MODO FONTEVECCHIA
Impuestos

Impuesto a los autos de lujo: el Gobierno modificó el tributo, ¿desde qué monto se pagará por los 0 KM?

Se destraban las ventas suspendidas tras el decreto publicado en el Boletín Oficial que dispuso modificaciones en el tributo.

Impuesto a los autos de lujo
Impuesto a los autos de lujo | Télam

Finalmente se conocen novedades respecto al conocido impuesto a los autos y motos de lujo que mantenían en suspenso las ventas por falta de listas de precios. El Gobierno anunció modificaciones y subió la base mínima imponible del tributo con impacto directo en las escalas de valores. La noticia, que había sido anticipada en muchas oportunidades, era esperada desde varios sectores, principalmente desde los concesionarios que tenían sus operaciones en stand by ante la falta de valores de referencia. La luz comienza a verse en el camino tras un nuevo decreto.

La medida fue oficializada mediante el Decreto DNU 84/2024 publicado en el Boletín Oficial. "La presente medida permite atender la situación económica de los sectores de que se trata e intenta adecuar las condiciones de mercado al nuevo esquema de costos de producción involucrados y los precios relativos de la economía, evitando posibles consecuencias en términos de caída de la producción y del empleo", establece el decreto en uno de sus considerandos. Las modificaciones anunciadas entraron en vigencia este jueves y lo estarán hasta el 31 de diciembre de 2024. 

Ventas frenadas

Producto de la demorada oficialización de la medida, las ventas estaban literalmente congeladas y en compás de espera, hasta tanto se definiera de modo formal la situación del impuesto interno para los autos de lujo. Plantas paralizadas, incertidumbre de precios y ventas frenadas fueron un combo complicado en el escenario de un enero enrarecido. 

Esto no le gusta a los autoritarios
El ejercicio del periodismo profesional y crítico es un pilar fundamental de la democracia. Por eso molesta a quienes creen ser los dueños de la verdad.
Hoy más que nunca Suscribite

Las terminales no daban información a la espera de conocerse la nueva escala para el popularmente conocido “impuesto al lujo”, pero la expectativa por una posible eliminación de la primera escala y la falta de confirmación oficial tornó un panorama por demás complejo. Las únicas unidades exentas de esta indefinición fueron los utilitarios, ya que no tributan el gravamen por ser vehículos de trabajo.

Modificaciones en el impuesto a los autos de lujo: a partir de qué monto se debe pagar

El tributarista Sebastián Domínguez además remarcó que “Hasta el día de ayer, los autos que valieran de $10 millones para arriba, ya tributaban la primera escala de este impuesto”. Pero tras la devaluación de diciembre, ningún auto 0km quedó por debajo de los $11 millones, por lo que el tributo al lujo alcanzaba casi a todos los autos incluidos los de gama baja. Esto frenó las operaciones.

Nuevos valores

El decreto publicado dispone que comenzaran a pagar el tributo los autos con un valor entre $ 19.826.151 y $ 36.602.126 de precio de salida de fábrica, que deberán abonar un 20% sobre el total. En tanto que para el caso de los autos que superen la cifra de $ 36.602.126 (cerca de $43 millones valor al público) quedó establecido que deberán tributar el 35%. El valor de piso de $19.826.151 equivale a cerca de $28.000.000 valor al público ya que al monto informado debe adicionarse el 21% de IVA y cerca del 14% por comisión del concesionario. Esto implica que el decreto presidencial duplicó la base mínima imponible del impuesto a vehículos de lujo.

Es relevante dejar en claro entonces, que los porcentuales no se aplican sobre el precio final, sino sobre el precio de salida de fábrica. Esto implica que deberán sumarse otros tributos hasta integrar el valor final que el público consumidor, clientes del concesionario de autos, pagarán al momento de comprar una unidad 0 km. De modo que, en el caso de un vehículo 0km valuado en $ 38 millones, por aplicación del tributo al lujo del 35% aumentará hasta un valor de $ 51.300.000, a lo que se suma el pago del IVA, la comisión de la concesionaria y demás gastos. 

Pasando en claro: el impuesto al lujo prevé solo dos escalas: una que grava en un 20% a los autos con precio de fábrica desde $ 19.826.151 y $ 36.602.126. La segunda escala grava en un 35% a los que autos superen el valor de $36.602.126. Domínguez señaló que “la alícuota del 20% en realidad representa una alícuota efectiva del 25% y la del 35% equivale a un 53,85%”.

¿A partir de qué valor los autos pagan el Impuesto al Lujo?

¿Qué pasa con las motos?

En el caso de las motos de lujo también se modificaron las escalas por incidencia del impuesto. En consecuencia, los motovehículos con un precio final por debajo de los $ 6 millones, no tributaran el impuesto. Sin embargo, las motos cuyo valor supere ese importe y hasta un monto de $ 8,5 millones, pagarán el 20% por el impuesto. Si superan los $8,5 millones, deberán tributar el 35% en concepto de impuesto interno.

¿Tributan yates y aeronaves?

Cabe mencionar, que el decreto no establece nada en concreto respecto de los yates, las aeronaves y otras embarcaciones de lujo, por lo que se infiere que sigue vigente el monto establecido previamente, durante la gestión del ex presidente Alberto Fernández. Por consiguiente, las embarcaciones continuarán con una base mínima de $ 11.020.613,12. Una vez superado dicho monto, deberán tributar por impuesto interno el 20%.

A su vez, se destaca que la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP), establecerá un esquema de actualización trimestral, aplicable desde abril de 2024 (inclusive), siempre teniendo en cuenta la variación del Índice de Precios Internos al por Mayor (IPIM), correspondiente a cada rubro en particular, informado por el Instituto Nacional de Estadística y Censos de la República Argentina (INDEC).

Monotributo: cómo quedan las escalas si se aprueba el proyecto de ley

Asimismo debe mencionarse que con los nuevos esquemas de valor y tras definirse los nuevos parámetros, no se eliminó la primera escala como se esperaba, sino que se elevó su valor, duplicando la base imponible. De modo que muchos más modelos quedarán por fuera del tributo, lo que se traduce en más oxígeno para los compradores que se reflejará en las listas de precios. Desde el sector de las terminales aseguran que “estas novedades están en línea con lo esperado, sirven para acomodar el mercado”.

Será momento de dar marcha adelante al reinicio de las operaciones de venta, aunque aún deban resolver algunas dificultades para la importación de insumos y dar solución a las deudas con los proveedores.

BL FM