jueves 08 de diciembre de 2022
MODO FONTEVECCHIA UN MANTO DE PAZ

Paños fríos en la reunión entre Biden y Xi

Después de algunas amenazas, China y Estados Unidos bajaron las tensiones y dejaron atrás un posible enfrentamiento nuclear, además de una nueva Guerra Fría.

15-11-2022 08:03

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, se opuso a las acciones coercitivas y cada vez más agresivas de China hacia Taiwán. Su par chino, Xi Jinping, coincidió con él en que es totalmente inaceptable la amenaza o el uso de armas nucleares a raíz de la guerra entre Rusia y Ucrania. Ambos rechazaron una nueva Guerra Fría.

Estos son los retazos de la primera reunión cara a cara de casi tres horas entre los líderes de las mayores potencias mundiales en Bali, que compiten por la influencia global, un día antes del comienzo de la cumbre del G20, de la cual participa Argentina.

En medio de las crecientes tensiones económicas y de seguridad, mientras ambos países gestionan el conflicto bilateral, Biden procuró echar paños fríos sobre la disputa por Taiwán, atizada después de la visita de la presidenta de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, Nancy Pelosi, y respondida por maniobras militares de China.

Biden Conducción: demócratas salvan el control del Senado, cerrando el duro golpe a Trump y su "ola roja"

Que apoye la política de una sola China, como ocurre con Hong Kong, no significa romper las relaciones informales de Estados Unidos con la isla.

Biden aseguró después del encuentro con Xi que no hay ningún intento inminente de invasión china Taiwán, pero Xi, según su gobierno, insistió en que la isla permanece en el centro de sus intereses fundamentales. También afirmó que ambos gobiernos confían en trazar la senda para encauzar sus relaciones.

Representantes de la Casa Blanca procuraron minimizar cualquier idea de conflicto entre los dos países y destacaron pueden trabajar al unísono en desafíos compartidos como el cambio climático y la seguridad.

Desde Bali: las gestiones de Alberto y Massa con Xi Jinping y Georgieva en el G-20

Las relaciones entre Estados Unidos y China se han ido tensando durante sucesivos gobiernos norteamericanos por sus diferencias en economía, comercio, derechos humanos y seguridad.

Según el Ministerio chino de Exteriores, Xi le avisó a Biden que Taiwán, cuya soberanía reclama, es la primera línea roja que no se debe cruzar y aseguró que espera que Estados Unidos haga honor a su promesa de no apoyar una eventual independencia de la isla.

Biden le aseguró a Xi que no pretende un cambio unilateral en el statu quo. A cambio de reconocer el principio de una sola China, Estados Unidos firmó el Acta de Relaciones de Taiwán de 1979, que compromete al país en la defensa de Taiwán, aunque no deja claro si intervendría en caso de ataque chino en una política conocida como ambigüedad estratégica.

BL PAR