sábado 03 de diciembre de 2022
MODO FONTEVECCHIA LUCHA CONTRA LA INFLACIÓN

Juan Carlos Schmid: "Frente a la inflación, la negociación colectiva es impotente"

El Secretario Adjunto de la Confederación Argentina de Trabajadores del Transporte (CATT) analizó el proceso inflacionario que atraviesa el país y si las paritarias son suficientes. "Cada vez que aparece un nuevo programa económico, aparece una villa miseria más", expresó. El paralelismo con el Rodrigazo y el rol actual del peronismo.

06-10-2022 09:55

Juan Carlos Schmid, titular de la Federación Marítima, Portuaria y de la Industria Naval (Fempinramanifestó que "el peronismo está en deuda moral y profunda con el pobrerío en este país". Además,en dialogo con Modo Fontevecchia, por Net TV y Radio Perfil (FM 101.9), sugirió que "cada vez que aparece una villa de emergencia la bauticemos con el nombre del funcionario que la originó".

¿Se puede comparar lo que está pasando con las paritarias y la inflación con aquello que sucedió previo al Rodrigazo? ¿Cuándo la inflación pasa a un determinado nivel, la paritaria le pueda ganar?

La historia demuestra que frente a la inflación, la negociación colectiva es impotente, cuando se termina de negociar el porcentaje lo pierden inmediatamente en las góndolas. En el Rodrigazo se empezaron a disparar los porcentajes, concluyendo en un desfase económico gigantesco. La puja distributiva allí se refleja en el tira y afloje de las convenciones colectivas, pero lo que tiene que ordenar el esquema económico es la política, que hoy está ausente. 

Previo al Rodrigazo, lo que estaba en puja era la distribución, en aquel momento nosotros estábamos cercanos al 50% de la distribución de la renta nacional, y ahora estamos muy lejos de eso

Moyano padre, cuando se va Lavagna y había una inflación creciente, sostenía que un poco de inflación venía bien. ¿Pero eso no puede terminar siendo contraproducente, una especie de remedio de corto plazo? ¿Se puede hacer una comparación con aquel 1975?

Hay que tener en cuenta todo el contexto: el precio del salario es un componente más de todas las variables económicas. Alrededor de eso hay otras cuestiones que la política no termina de encauzar, se busca una mínima estabilidad.

Cachanosky: “La crisis que viene se combina con la del Rodrigazo y la del Plan Primavera”

Nosotros venimos transitando la economía de la deuda, desde 1976 hacía acá siempre recurrimos al endeudamiento para poder cerrar sus cuentas fiscales y eso nos provocó un fenomenal aplazo. Y esto es culpa de la política, no de un partido político. Por eso nosotros votamos a nuestros representantes para no repetir los mismos errores y que encuentren una salida.

El problema de la Argentina es que se enamora de las herramientas, como con la convertibilidad o el programa económico de los primeros años del kirchnerismo, pero no tenemos la suficiente capacidad de adaptarnos frente a los cambios del escenario mundial.

¿La CGT debería pedir un plan de estabilización para que se acabe con la inflación y los salarios no pierdan? Es insustentable una economía con 100% de inflación, nadie gana con ese escenario...

Y genera una profunda inestabilidad, un cimbronazo, mucha pobreza. El otro día leí que cada vez que aparece un nuevo programa económico, aparece una villa miseria más. Lo que digo es que seria interesante que cada vez que aparece un conglomerado de pobreza lo bauticemos con el nombre del funcionario que lo causó.

El rol del sindicalismo y la deuda del peronismo

¿El exceso de narcisismo de algunos líderes sindicales termina siendo contraproducente, por ejemplo Moyano queriendo pedir una paritaria superior a la de neumáticos para demostrar su fuerza? 

Cada líder sindical tiene que tener su personalidad y su ambición para poder movilizar su espíritu de lucha, pero todos sabemos como terminó la historia de Narciso. Todo tiene que ser medido, uno no actúa dentro de un tubo de ensayo, sino dentro de la sociedad, la economía y las empresas.

El narcisismo desmedido en nuestro país le está haciendo muy mal al comportamiento de las relaciones, y hay mucho de eso en varios campos, no sólo el sindical. Algunas cuestiones parecen un desfile de pavos reales.

"Bajá la moneda y lo cagamos a tiros", escándalo por una presunta escucha entre un dirigente de Moyano y un sicario

Me gustaría que cerrara este nota de la manera que prefiera y dirigiéndose a quien crea que más lo necesita.

Teniendo en cuenta que estamos cerca del 17 de octubre, vale decir que aquello fue un gran quiebre y en donde irrumpimos en el escenario de la historia nacional. Y hoy estamos lejos de representar a todos los trabajadores: el peronismo está en deuda moral y profunda con el pobrerío en este país.

Porque ha tenido gestión durante mucho tiempo y es hora de empezar a reparar esa herida en el alma de nuestro pueblo. No es un festejo, es una conmemoración para recordar que de allí venimos y es allí donde tiene que estar nuestro punto de referencia y de partida.

AO PAR