martes 27 de septiembre de 2022
MODO FONTEVECCHIA DISCUSIONES EN LA OPOSICIÓN

Juan Manuel López: "Sergio Massa no puede ser tratado de bolivariano ni chavista"

El presidente del bloque de diputados de la Coalición Cívica habló en Modo Fontevecchia y reconoció que "las reflexiones de Carrió tienen que ver con el nuevo rol del ministro de Economía". Además, se refirió a las internas de Juntos por el Cambio. Mirá la entrevista completa.

16-08-2022 12:25

El abogado y diputado nacional, Juan Manuel López, dialogó en Modo Fontevecchia, por Net TV y Radio Perfil (FM 101.9), y destacó que en el discurso de Mauricio Macri "hay consideraciones muy similares" a las que hizo Elisa Carrió. A su vez, enfatizó que "Sergio Massa no puede ser tratado de bolivariano ni chavista", aunque aseguró que "uno no le cree en otros aspectos".

Se conoció el chat entre Gerardo Morales y Elisa Carrió, donde el gobernador de Jujuy acusó a la líder de la Coalición Cívica de ser la Cristina Kirchner de Juntos por el Cambio. ¿Qué le produjo?

Me enoja porque Carrió no tiene nada que ver con Cristina. Creo que ellos aclararon esta discusión, que parte de una conversación privada y que, lamentablemente, trascendió. Tengo entendido que después conversaron y que esas cosas se habían dicho en el enojo que puede tener alguien previo a malinterpretar lo que Carrió había dicho de Morales. No era nada nuevo ni estaba cargando las tintas contra él. Sólo estaba hablando de quiénes tenían amistad política con Sergio Massa, sin hacer de esto una acusación.

Horacio Rodríguez Larreta: "Yo no creo que Macri esté detrás de los dichos de Elisa Carrió"

Lo escuché justificar los dichos de Carrió, señalando que lo mismo estaba en el libro de Mauricio Macri, en el que hacía crítica a parte de las mismas personas. ¿Por qué cree que tuvo otra repercusión lo que dijo Lilita? ¿Puede tener que ver con que Sergio Massa sea el nuevo ministro de Economía?

Las reflexiones de Carrió tienen que ver con el nuevo rol del ministro de Economía, que ahora es central, y antes no lo tenía con la misma relevancia. También se relaciona con la astucia que puede tener para complicar a Juntos por el Cambio por su propia inteligencia y porque tiene vínculos previos.

Algunos no tienen nada de malo, en principio, pero otros sí. A nosotros no nos gustaron y los vimos, principalmente, en la provincia de Buenos Aires. La otra razón es que estamos en un año previo a la elección y nosotros queremos dar algunas discusiones sobre cómo tiene que ser Juntos por el Cambio, sin querer que nadie salga del espacio. Pero queremos que sea el mismo núcleo republicano, no peronista. Eso está en discusión desde el 2015.

Juntos por el Cambio tiene que tener un núcleo, liderar y, después, convencer a algunos peronistas para que nos acompañen. Pero no tienen que ser ellos la centralidad. Con respecto a lo de Macri, hay consideraciones muy similares sobre este tema, que tiene que ver con la identidad de Cambiemos y él lo comparte en su libro. Tal vez no le gustan los modos de Carrió, pero son los que usó toda su vida.

Lilita Carrió

Entrevistamos a Jorge Asís y él planteaba que para Juntos por el Cambio era mucho más fácil tener un oficialismo que fuera parecido a Venezuela. Y que le resulta más complejo cuando hay un peronismo como el de Sergio Massa o el de Carlos Menem, que tiene una mirada más occidental, capitalista y está en contra del modelo venezolano. ¿Hay algo de eso en la preocupación de Carrió?

Coincido con ese análisis. Es un problema que podemos superar si somos inteligentes. Sergio Massa no puede ser tratado de bolivariano ni chavista. Al mismo tiempo, es una persona a la que uno no le cree en otros aspectos de su gestión, como puede ser el vínculo con ciertos empresarios o su relación con la Justicia bonaerense.

Tiene otras dificultades Massa, que no son las que bien describe Jorge Asís. Es cierto que hay que repensar el vínculo y que eso puede ser más dificultoso para superarlo o ponerle límites. Puedo coincidir con Sergio Massa en condenar el régimen de Nicolás Maduro, pero tengo otra cantidad de diferencias, que son las que no le gusta hablar a la política, en general.

Tiene que ver con el negocio, el acuerdo para los cargos y ahí siempre tuvimos una distancia enorme. Decidimos dar esas discusiones desde adentro desde hace ocho años para construir esa alternativa republicana. Queremos seguir dando esas batallas, con aciertos y errores. Nadie nos perdonaría que no demos esas peleas porque perderíamos nuestra razón de ser en Juntos por el Cambio.

JL PAR