6th de March de 2021
OPINIóN Análisis
11-02-2021 10:49

Ser más sano: el nuevo lujo de la postpandemia

La nueva realidad nos lleva a reflexionar sobre la manera en la que enfrentamos situaciones complejas desde lo individual y como sociedad.

Dra. Ana Laura Colaiacovo*
11-02-2021 10:49

Ya avanzado el mes de febrero de un año que a la mirada de todos los argentinos se inicia con el debate sobre el cumplimiento presencial o virtual de calendarios académicos, fijación de paritarias y dosis de vacunación, pocos son los que se atreven a informarnos en cómo volver a atravesar nuevamente tiempos de incertidumbre y a la luz de las noticias, de rebeldía frente a las normas.

Plataformas que ayudan a medir resultados, app de recetas y citas médicas, clases y cursos online que abarcan desde musculación y fitness, técnicas de reciclado de materiales y residuos domésticos, hasta la iniciación en el trading sobre cryptomedas, han inundado y asombrado por primera vez la rutina de varios.

Qué y cómo será la pospandemia

Palabras como zoom, teletrabajo, meet, classroom, Tik-Tok y tantas otras, se adueñaron por completo de las preciadas horas de nuestra agenda. Las casas se volvieron más tecnológicas y adaptadas al trabajo diario y el hogar cambió de ubicación: hoy se puede vivir fuera de una gran ciudad, trabajar igual y generar mismo valor.

Aumento de casos de desórdenes alimentarios, insomnio, adicciones, sedentarismo, denuncias por violencia de género, agresividad, pánico y licencias laborales por ataques de angustia, depresión y trastornos de ansiedad marcaron, por otro lado, un tiempo donde los actos privados de muchos poco a poco se iban desdibujando.

Comenzó la pospandemia

Congelamiento de precios de alquileres, I.F.E, prohibiciones de despidos, cierre de comercios, regímenes de permisos de circulación de todo tipo, obligaban sin horario hasta a los más rezagados a asesorar y proteger a una masa de emprendimientos que se iban apagando, al mismo tiempo que el comercio en línea crecía desmesuradamente.

En el campo del Derecho, y más específicamente los que nos aventuramos hace años en el ejercicio independiente del Derecho Privado, descubríamos semanal y paulatinamente el “miedo a la muerte” y un interés creciente sobre el “ orden de papeles” y los cuidados; es decir, confección de directivas anticipadas, iniciación de sucesiones y divorcios, particiones de herencias, disolución de sociedades, testamentos, donaciones y regímenes de actos de autoprotección de una persona; al mismo tiempo que el manejo de datos personales se volvía más complicado: estafas bancarias y ciberdelitos se apoderaban de las pantallas de televisión.

Las pantallas, ¿progenitoras de cretinos digitales?

Hace pocas semanas culminamos el 2020 con pañuelos celestes y verdes en el Congreso por la disputa por la sanción de la Ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo (IVE); y aunque sorprende, también este año nos volvemos a separar los argentinos en la polémica sobre la vuelta o no de las clases presenciales en las diferentes jurisdicciones. Sin embargo, un único acontecimiento produjo la unidad de todas y todos: ese silencio y asombro que se apoderó de nosotros y de las calles porteñas la hora posterior de la muerte del más polémico ídolo del deporte argentino de todos los tiempos, Diego Maradona.

La educación nunca regresará igual. Las escuelas y Universidades se transforman en un esquema híbrido para siempre. Hace pocos días, The Economist publicaba que "… El mundo está viendo este año como un nuevo inicio: la gente replanteará sus metas personales, de trabajo, de salud, de dinero y espirituales” Varios interrogantes nos desafían a la luz de todo lo vivido. Los fundamentales: ¿Seremos más conscientes de nuestras debilidades? ¿Nos permitiremos la vulnerabilidad sin violar las normas impuestas por el Estado?¿Nos atreveremos a repensar y reevaluar los mecanismos de contención para autoridades, docentes y alumnos de todos los niveles de nuestro sector educativo? O estaremos destinados a la adivinanza largos meses…como nos lo adelantaban nuestros queridos Auténticos Decadentes años atrás en una de sus canciones más conocidas “… Y es que a cada nuevo intento/Ya ni yo me creo el cuento/De que vaya algo a cambiar /Y a así me entrego al baile sin pensar…”.


 

* Dra. Ana Laura Colaiacovo. Abogada (UBA) y Profesora en Cs Jurídicas (USAL) Coordinadora Académica de la Carrera de Abogacía en la Facultad de Ciencias Jurídicas y Políticas de la Universidad de Ciencias Empresariales y Sociales (UCES).

 

 

 

 

En esta Nota