domingo 03 de julio de 2022
MODO FONTEVECCHIA DÍA DE LA RESISTENCIA CARCELARIA

Leandro Halperín: "Son más los presos que quieren estudiar que la oferta educativa del Estado"

El legislador de la Ciudad de Buenos Aires habló en Modo Fontevecchia y cuestionó que no existan herramientas para fomentar la educación en las cárceles. Por qué los presos "cuando vuelven a quedar libres cometen delitos". Mirá la entrevista completa.

16-06-2022 10:50

El dirigente político y especialista en temas penitenciarios, Leandro Halperín, dialogó con Jorge Fontevecchia en Modo Fontevecchia por Net TV y Radio Perfil (FM 101.9), en el marco del día de la resistencia carcelaria. Destacó la importancia de reinsertar a la gente que está presa a través de la educación. Además criticó la falta de oportunidades del Estado explicó que debería ser un cambio constitucional.

¿Qué reflexión se puede hacer en el Día de la Resistencia Carcelaria?

Es atípico que se conmemore esta fecha en los medios y tiene mucho que ver con el fracaso de la pena privativa. La sociedad espera que las personas que estén en prisión, además de cumplir con la sentencia por haber cometido un delito, utilicen ese tiempo tras los muros para motivarse y favorecer su reinserción en el mundo libre. Sin embargo, sabemos que el resultado no es ese.

La mayoría de las personas cuando vuelven a quedar libres cometen delitos y más graves. La educación es una de las pocas herramientas que podemos utilizar en este contexto para motivarlos de la mejor forma posible. Es el Estado el actor principal que conspira contra eso. Por eso es una fecha de resistencia en favor de la educación.

“La prisión es una máquina de quitar” apunta el autor de un libro que narra la crudeza de la vida en las cárceles

¿Sería excesivo plantear que sea obligatorio el estudio en las cárceles?

El problema que tenemos el impedimento que la norma establece. La educación es un derecho y, mientras nuestra Constitución no establezca que pueda ser obligatorio, lo que el Estado debe hacer es motivar a la gente a favor de la educación. Debiera ser a nivel constitucional porque no alcanza con la modificación de un ley para forzar esto. La pena se establece como única obligación y se pierde la libertad, que no es poco. Es la sanción más grave que podemos aplicar a una persona. Pero sí se pueden generar más herramientas, porque son más los presos que quieren estudiar que la oferta educativa del Estado.

JL PAR