martes 05 de julio de 2022
POLITICA interna oficial

Alberto F avaló la modificación de Ganancias para retener a Massa y no perder otro socio

El titular de la Cámara de Diputados ganó la pulseada frente a Martín Guzmán, quien había sido empoderado por el propio Presidente. Después de dos cartas y un borrador de un proyecto, el Gobierno anunció la actualización del piso del Impuesto a las Ganancias, tal como pretendía el líder del Frente Renovador. También recibió un guiño de la CGT, desde donde reclamaban la medida. Alberto Fernández necesita que el tigrense no juegue con la vicepresidenta en la discusión oficial y está convencido de que no irá contra él en lo que queda de su gestión. Sergio Massa le pide a sus dos socios unidad y la institucionalización del Frente de Todos.

28-05-2022 00:26

- Martín, esta semana tenemos que resolver lo de Ganancias.

- Ok.

Ese fue el único y breve diálogo que mantuvieron Sergio Massa y Martín Guzmán en las últimas semanas. Sucedió el martes por la noche después de una reunión por el Presupuesto 2022 que mantuvieron en la Casa Rosada. En ese encuentro, el ministro no mencionó la actualización del piso del Impuesto a las Ganancias, por lo que el titular de la Cámara de Diputados decidió abordarlo ya al retirarse con una frase que pareció una advertencia. Alberto Fernández ya se había comprometido a aceptar el adelanto de la medida semanas atrás, pero el titular de Hacienda resistió hasta donde pudo. Sin diálogo con la Vicepresidenta, el jefe de Estado no puede perder otro socio y, aunque sostiene al funcionario, debió inclinarse por el tigrense. 

A diferencia de los movimientos del kirchnerismo que suelen desconcertar a la Casa Rosada, Sergio Massa le avisó esta movida al Presidente. El titular de la Cámara de Diputados y el jefe de Estado chatearon el miércoles 11 de mayo antes del partido que Argentinos Juniors jugó contra Estudiantes y que Tigre enfrentara a River. El legislador le planteó que la oposición estaba preparando un reclamo similar, por lo que Massa no podría perder la bandera por la cual ya había conseguido que 1,5 millones de trabajadores dejaran de pagar Ganancias. Fernández avaló la iniciativa y su socio le envió una carta a Guzmán horas después. 

Sin Guzmán, Fernández y Massa repasaron los números el 25 de mayo

“Es una obviedad que se actualizará el piso a partir del cual los trabajadores en relación de dependencia pagan (el impuesto a las) Ganancias en función de la evolución de la inflación”, fue la respuesta del ministro de Economía. Los días pasaron y el ministro comenzó a responder en privado que la actualización se podría hacer recién después de una autorización del Fondo Monetario Internacional, quien no acompañaría la medida. 

El diputado volvió a hablar con el Presidente de la necesidad de actualizar el piso de Ganancias después del locro que compartieron en Florencio Varela. Repasaron los números y sin el cierre de la paritaria de aceiteros, le daba la cifra de 275 mil como piso. Fernández volvió a avalar la medida.  

“El cuento del FMI se lo puede hacer a los demás, a mi no. Conozco mejor que él ese mundo”, respondía Massa a su entorno más cercano. El líder del Frente Renovador siguió presionando a Guzmán: envió una nueva carta y preparó un borrador. “Si no hay decreto, hay ley la semana que viene. Ya hablé con todos los bloques que me acompañarían en la firma”, disparó el diputado. Una hora después llegó el mensaje oficial de que este viernes, el Presidente junto a Massa, Guzmán y Héctor Daer anunciarían la modificación del gravamen.

Este viernes, Massa entró a la Rosada cuando ya estaban todos los invitados presentes. Lo esperaban el Presidente, Guzmán, Daer, Carlos Acuña y Pablo Moyano. “Martín, lee entonces cómo queda la medida”, dijo Fernández. Después habló el tigrense. No hubo lugar para bromas, salvo la del titular de Sanidad quien le dijo al diputado que parecía el secretario general de la CGT por cómo detallaba el impacto que el gravamen tenía sobre los trabajadores. 

El jefe de Estado le pidió a su ministro que no se pelee con su socio

“Acá no gana uno ni otro, acá ganaron los trabajadores. Discutir soluciones para resolver problemas no es ni malo ni es pelea, es simplemente marcar un camino para encontrar respuestas”, dijo Massa desde las escalinatas de la Casa Rosada. Sin dudas, ganó la pulseada con el ministro de Economía, quien en las últimas semanas había sido avalado y empoderado por el Presidente. Martín Guzmán pretendía estirar el anuncio para el segundo semestre pero ayer salió junto al titular de la Cámara de Diputados y encabezó el acto. “Llevamos adelante un esquema de políticas económicas que transforma realidades de las trabajadoras y trabajadores, para que sigan en la senda de recuperación y para mejorar la capacidad de los ingresos”, dijo el funcionario. 

Alberto Fernández no dudó. Si hay algo que no puede perder es el respaldo de Massa. “No se quiere pelear con Sergio también por Guzmán. Bastante tiene con los otros socios”, dijeron a PERFIL desde la intimidad presidencial. El Presidente suele escuchar las definiciones políticas del líder del Frente Renovador pero también comparten momentos íntimos como cenas en la casa del diputado. En los últimos meses, Sergio Massa logró mantenerse al margen la pelea entre el Presidente y la vicepresidenta y aunque también mantiene buen vínculo con Cristina Kirchner y su hijo Máximo, Fernández está convencido de que no jugará en contra de su figura en el año y medio que queda de gestión.  

El Presidente le pidió al propio Guzmán que no se pelee con Massa. No había hecho lo mismo después del discurso de Chaco de su compañera de fórmula en el que criticó la gestión económica. Ese mismo fin de semana le dijo al ministro que salga a contestar y explicar la gestión bastardeada por el kirchnerismo. 

“Alberto sabe lo que pienso, sabe cómo pienso y también sabe que quiero unidad e institucionalización”, suele decir Massa cuando le preguntan sobre su vínculo con el Presidente. El diputado no se inclinará por ninguno de sus dos socios hasta que llegue el momento de definir las candidaturas para el 2023.