miércoles 30 de noviembre de 2022
MODO FONTEVECCHIA HITO HISTÓRICO

Nació Damián, habitante número 8.000 millones del planeta

Nació en Republica Dominicana sin ningún tipo de complicación y, de esta manera, elevó la cifra poblacional mundialmente. Las claves demográficas que lo posibilitaron.

16-11-2022 08:13

Damián llegó al mundo durante la noche de este martes y se convirtió en el habitante número 8.000 millones del planeta. Nació en la maternidad Nuestra Señora de la Altagracia de Santo Domingo, República Dominicana.

El doctor Michael Trinidad asistió a la madre, de 35 años. En el parto no hubo ninguna complicación y el bebé pesó 2,77 kilos. El nacimiento de Damián marca un hito en materia de crecimiento demográfico al llevar a la población mundial a esta cifra.

La población en números

La expone el Fondo de Población de la ONU (UNFPA) con el lema “8 mil millones más fuertes”. La población mundial alcanzó los 7.000 millones de habitantes en 2011 y, aunque el ritmo de crecimiento demográfico mundial viene disminuyendo desde 1970, se estima que la población llegue a un máximo de 10.400 millones en 2100.

La tasa de fecundidad, que varía de país en país, está siendo menor, pero la esperanza de vida sigue aumentando mientras la migración internacional da forma al cambio demográfico. La población mundial envejece con rapidez y las mujeres viven más que los hombres. Por otro lado, las tasas de natalidad varían de país en país.

En República Dominicana, donde nació Damián, la población estimada en 2020 era de 10,8 millones de personas, según la Oficina Nacional de Estadísticas. El 82,5% vive en áreas urbanas.

La Tierra llega a los 8.000 millones de personas, pero la población crece cada vez menos

El país experimenta un proceso de envejecimiento constante, pero su tasa general de fecundidad es de 2,3 por cada mujer. Corresponde al promedio de la región. Las altas tasas de embarazos de adolescentes duplican el promedio mundial, lo que supone un gran desafío.

La UNFPA destaca que para desarrollar la resiliencia demográfica en el mundo se debe invertir en mejores infraestructuras, educación y atención sanitaria, así como garantizar el acceso a la salud y los derechos sexuales y reproductivos.

La meta sería eliminar de manera sistemática las barreras basadas en género, raza, discapacidad, orientación sexual y situación migratoria, ya que impiden que las personas accedan a los servicios y las oportunidades que necesitan para prosperar.

AO PAR