lunes 08 de agosto de 2022
OPINIóN único camino

Ministro de Economía

25-06-2022 23:55

Martín Guzmán está solo en su casa. Una mariposa entra y se posa en su brazo. El la agarra sin problemas. Debe ser una mariposa vieja, piensa. Es un galerón, dice. Está sin camisa y descalzo. Solo tiene puesto un jean. Con un encendedor, le prende fuego a las alas de la mariposa. Ahora sí voy a poder controlar la inflación. Martín Guzmán se ríe a carcajadas cuando piensa en el salario básico universal que muchos referentes de la izquierda piden. ¿Cómo será tener el poder de decisión que va a terminar influyendo en la vida de tanta gente? Martín Guzmán pone los ojos en blanco, se lima las uñas y piensa en escribirle un poema de amor a Cristina. Vuelve a reír a carcajadas.

Estuvo diseñando con su equipo una política económica reformulada, que tiene por objeto reestructurar metas presupuestarias e incluir medidas contra la inflación y a favor del cuidado de unas reservas alicaídas del Banco Central. Un paquete que incluye suba de tasas de interés a préstamos, a las cuotas del Ahora 12, un nuevo Presupuesto con recálculo inflacionario, el inicio de la segmentación de los subsidios a las tarifas de energía y la articulación entre los ministerios de Economía y Desarrollo Productivo para monitorear el correcto otorgamiento de dólares para importaciones directas.

Guzmán no fuma, pero colecciona encendedores. A la mariposa que atrapó le quemó las alas con un Ronson dorado. Ahora, está pensando en darse un baño de inmersión. La Argentina puede esperar que yo me dé un baño de inmersión, piensa.

Se sumerge en el agua caliente y piensa en cómo podrá llevar a cabo el plan para cobrar el impuesto a la renta extraordinaria. Si lo logro, voy a poder dejar de tomar la medicación antidepresiva que me saca el deseo sexual, piensa.

FMI y guerra

“El Frente De Todos ya se rompió en las elecciones de medio término, perdiendo más de cuatro millones de electores que en el año 2019 lo acompañaron y mayoritariamente optaron por el ausentismo y voto a alternativas menores como muestra de insatisfacción del rumbo económico, en particular la situación de restricción de ingresos”. Lee eso en la pantalla y, esta vez, no se ríe.

«Pareciera ser que el diseño de política económica actual y más allá de los “on / off”, no acierta a alterar en nada el patrón distributivo, donde impacta una tasa de inflación superior al 60% anual y va consolidando un modelo de bajo desempleo, salarios deprimidos y niveles de pobreza superiores al 40%, siempre amparado bajo el manto de “es el único camino posible” desconociendo entre muchas, aquella máxima de Max Weber: “Es completamente cierto, y así lo prueba la Historia, que en este mundo no se consigue nunca lo posible si no se intenta lo imposible una y otra vez” (Max Weber, en “La política como vocación”)». La verdad es que no me hace nada de gracia lo que estoy leyendo, dice en voz alta. Y mira la mariposa con las alas quemadas.

Se levanta de la silla y va al baño. Abre la canilla del agua caliente, espera que la temperatura sea la adecuada y le pone el tapón a la bañadera redonda. Piensa en Belliboni y en las manadas que acampan en la 9 de Julio. Tampoco eso lo hace reír. Me parece que no me voy a reír nunca más. Es más, vuelve a hablar y nadie lo escucha, voy a hacer ayuno para solidarizarme con los que no comen.

Una vez que está sumergido en las tibias aguas de la bañadera redonda, busca sus juguetes. Un pato y un hombre araña que le regaló Stiglitz.

“Esto explica según CIFRA que la reactivación económica del año 2021 haya sido empujada por la inversión y, en menor medida, las exportaciones, mientras que el peso del consumo privado se desplomó a un nivel más bajo que el de la gran crisis de 2002 (61,8%).

Esa tendencia parece continuar este año. El índice de salarios que publica el INDEC mostró que las remuneraciones de los trabajadores perdieron contra la inflación en el primer trimestre del año 2022, ya que subieron 14,9% frente a precios que aumentaron 16,1% en el mismo período”. Recuerda, porque si hay algo que le funciona demasiado bien es la memoria, también estas palabras que leyó y sumerge el muñequito del hombre araña como si estuviera vivo, como si quisiera que se ahogue.

Cuando sale del baño, pone Netflix. Mira Better call Saul. Le gusta el personaje de Mike. Pero está distraído.

* Escritor y poeta argentino.