó en el tiempo tiene hoy la característica de que se suman dos negocios fuertes, como son el narcotráfico y la enorme cantidad de armas que están llegando. En Rosario es más fácil encontrar un arma que un trabajo.

Violencia en Rosario: el presidente de la Corte de Santa Fe dijo que "se perdió el control del territorio"

Si no se cambian las formas políticas para actuar, el problema será mayor. Esto significa que el Poder Ejecutivo solo no puede construir seguridad democrática si no se involucra la gente que está dentro de ese mismo poder, porque esto es lo que fracasó en 40 años de democracia.

"El uso de la fuerza militar en estos casos no es para nada bueno" 

Las comisarías vinculadas con hechos de corrupción relacionadas a sociedades ilegales con estas bandas deben ser intervenidas civilmente en apoyo a las organizaciones de los barrios. Cualquier otra salida nos lleva a la participación del ejército, como propone Patricia Bullrich, como en México, Colombia y Brasil, donde puede llegar a haber miles de muertos, enorme costo humano, y en forma paralela, el crecimiento del narcotráfico.

¿Considera que la utilización no policial, sino militar termina siendo contraproducente?

Si, totalmente contraproducente.

Cuando México decidió la instalación del Ejército no solamente se corrompió este, sino que se convirtió en el principal cartel del mundo. Causó que el gran cartel que había ideado Miguel Félix Gallardo, que fue el que unió a todos los clanes mexicanos del narcotráfico, superasen a los colombianos, porque el Ejército trabajaba junto a ellos. Se corrompió y dejó un saldo de 300 mil víctimas civiles.

En Colombia ya van 800 mil víctimas. El escándalo de los Ejércitos metidos a combatir el narcotráfico tiene dos caras: por un lado, la corrupción, y por el otro, un alto número de víctimas.

La solución al problema para Del Frade

¿Cuál sería la solución?

Propongo cinco puntos. Primero, un acuerdo político de verdad para que los ejecutivos y legislativos con todas las fuerzas políticas con representación se hagan responsable con lo que pasa con políticas públicas de seguridad, porque el problema está en que los que hoy es funcional a la política de los grandes partidos es que los muertos de hoy sirven para ganar las elecciones de mañana para la oposición de hoy. Es así de perverso, pero así de concreto.

Segundo, hay que eliminar los nichos de corrupción de las fuerzas de seguridad nacionales y provinciales.

Tercero, hay que tratar de empezar a obturar la facilidad con la que se lava dinero.

Cuarto, una responsabilidad del Gobierno Nacional para controlar gente que sale por los puertos y fundamentalmente el tráfico de armas.

Quinto, inversión de Estado en los barrios más castigados, en rubros como trabajo, educación, cultura, alegría y deporte.

Hay que recuperar el gobierno democrático en los barrios, sino gobernarán estos gobiernos de facto de estas bandas narcopoliciales.

BL FM