POLITICA
ELECCIONES 2023

¿Fraude electoral?: por qué Massa, Milei y Bullrich sacaron 0 votos en alrededor de 1600 mesas cada uno

Las denuncias se viralizaron en redes sociales, replicadas por dirigentes políticos y hasta periodistas. Cómo funciona el sistema y por qué está entre los mejores del mundo.

Elecciones
Según Fazio, con las elecciones "la sociedad argentina frenó el desvarío de algunos líderes políticos" | Télam

El sistema electoral argentino está entre los más confiables del mundo. Intervienen en él agentes de diversos ámbitos del Poder Ejecutivo, del Poder Judicial, de los partidos políticos y población civil, con potestades de organización, fiscalización y conteo de los votos. Y aun así suelen recibirse denuncias por supuesto fraude que en épocas de posverdad y de avanzadas de sectores políticos radicales se replican en las redes rápidamente, con llegada a millones de personas que se quedan con la confirmación de algo que no ocurrió. 

Las últimas elecciones generales no fueron la excepción. Autoridades del Gobierno y de la Justicia, pudo saber PERFIL, esperaban en la antesala a la elección del 22 de octubre que haya intentos por parte de algunos sectores políticos y sus simpatizantes, más precisamente el que representa al libertario Javier Milei, de desacreditar los resultados electorales. Y eso finalmente ocurrió en las redes sociales.

Después de que se conociera que el economista de La Libertad Avanza había quedado en segundo lugar y que Sergio Massa (Unión por la Patria) había ganado la elección, las denuncias por fraude o "microfraude" llegaron a ser replicadas incluso por periodistas con lugares en masivos programas de TV, además de militantes de todo el país. 

Esto no le gusta a los autoritarios
El ejercicio del periodismo profesional y crítico es un pilar fundamental de la democracia. Por eso molesta a quienes creen ser los dueños de la verdad.
Hoy más que nunca Suscribite

Federico Aurelio: “El feriado favorece a Massa en el balotaje”

El eje central de las denuncias rondaba en la existencia de algunas mesas en las que la oposición no había recibido ningún voto mientras que el 100% de los electores se había inclinado por el oficialismo, a partir de actas de escrutinio provisorio. Eso motivó un comunicado de la Cámara Nacional Electoral (CNE), la autoridad judicial superior de aplicación de la legislación político-electoral. 

La desmentida oficial

"Frente a invocaciones de fraude sin fundamento que en estos días desinforman a la opinión pública y socavan a la democracia como sistema de creencias compartidas -en tanto desconocen que el único escrutinio válido es el definitivo a cargo de la Justicia Nacional Electoral- se vuelve necesario recordar tan trascendente hecho institucional, como un modo de poner de relieve el valor que revisten para la historia de la democracia argentina las elecciones periódicas, libres, transparentes y auténticas", dice el comunicado.

Sergio Massa
Sergio Massa ganó la primera vuelta y desde el sector de Milei plantearon dudas sobre el recuento.

El dato importante: las supuestas inconsistencias en actas de escrutinio provisorio no implican ningún tipo de fraude porque, básicamente, no es un conteo válido como si lo es el definitivo. 

Patricia Bullrich: "La que explotó es la mentira de Massa con la nafta"

Así y todo, mientras en las redes se viralizaban fotos de actas específicas sin votos para la oposición y con casi la totalidad de los electores a favor de Unión por la Patria, hay un dato, verdadero, que no circuló tanto: de acuerdo al escrutinio provisorio, en Argentina hay 104.520 mesas de votación de las cuales y en 1.669 no se detectaron votos para Milei, en 1.652 no hubo votos para Massa y en 1.675 no hubo votos para Patricia Bullrich. 

De esas, hay 1.555 mesas que fueron desestimadas del escrutinio provisorio por errores o falta de claridad, por eso no hay votos para ningún espacio. Entonces, el resultante son entre 50 y 70 mesas a nivel nacional que podrían presentar inconsistencias, es decir el 0,06 del total nacional.

Aun así, hay dirigentes políticos como el intendente de Capitán Sarmiento, Javier Iguacel, que este mismo miércoles denunció que hubo fraude en las elecciones. "Un voto que la gente puso y no aparece en el acta es fraude. Un fraude es una estafa aunque no implica que pueda haber impactado en el resultado final", dijo en declaraciones a Urbana Play. Y aprovechó para cuestionar al oficialismo. "¿Por qué no quiso aprobar la Boleta Única de Papel? Eso desalienta la competencia y favorece el choreo de elecciones. A mí me sacaron a las trompadas de una mesa para que no pueda fiscalizar", lanzó.

"Hay planteos que surgen del desconocimiento del proceso"

Marcos Schiavi es titular de la Dirección Nacional Electoral (DINE) y es uno de los funcionarios que tiene una tarea clave en la organización del proceso electoral, debido a que está en contacto permanente con todos los apoderados y representantes de los partidos políticos. Consultado por PERFIL respecto de las denuncias como la de Iguacel y las que se viralizan en redes sociales, dijo que "me parece que muchas veces hay planteos que surgen del desconocimiento del proceso". 

Uno por uno, los dirigentes opositores que apoyan a Massa en el balotaje

El funcionario insistió en que hay dos tipos de recuento de votos: el provisorio, que tiene un objetivo informativo y se hace con telegramas; y el definitivo, que es el único que tiene validez legal. "El escrutinio definitivo se hace con un instrumento diferente que es el acta y lo hacen los 24 jueces federales con la presencia de apoderados de partidos y fiscales presentes", explicó. 

Al día de la fecha, ese recuento "está dando datos idénticos en la comparación con el provisorio", según Schiavi. 

El funcionario reconoció que hay errores que se pueden ubicar dentro de un margen de tolerancia como pueden ser un telegrama con un número poco claro o que haya habido un error de tipeo cuando el dato provisorio se digitaliza. Sin embargo, resaltó que ese tipo de errores "humanos" aparecen de manera equitativa entre todas las fuerzas políticas. 

Javier Milei

"Que encontremos ese tipo de errores es gracias al sistema que tenemos, que permite que en la misma noche de la elección sean detectados. Y de ahí hasta que se cierre el escrutinio definitivo hay instancias para presentar planteos, como ocurre en La Plata donde se pidieron abrir las urnas", manifestó.

Schiavi negó que hasta el momento haya habido un incremento en calidad y cantidad de denuncias sobre el proceso electoral. "Nosotros nos tenemos que guiar por los papeles y en la Cámara Nacional Electoral la cantidad de denuncias sobre diversos factores que pueden ocurrir en una elección en 17 mil establecimientos no estuvo por encima del promedio, por lo que no se vio un incremento", ratificó.

Gastos y aportes de campaña: cuánto dinero privado y público utilizó cada candidato

Así y todo, las "denuncias" por fraude no son algo nuevo y lo que ocurre en Argentina con sectores cercanos a La Libertad Avanza ya ocurrió en Estados Unidos con seguidores de Donald Trump y en Brasil con los de Jair Bolsonaro. 

Lo llamativo, por ejemplo, es la actitud que tomó Fernando Cerimedo, responsable tecnológico de La Libertad Avanza. Es que pasó de decir el 16 de septiembre en una entrevista en Radio Con Vos que "es muy poco probable" que haya fraude porque "antes de las PASO hice un pedido gigante a la Cámara Nacional Electoral y a la DINE y me dieron toda la información", a quejarse en redes el 30" de octubre de que "al igual que ocurrió el domingo 22 en las elecciones, gente de la UOCRA y UPCN aprietan a los fiscales para que no se controle el escrutinio".

 

ASV/fl