miércoles 17 de agosto de 2022
MODO FONTEVECCHIA ECONOMÍA POPULAR

Patricia Cubria, la mujer que le disputa la hegemonía política a Fernando Espinoza

La diputada por la Provincia de Buenos Aires por el Frente de Todos y pareja de Emilio Pérsico, un reconocido albertista, habló sobre su militancia en La Matanza y el peso que tienen los planes sociales. “No falta trabajo en la Argentina, sino derechos”, expresó. Mirá la entrevista completa.

27-06-2022 12:44

En móvil con Modo Fontevecchia (Radio Perfil FM 101.9 y Net TV) desde Villa Puerta de Hierro, en La Matanza, Patricia Cubria, diputada de la Provincia de Buenos Aires por el Frente de Todos y pareja del albertista Emilio Pérsico, habló sobre su militancia en el Movimiento Evita y manifestó su desacuerdo con los dichos de la vicepresidenta: “El error más grave que comete es que achica la dimensión de la economía popular a la política de Potenciar Trabajo”, dijo. 

¿Cuál es el trabajo que ustedes realizan junto a los militantes?

Nuestras compañeras son mujeres, quienes conducen el proceso de construcción de comunidad, de trabajo territorial que es integral. Empieza desde lo alimentario, el cuidado de las niñeces, la atención en situaciones de violencia y obras públicas, de infraestructuras sociales, en donde se hace la conexión de agua a familias que lo requieren. Esto se ve en la calidad de vida para que los vecinos puedan acceder al agua. No quisiéramos hacer otro trabajo, esto nos hace muy feliz.

¿Cuántas mujeres hay trabajando aquí?

Cecilia (Miembro de la cuadrilla del Movimiento Evita: Tenemos un grupo formado por 30 compañeros de los cuales 10 son mujeres. Hacemos intervenciones de agua y red cloacal a los vecinos que no cuentan con el servicio. 

Florencia Fossatti (FF): Acerca de las declaraciones de la vicepresidenta sobre la idea de que los planes sociales debían ser controlados por el gobierno y no ser tercerizados, ¿que pensás sobre eso?

Me parece que Cristina se equivocó. Manejan muy mala información y tal vez desconocen la realidad del trabajo de los movimientos populares que hace años construimos comunidad. Hay administración de planes sociales por parte de los municipios y creemos que eso es fraude laboral porque hacen tareas municipales. Eso debería hacerse bajo convenio colectivo de municipales o tener un convenio con cooperativas que presten este servicio. Eso no ocurre.

Nosotros administramos muchísimo mejor el programa y el error más grave que comete es que achica la dimensión de la economía popular a la política de Potenciar Trabajo, que es ínfima. Hoy existen 11 millones de trabajadores de la economía popular que hoy existen en la Argentina y la escala de Potenciar Trabajo es de 1.300.000. Produce mucho más la economía popular organizada y no organizada. Muchos trabajan de manera individual, no están dentro de un movimiento.

Emilio Pérsico apuntó a Cristina Kirchner por "desgastar a un Gobierno que ella creó"

Naciste y te criaste en La Rioja. ¿Cómo hiciste para ser, con tan solo 25 años, diputada?

Empecé desde joven, en la secundaria con la militancia política. A los 25 años era una vieja militante. Estuve en la gestión de Gerardo Amieiro y de Felipe Solá. También acompañé a Emilio Pérsico en la gestión de Solá, en donde tuve mucha experiencia para solucionar problemas y por eso nos eligieron como cuadros importantes para representar a la sección. Los compañeros valoran el trabajo que hicimos y por eso nos piden ocupar estos espacios de poder. Saben que yo no tengo ninguna ambición de poder personal y siempre compartí mi cuota de poder con los demás.

¿Dónde y cuándo conociste a Emilio?

Lo conocí a fines de los ´90 aproximadamente. Él era ya un dirigente importante. Nosotros éramos una agrupación de zona norte. Yo tenía 18 años en ese momento. Lo conocí como dirigente y nos acercamos después en la gestión de Felipe Solá donde surgió ese amor muy profundo. Somos pareja hace 16 años. Recién a los 6 años tuvimos a nuestro hijo.

"No hay más altas de planes": crece la tensión entre el gobierno y las organizaciones sociales"

Hace minutos, entrevistamos al hermano de Darío Santillán por los 20 años del asesinato de Kosteki y Santillán. Leo tiene casi 40 años y trabajaba en una cooperativa del sistema Potenciar Trabaja y nunca había tenido un trabajo con un empleador.  ¿Qué pensás de esta problemática?

Es parte de la realidad económica argentina. No es un crimen que haya millones de trabajadores que tienen un salario y se organizan a partir de su fuerza de trabajo, sin un patrón. El capitalismo industrial pudo construir la producción de bienes casi sin trabajadores, con la tecnología, produciendo siete veces más. Esos trabajadores fueron creando su propio salario y especializándose, tomando experiencia.

Hay muchos sectores que van a seguir produciendo alimentos, obras, o bienes. Nosotros tenemos muchos sectores que eligen trabajar cooperativamente. Estamos dentro de la escala productiva nacional aunque no en la dimensión que soñamos para volver a tener soberanía económica y trabajo digno. No falta trabajo en la Argentina, sino derechos. Hay que generar instituciones que reconozcan este trabajo y adopten pisos institucionales de derechos.

CB PAR