miércoles 01 de febrero de 2023
MODO FONTEVECCHIA EXPRESIÓN MASIVA

Argentina y la movilización popular más grande de la historia con los campeones del mundo

Millones de argentinos se movilizaron por toda la Ciudad de Buenos Aires y parte del conurbano bonaerense para recibir a la Selección Argentina en lo que se considera como la movilización deportiva más importante de la historia.

Los campeones del mundo arribaron al país y cinco millones de personas invadieron las calles para festejar dándole lugar a un hecho histórico. 

Luego de atravesar un partido que tuvo todas las posibles emociones, alegría, confianza, sentirse campeón, dudar, sufrir y nuevamente atarse a la ilusión en el final, generó que los festejos por la obtención de la tercera Copa del Mundo fueran absolutamente alocados. Fue un encuentro que se hizo eterno, donde en un principio parecía que Argentina se lo llevaba de manera cómoda con el 2-0 a su favor.

Luego por momentos que tiene el fútbol y por méritos del rival, Francia lo empató y estiró la historia al tiempo extra. En esos otros treinta minutos, que fueron eternos, Argentina empujó para llegar al 3-2 y la gente se ató nuevamente a la ilusión de que seríamos campeones del mundo nuevamente después de tanto tiempo. Pero ese grito de desahogo tuvo que esperar un poco más todavía. Kylian Mbappé, el autor de los tres goles franceses selló el empate 3-3 para llevar la definición a los penales. 

Cuándo sale a la venta la camiseta de la selección argentina con el parche y las tres estrellas

Agigantando su figura, Emiliano “Dibu” Martínez tuvo otra impecable actuación en la tanda de penales atajando uno de los remates franceses y generando la distracción suficiente en otro para que el ejecutante lo tire desviado. Luego cada uno de los remates argentinos infló la red para desatar la locura de todos los presentes en el Estadio Lusail y para cada uno de los argentinos en cada rincón del país. Desde que Gonzalo Montiel pateó ese último penal, las calles de Argentina se vieron inundadas de hinchas con una sonrisa imborrable en sus rostros. 

Ese primer festejo, el del 18 de diciembre fue en soledad de los hinchas, claro está. Aguardaban por que lleguen los jugadores, campeones del mundo, para poder festejar junto con ellos y demostrarles todo el cariño y muestra de agradecimiento por semejante logro obtenido.

Lejos de aquella marea de argentinos en las calles del 20 de diciembre de 2001, el 20 de diciembre de 2022 quedará en la historia, pero de una manera que genera orgullo. Ese día quedará en el recuerdo de todos al decir que fue el momento en el que el pueblo argentino que inundó las calles pudo festejar junto con Lionel Messi y todo el plantel argentino el hecho de ser nada menos que campeones del mundo. 

La Scaloneta volvió y tuvo a Argentina a sus pies: las 50 mejores fotos de un día glorioso

Cinco millones de almas recorrieron cada rincón, cada plaza y cada calle de la ciudad. Claro el plantel arribó el predio de la AFA en Ezeiza para luego comenzar su recorrida por distintos puntos de Buenos Aires. Con el feriado nacional otorgado por el Gobierno de la Ciudad, esto impulsó a que todavía más gente se una a la fiesta de recibir a los campeones.

Tal fue el caudal de gente que el recorrido del plantel no pudo ser completado y fueron trasladados en helicóptero para regresar al predio de Ezeiza para luego cada uno de los jugadores partir a sus respectivas ciudades y hogares para festejar con su gente. Ahora bien, con cinco millones de argentinos en esta marea histórica se rompe un récord absoluto en un movimiento popular en las calles de Buenos Aires.

Los otros dos momentos de este calibre fueron hechos políticos: el 17 de octubre del 45, la vuelta de la democracia en 1983 con la asunción como presidente de Raúl Alfonsín. El regreso definitivo de Perón al país, el 20 de junio de 1973, quizá fue, hasta este martes, la movilización popular de mayor impacto: unos 2 millones de personas bloqueando los puentes de Ezeiza y ese final trágico que marcó los tiempos.

De todos modos, además de la diferencia en cantidad de gente, esta reunión de hinchas, de argentinos, de personas con una alegría inmensa en sus corazones no tenía ningún tinte político ni ideológico. Este festejo siguió al pie de la letra el slogan que implanto la AFA desde un principio la participación de Argentina en la Copa del Mundo con el #TodosJuntos. Así se vivió el festejo en las calles, un país unido por la gloria y la alegría de ser campeones del mundo. 

BL PAR