martes 09 de agosto de 2022
POLITICA el 17 de agosto

La CGT confirmó fecha de su marcha, pero con internas y diferentes lecturas

Los referentes sindicales confirmaron que harán su movilización del Obelisco al Congreso recién dentro de un mes. Más allá del acuerdo, el día después de la reunión del consejo directivo siguieron las discusiones respecto de cómo interpretar la protesta. Algunos dicen que es un llamado de atención a la clase política, pero para otros es una defensa del Gobierno. Los más duros insisten con que había que movilizar hacia sedes empresariales.

23-07-2022 01:41

Definida la marcha del 17 de agosto, las tribus que conviven en la CGT comenzaron a mostrar distintas interpretaciones sobre los motivos de la convocatoria: para algunos dirigentes será una marcha pro Gobierno, para otros la salida a las calles no es a favor ni en contra de la Casa Rosada y varios siguen convencidos de que faltó debate para motorizar otro tipo de movilización.

En concreto, la central obrera, en reunión de su consejo directivo, tras un debate que duró más de cuatro horas, estableció que el próximo mes se movilizará desde el Obelisco hasta el Congreso bajo diversas consignas. Como confirmó Héctor Daer, uno de los secretarios generales, de sólido vínculo con Alberto Fernández, la marcha será útil para reclamarle a la clase política “soluciones claras”, ante un contexto económico y social por demás delicado, y condenar prácticas especulativas por parte de los empresarios formadores de precios.

El respaldo al Gobierno, según el referente de Sanidad, está garantizado y es una visión que logró eco en uno de los líderes de Camioneros, Hugo Moyano, otro de los dirigentes que valora la gestión de Fernández: “La marcha va a ser en apoyo y no en contra del gobierno nacional. Este gobierno mantuvo las paritarias, por eso los trabajadores lo apoyan. La actividad se está recuperando. No hubo despidos ni suspensiones y se nota que hay una reactivación, tanto en la actividad nuestra como en otros sectores productivos”, dijo el presidente de Independiente.

Pero Pablo, su hijo y uno de los triunviros cegetistas, marcó distancia al declarar que la convocatoria pretende darle una señal a la clase política. “No es a favor ni en contra del Gobierno, sino para defender las paritarias libres y el trabajo digno que lograron los trabajadores a través de la lucha”, apuntó el líder sindical. 

Pablo Moyano acusa al Gobierno de “no haber demostrado fortaleza”

Hasta los sectores que se reconocen como independientes dentro de la central no se quedaron atrás y también ofrecieron su propia lectura en relación al 17/8, como indicó ante este medio Sergio Romero, secretario general de la Unión de Docentes Argentinos: “La CGT va a movilizar en contra de los formadores de precios, pero también le vamos a dar un mensaje al Gobierno porque los trabajadores son pobres en la Argentina. No vamos a permitir que haya ajustes para que los trabajadores sigan en la pobreza”, expresó.

La inflación en pleno ascenso de los últimos meses también es objeto de debate en la calle Azopardo y muchas miradas se centran en la responsabilidad del Ejecutivo. Pablo Moyano, por ejemplo, reconoció que la Casa Rosada comete errores como “no haber demostrado fortaleza para sentar a los formadores de precios y decirles que se dejen de joder con el salario y la comida”.

Precisamente, entre los sectores más combativos de la central, cercanos a Cristina Kirchner, sigue sobrevolando la idea de que la protesta se debe llevar a cabo en las sedes de las cúpulas empresariales, como la UIA o la Copal, a quienes responsabilizan por el aumento desbocado de precios. Y que es necesario que la alianza oficial use herramientas para contener valores.

Por eso, Omar Plaini, secretario general de Canillitas y miembro del consejo directivo de Azopardo, fue uno de los representantes que expresó que “hace falta más coraje y más valentía” en el FdT porque la etapa que se atraviesa es “de tanta mediocridad que alarma”.

 

Apoyos de UTEP y CTA

La movilización de la CGT contará con dos apoyos: el de la UTEP y el de la Central de los Trabajadores de Argentina que comanda Hugo Yasky. Ante la consulta de PERFIL, Gildo Onorato, uno de los representantes del Movimiento Evita y la UTEP, explicó por qué estará presente.

Según el dirigente social, entre la organización social y la central trabajan de forma sostenida y articulada, de manera cotidiana, con diálogo fluido y con planificación conjunta. Y explicó que “la unidad entre los gremios confederados y los sectores de la economía popular son estratégicos para construir estabilidad en nuestro país y un sendero de crecimiento de abajo hacia arriba”.

En tanto, Yasky, diputado nacional del Frente de Todos, sostuvo que no dudaron en sumarse a la marcha contra la inflación, útil para denunciar “un verdadero plan de desestabilización plasmado en los ataques especulativos y las maniobras sobre el dólar de los que quieren empujarnos a una devaluación, que significaría mucho más hambre en la Argentina”.