POLICIA
DESAPARECIDO EN 2019

La ONU y el Equipo Argentino de Antropología Forense se sumaron a la búsqueda del policía Arshak Karhanyan

"No es descabellado pensar que Arshak pueda estar muerto y su cadáver sin identificar", explicó el abogado Mariano Przbylski, quien detalló que la investigación está "en una virtual parálisis".

Arshak Karhanyan
Arshak Karhanyan fue visto por última vez el 24 de febrero de 2019 | Cedoc Perfil

El Equipo Argentino de Antropología Forense (EAAF) y la Comisión sobre Desaparición de Personas de la ONU se sumaron a la búsqueda de Arshak Karhanyan, el policía de la Ciudad de Buenos Aires de cuya desaparición se cumplieron cinco años el último sábado.

El nuevo juez de la causa, Martín Yadarola, hizo lugar a un pedido para que el EAAF se incorpore a la investigación, a partir de una iniciativa de la querella. El abogado Mariano Przbylski le pidió al magistrado que remitiera oficios a los juzgados penales y fiscalías de la Capital Federal y de la provincia de Buenos Aires para que informen si tienen causas con víctimas fallecidas no identificadas desde el 24 de febrero de 2019, cuando Karhanyan fue visto por última vez.

El resultado de la medida fue decenas de casos con víctimas NN, cuyos cuerpos no fueron reclamados y permanecen sin identificar en distintas morgues. Con ese dato, la querella postuló la intervención del EAAF para cotejar muestras genéticas de los NN con el patrón de ADN conservado del policía desaparecido. "No es descabellado pensar que Arshak pueda estar muerto y su cadáver sin identificar", explicó el abogado Przbylski.

Esto no le gusta a los autoritarios
El ejercicio del periodismo profesional y crítico es un pilar fundamental de la democracia. Por eso molesta a quienes creen ser los dueños de la verdad.
Hoy más que nunca Suscribite
Arshak Karhanyan
El policía de la Ciudad estudiaba Ingeniería de Sistemas en la UTN y tenía 28 años cuando desapareció

El EAAF designó para esa tarea a Carlos Somigliana, quien ya recibió una primera entrega de material y en los próximos días presentará un plan de trabajo al juzgado para avanzar con los estudios comparativos de ADN. La investigación está "en una virtual parálisis", describió Przbylski.

"En la causa no hay una hipótesis de qué pudo haber pasado porque se arruinaron las principales pruebas al principio de la investigación: las cámaras de seguridad, las conversaciones del teléfono. Por eso lo recusamos al anterior juez, Alberto Baños", informó Przbylski. Baños renunció como juez en 2023 y actualmente está al frente de la Secretaría de Derechos Humanos, que depende del Ministerio de Justicia.

La intervención del EAAF tiene como objetivo "encontrarlo, aunque ello significaría que estaría muerto". "Y si es así, ver en el expediente qué fue lo que ocurrió para, de esa manera, reconstruir toda la historia", añadió el querellante.

Hallaron el cuerpo de un hombre flotando en el Riachuelo: fueron los turistas quienes llamaron al 911

La madre de madre de Karhanyan, Vardush "Rosita" Danytian, y la Red Federal de Derechos Humanos, presentaron en los últimos días una solicitud de "Acción Urgente" ante el Comité contra la Desaparición Forzada de la ONU "con el fin de que intervenga para asegurar la búsqueda del paradero del joven policía y la investigación de lo sucedido y determinar responsables".

"La medida es una petición al Comité para que intime al Estado argentino para que tome inmediatamente todas las medidas necesarias para buscar, localizar y proteger a una persona desaparecida y para investigar la desaparición", explicó la Red en un documento. "Una vez que acepta el caso, el Comité mantiene abierta la Acción Urgente hasta que la persona desaparecida haya sido localizada", precisó.

Quién es Arshak Karhanyan

El policía de la Ciudad tenía 28 años cuando fue visto por última vez, el domingo 24 de febrero de 2019. Estudiaba Ingeniería de Sistemas en la Universidad Tecnológica Nacional (UTN) y vivía solo en un pequeño departamento del edificio de la calle Directorio 965, en el barrio de Caballito. A las 12:46 de aquel domingo llegó allí el oficial de la policía porteña Leonel Herba. Karhanyan, en vez de hacerlo pasar, lo atendió junto al portón del edificio. Ellos habían compartido tareas en la División Exposiciones de esa fuerza y mantenían un vínculo de amistad.

El encuentro junto al portón –que duró 37 minutos, hasta las 13:23– fue registrado por una cámara de seguridad, pero sin sonido. Ahí se lo ve al visitante extendiendo su celular para que Arshak mire y escuche algo; él lo hace de mala gana. Pero ese “algo” parece intranquilizarlo. Luego, ambos se enfrascan en una larga conversación. Se los ve incómodos y tensos.

Aquella misma cámara, a las 14:20, graba la salida de Karhanyan a la calle. Llevaba su pistola, su credencial de policía y su billetera, con una tarjeta de débito, pero no su celular. Otras cámaras captaron sus pasos: su caminata hacia la estación Primera Junta del subte, donde extrajo dos mil pesos de un cajero automático; su ingreso al Easy de Rivadavia 5751, para comprar una pala de punta.

Arshak Karhanyan
La familia del joven solicitó que se caratule a la investigación como “desaparición forzada”, pero fue rechazada

Al salir, dobló en dirección a Primera Junta, pero se detuvo, miró a su alrededor como buscando a alguien y, finalmente, giró sobre sus talones para dirigirse a la calle Paysandú. Aquel es el último fotograma que se tiene de él. La investigación aún hoy está caratulada como "averiguación de paradero" y presentó múltiples irregularidades, como la eliminación por parte de la Policía de la Ciudad de una pericia realizada sobre el teléfono del joven, e incluso que la fuerza sospechada fuera parte de la investigación. También llamativa la actitud del Gobierno de la Ciudad, que no se involucró e ignoró a la familia.

Arshak Karhanyan, nacido en Armenia y cuya familia migró a Argentina en 1997, trabajó en el área de Cibercrimen de la Policía local (que intervino en el primer tramo de la investigación sobre la muerte del fiscal Alberto Nisman) y también participó de un operativo vinculado con una trágica picada en pleno centro porteño que involucró a un empresario contratista de servicios públicos en la Ciudad. Hasta un mes antes de su desaparición, había trabajado en la División Exposiciones, pero fue trasladado a la Comisaría 7-B, bajando de categoría.

La investigación apuntó hacia Leonel Herba, por tener chats sospechosos con su pareja y haber incrementado significativamente su patrimonio. La familia del joven desaparecido denunció encubrimiento de la policía, que falló en varios tramos de las pericias. También solicitó que se caratule a la investigación como “desaparición forzada”, pero fue rechazada. Desde octubre de 2023, la causa quedó a cargo del juez subrogante Martín Yadarola, titular del Juzgado en lo Criminal y Correccional Nº4, luego de que Baños fuera recusado por entorpecimiento de la investigación.

 

ML