lunes 30 de enero de 2023
MODO FONTEVECCHIA FENÓMENO DE LA SOCIEDAD

José Garriga Zucal: "En el resto del mundo se consideran espectadores, mientras que el hincha argentino se cree un actor central"

El antropólogo social teorizó al respecto de las formas exacerbadas de las celebraciones argentinas en las calles. "Cada cultura modera y modela la forma que tenemos de hinchar", analizó.

21-12-2022 12:28

José Garriga Zucal, investigador del CONICET, afirmó que la construcción de una identidad nacional reforzó la idea del festejo por la obtención del Mundial. "Los argentinos que festejaron ayer lo hicieron legítimamente, más allá de que podía ser ilegal", señaló en Modo Fontevecchia, por Net TV y Radio Perfil (FM 101.9).

¿Qué significa antropológicamente que se junten cinco millones de personas a festejar en una ciudad donde viven tres millones?

Muchas cosas. Lo más interesante se relaciona con la alegría popular. El Mundial y el desempeño de la Selección llevan a eso. Estas alegrías interpelan, incluso, a los que no le gusta el fútbol, gracias a la construcción de una identidad nacional. 

Y el segundo punto tiene que ver con la representación que tenemos los argentinos como hinchas. Somos espectadores muy apasionados y es un fenómeno global. Eso nos "incita" a mostrar ese fervor en cualquier cancha, ni que hablar si se está festejando un título del mundo

Argentina y la movilización popular más grande de la historia con los campeones del mundo

¿Pero puede responder a una necesidad kinésica la ferviente forma de festejar grupalmente?¿Hay una tendencia a trepar a distintos elementos, por ejemplo? ¿Se puede explicar socialmente este fenómeno?

Nuestra autopercepción de hinchas nos diferencia del resto de los espectadores del mundo. En el resto del mundo se consideran espectadores, mientras que el hincha argentino se cree un actor central.

Es por esto que los hacen hacer cosas que otros no harían, como subirse a un semáforo o viajar en el techo de un tren. Además de que, obviamente, esa muestra de pasión le permite a la persona liberar un montón de sensaciones. Hay formas legítimas socialmente aunque nos parezcan irracionales. Y eso, individualmente, da placer.

¿Pero esa necesidad no es, acaso, universal?

Cada cultura modera y modela la forma que tenemos de hinchar.  Ahora se habla de los desbordes de ayer y las comparaciones, pero cuando Francia salió campeón el Mundial pasado hubo muertos y disturbios.

Alberto Fernández se quedó sin foto con la Copa, pero aliviado por un 20 de diciembre "distinto"

Hay algo que tiene que ver con cómo se piensa el fútbol mundialmente y después cada cultura modela esa lógica, en términos de cómo se presentan cada una de las identidades nacionales. 

¿Qué le parece el hecho de que la Selección no haya querido ir a la Casa Rosada a sacarse la foto clásica con el Presidente?

Esa parte se puede leer políticamente. Tiene más que ver con las tensiones de hace tiempo entre el Chiqui Tapia y gente del Gobierno. Arrastra años del Gobierno queriéndose meter en la AFA abruptamente. 

Los argentinos que festejaron ayer lo hicieron legítimamente, más allá de que podía ser ilegal. La cultura no inhibe, sino que se los permite culturalmente, aunque la ley diga que está mal. Está dentro de la muestra de una pasión exacerbada. 

AO JL