jueves 05 de agosto de 2021
OPINIóN Sueño Chino
09-07-2021 12:54

El realismo discursivo de China

Análisis del discurso del presidente XI Jinping por los 100 años del Partido Comunista Chino, desde una perspectiva retórica.

09-07-2021 12:54

El primero de julio pasado se cumplieron cien años del Partido Comunista Chino y para conmemorarlo el gobierno de ese país colocó antes los ojos del mundo el poderío de la nueva potencia.

Quizás los detalles del discurso de Xi Jinping no fueron analizados en su totalidad y vale la pena desglosarlos desde lo que se denomina la presidencia retórica: la capacidad de los presidentes de construir poder político desde la enunciación discursiva, como lo han estudiado números autores.

Una obsecuencia indiferente con millones de víctimas

En esta oportunidad, el presidente revisó el pasado de China en sus 5000 años de historia viva, pero se concentró en el tiempo posterior a la Guerra del Opio de 1840, que redujo al país a “una sociedad semi-colonial y semi-feudal” y el país tuvo que “soportar una intensa humillación”.  

Esto comienza a revertirse luego de la Revolución Rusa en 1917 cuando el marxismo-leninismo se integra con el “movimiento de los trabajadores chinos” orientado al término más pronunciado en el discurso: el rejuvenecimiento nacional para una “nueva era”.  Este rejuvenecimiento se ha convertido en una “inevitabilidad histórica” sustentadas en las tradiciones milenarias y en el legado revolucionario.

Chinese President Xi Jinping Attends A Press Conference
El presidente se comprometió a promover la paz y una política exterior independiente

¿Cómo generará China este rejuvenecimiento nacional de proyección global? En el plano interno, esto se logrará manteniendo el “liderazgo firme” del Partido que a través de la unión del pueblo chino lo conducirá a una incesante mejora de la calidad de vida.

Asimismo,  el partido continuará adaptando los principios del Marxismo al “contexto chino” para desarrollar un socialismo con “características chinas”, sustentado en la ciencia y la tecnología y promoviendo la harmonía entre la humanidad y la naturaleza. Pero esto lo hará acelerando el proceso de modernización “de la defensa nacional y las fuerzas armadas” que lograrán la gran unidad del pueblo.

En el plano internacional – y como proyección de lo anterior-  el rejuvenecimiento de China se concentrará en promover la construcción de una “comunidad humana con un futuro compartido” en torno a los valores de la paz, la concordia y la armonía.  Estos valores se remontan a su historia milenaria alejada de “tendencias agresivas o hegemónicas”  que ahora se concentrarán en salvaguardad la paz mundial, contribuir al desarrollo global y preservar el orden internacional.

Xi Jinping se comprometió además a promover la paz, la cooperación, el beneficio mutuo, una política exterior independiente y un desarrollo pacífico. Por cierto esto se hará a través “del desarrollo de la Iniciativa de la Ruta y de la Seda”  para proveer al mundo de “nuevas oportunidades”.

El Partido continuará trabajando para promover la paz a través de los valores compartidos del desarrollo, la justicia y la democracia en el mundo, dijo

Para estas propuestas, continúa Xi Jinping, “el Partido” continuará trabajando para promover la paz a través de los valores compartidos del desarrollo, la justicia y la democracia en el mundo, “oponiéndose a la hegemonía y a la política de poder”. Todo esto se hará para cumplir el “Sueño Chino” del tan mencionado rejuvenecimiento nacional del país.

Y para que no queden dudas sobre el destino del mundo, el presidente saluda al finalizar su discurso al “glorioso partido y al glorioso pueblo chino”.

Como hemos mencionado en nuestra reflexión anterior, sólo hay dos preguntas sustantivas para la ciencia política y las Relaciones Internacionales en el futuro del mundo – y sus respuestas se encuentran en parte en este discurso fundacional de la nueva estructuración mundial- : ¿el sistema político interno será alcanzado por las reformas y la modernización en su lógica histórica y teórica? Y ¿el sistema político internacional será impregnado de las características del régimen interno?

China propone al mundo un nuevo liderazgo de armonía de las partes como sostienen sus académicos y sus líderes políticos. Quizás en esta oportunidad, la humanidad encuentre una dialéctica en donde esta síntesis de equilibrio y de paz no sea la contradicción entre el lenguaje y  su expresión material: la realidad.