MODO FONTEVECCHIA
NÚMEROS EN ROJO

Reabren los mercados tras un feriado adverso

Los bonos argentinos cayeron cerca del 3% y eso volvió a dejar al riesgo país en alza. Los puntos críticos para el plan de Sergio Massa y las posibles soluciones del ministro de Economía.

Reabren los mercados tras un feriado adverso
Reabren los mercados tras un feriado adverso | Télam

Luego del fin de semana largo y su correspondiente inactividad a nivel local, los mercados reinician hoy su actividad arrancando desde un paso atrás. A raíz de la tensión política global alrededor de la situación en Ucrania, todos los indicadores de Wall Street fueron hacia abajo, con fuertes pérdidas inclusive en el Nasdaq, el índice de las tecnológicas. Y los activos argentinos no pudieron escapar de la tormenta. Así lo informó el periodista Fernando Meaños en Modo Fontevecchia, por Net TV y Radio Perfil (FM 101.9).

Los bonos argentinos cayeron cerca del 3% y eso volvió a dejar al riesgo país en alza, cerca de la línea de los 2.200 puntos. Y este punto es crítico para los planes del ministerio de Economía. Sergio Massa negocia por estos días con un grupo de bancos internacionales un "préstamo REPO" por 1.000 millones de dólares.

¿Sergio Massa puede frenar la bomba?

Esto no le gusta a los autoritarios
El ejercicio del periodismo profesional y crítico es un pilar fundamental de la democracia. Por eso molesta a quienes creen ser los dueños de la verdad.
Hoy más que nunca Suscribite

Ese préstamo requiere que la Argentina ponga como garantía sus títulos públicos y, con precios tan en baja, la operación se vuelve inviable. El ministerio de Economía necesita cerrar ese trato con los bancos para fortalecer las reservas del Banco Central y, con ello, cumplir con las metas del Fondo Monetario Internacional.

Por otra parte, la caída del precio de los bonos argentinos exhibe la falta de efectividad que, hasta el presente, tuvo una de las medidas oficiales recientes: la recompra de títulos públicos. Con la caída de ayer, la cotización de los bonos se ubicó claramente por debajo de los precios que tenían al momento de anunciar la recompra. El efecto que se esperaba, naturalmente, era el contrario.

JL