sábado 28 de mayo de 2022
OPINIóN Política
04-04-2022 17:04

América Latina: en la búsqueda del centro perdido

Las últimas elecciones en América Latina dan cuenta de una polarización extrema que pone en entredicho la débil institucionalidad democrática de la región.

04-04-2022 17:04

Las últimas elecciones en América Latina dan cuenta de una polarización extrema que pone en entredicho la débil institucionalidad democrática de la región.

Los recientes casos de Perú y Colombia así lo confirman, el caso de Brasil empieza a tomar forma dado su inminente ingreso a la etapa de campaña electoral. El Perú viene de una crisis tras otra, con la figura de “vacancia” en el centro del conflicto. La figura de Pedro Castillo fue efectiva para alcanzar el poder, pero muestra limitaciones muy marcadas a la hora de cumplir con la otra cara de la política: la de gobernar. El centro en este país parece licuado y las alternativas más competitivas son las que llevan al Perú a una dinámica de crisis basada en el no reconocimiento entre los actores políticos que compiten y que, en definitiva, terminan imponiendo la lógica en donde el que gana se lleva todo y el que pierde no se lleva nada.

América Latina frente a la crisis alimentaria mundial 

En Colombia todo indica que va a un escenario parecido. Si bien las elecciones legislativas del pasado 13 de marzo dieron lugar a un futuro Congreso muy plural y diverso, los candidatos presidenciales que compiten de cara a la elección de mayo no abandonan sus posiciones más duras. Es el caso de Gustavo Petro, por ejemplo, uno de los ganadores de las consultas partidarias (una suerte de primarias) que se hicieron el mismo día de la elección legislativa. Para enfrentar a esta alternativa toma fuerza la candidatura de Fico Gutiérrez, quien ahora tiene el desafío de reunir al centro político. Sin embargo, este objetivo es amenazado por una derecha dura, que ya sin candidato, ha decidido apoyar su candidatura.

Todo indica que la polarización se apoderará también de Brasil. Jair Bolsonaro va por la relección sin ningún gesto de acercamiento al centro y a la moderación. La candidatura del ex presidente Lula exacerba este perfil en el actual presidente y Lula parece intentar hacer un extraño equilibrio entre buscar hacia el interior del país una posición más moderada mientras que a nivel regional adopta posiciones desconcertantes como por ejemplo la de no condenar el giro dictatorial de Daniel Ortega en Nicaragua.

Cuando pasamos de la competencia electoral al ejercicio del poder las cosas no van mejor. El caso de Bukele en El Salvador o AMLO en México así lo confirman. Esta es la amenaza concreta que podrían presentar el caso de Colombia, por ejemplo.

Los efectos en América Latina

El futuro de Chile es una incógnita. Está aún en disputa. Si bien el flamante presidente Gabriel Boric se presenta con un tono moderado y progresista, opera en el país una Convención Constituyente radicalizada que intenta sumar al gobierno en esta dudosa empresa de consagrar una nueva Constitución sin la aceptación de sectores políticos muy relevantes. En este sentido podemos traer el ejemplo de Raúl Alfonsín, quien consideraba que la nueva Constitución que se discutía en 1994 debía contar con la aprobación de todo el cuerpo, sin ningún tipo exclusión. Y así fue.

Argentina se encuentra en una campaña electoral permanente. La crisis de la coalición que gobierna se ha tornado desesperante. El gobierno está paralizado en un contexto caracterizado por la devaluación de la moneda y por lo tanto del poder adquisitivo de los salarios. Desde la oposición debemos trazar un nuevo mapa de ruta para las argentinas y argentinos que quieren una evolución real. Siguiendo el caso de América Latina no podemos repetir errores. En lo que respecta a la competencia electoral todo parece más simple y claro dado que las encuestas marcan una clara tendencia de la ciudadanía por el cambio y la alternancia, es por ello que el foco tiene que ser el programa, las acciones que habrá que tomar en el futuro gobierno para reorientar al país y en este sentido es la articulación de consensos basados en criterios de gestión lo que permitirá terminar con esta dura crisis que atravesamos.

Los péndulos de América Latina

Continuar con la lógica de la polarización personalizada nos limita, nos impide alcanzar los objetivos deseados por la sociedad. Esto no significa resignar nada, por el contrario. Tener claro a donde vamos y qué medidas se deberán tomar nos permiten poner todo en su lugar. Las argentinas y los argentinos tienen claro que agendas hay sobre la mesa. Saben que la utilizada en estos dos años de gobierno kirchnerista ha mostrado todas sus limitaciones. Es hora de involucrar a mas personas en la transformación que exige una abrumadora mayoría y que aún esperan. Ganar, gobernar y transformar. De esto se trata.

 

* Hernán Rossi. Jefe de Gabinete en el Ministerio de Desarrollo Económico y Productivo, CABA. Presidente de la Fundación Lebenshon. Convencional Nacional UCR.