POLITICA
ASAMBLEA LEGISLATIVA

Los cortesanos recibieron fuertes críticas de Alberto Fernández: "Atropellan las instituciones"

Horacio Rosatti y Carlos Rosenkrantz aceptaron la "tardía" invitación del Ejecutivo a la apertura del año legislativo. Las críticas de Alberto y la defensa de Cristina.

Apertura del 141° Período de Sesiones Ordinarias
Apertura del 141° Período de Sesiones Ordinarias | Captura de pantalla

La Corte Suprema de la Nación tuvo sus representantes en el Congreso en el marco de la apertura de las sesiones ordinarias del 2023. Fueron Horacio Rosatti y Carlos Rosenkrantz quienes acudieron al recinto para escuchar el intenso discurso de apertura del presidente Alberto Fernández en medio de la polémica por el pedido de juicio político contra sus cuatro miembros. 

El martes a última hora los miembros de la Corte resolvieron que, en virtud de una obligación institucional, era necesario asistir al Congreso a pesar de la invitación tardía por parte de Presidencia para presenciar la apertura del 141° Período de Sesiones Ordinarias en el Congreso de la Nación.

Apertura del 141° Período de Sesiones Ordinarias
Los jueces de la Corte Suprema, Horacio Rosatti y Carlos Rosenkrantz, en la apertura del 141° período de sesiones ordinarias del Congreso nacional.

A tal fin, los dos cortesanos que dieron el presente y escucharon el discurso del jefe de estado. En su discurso que duró una hora y media, Fernández dedicó una gran parte a las tensiones existentes entre los poderes de gobierno. En ese sentido, el mandatario no solo visibilizó los reclamos que viene haciendo Casa Rosada al máximo tribunal sino que criticó fuertemente a sus miembros, a quienes acusó de "atropellar las instituciones republicanas".

"No hay ataque ni embestida contra la Justicia. Se solicita que se revise con todas las garantías el desempeño de los magistrados", aclaró.

Además, el mandatario apuntó contra la decisión respecto a la coparticipación porteña y se refirió a la presunta "persecución" judicial contra la vicepresidenta Cristina Kirchner, a pesar de que evitó referirse a la proscripción, algo que demandaba La Cámpora.

Alberto Fernández fustigó a la Corte Suprema en la apertura de sesiones

"Lamentablemente el accionar de los miembros de la Corte Suprema de Justicia de la Nación nos llevó a presentar un pedido de juicio político ante la Cámara de Diputados", puntualizó el jefe de estado, sin tapujos.

"Quiero llamar la atención de todos los argentinos y argentinas sobre todo esto, si la Corte Suprema no hubiera tomado por asalto el Consejo de la Magistratura Santa Fe no estaría padeciendo la falta de Tribunales que le impiden enjuiciar al crimen organizado que se expande por todo el territorio", continuó Fernández.

FOTOS | Apertura de Sesiones Ordinarias del Congreso

Al respecto, el jefe de estado recordó que como presidente hace "todo lo posible para que la justicia argentina vuelva a abrazar el derecho y deje de servir a factores de poder persiguiendo a quienes representan el pensamiento popular". Si bien se refirió a que Cristina Kirchner "es perseguida injustamente", no habló de proscripción.

De esta manera, Fernández se refirió implícitamente a las causas judiciales que pesan contra Cristina Kirchner, que si bien fue absuelta en varias de ellas fue condenada en primera instancia en la denominada Causa Vialidad. Para reforzar su argumento, citó los casos del presunto lawfare contra el presidente brasileño Lula da Silva y su homólogo boliviano Evo Morales.

"Fui yo el que estuvo al lado de Lula cuando injustamente lo apresaron, el que estuvo al lado de Evo Morales cuando un golpe de Estado le arrancó el poder, el que está al lado de Cristina cuando es perseguida injustamente", aseguró Alberto Fernández.

Apertura del 141° Período de Sesiones Ordinarias

Por otro lado, en el inicio de su alocución el Presidente instó a la Justicia a investigar con celeridad el intento de asesinato de . la titular del Senado, quien, por su lado, este miércoles estuvo a cargo de los rigores formales del acto y de recibir al mandatario en la explanada del Palacio Legislativo.

En otro de los puntos álgidos de su discurso hacia el Poder Judicial, el mandatario apuntó contra la "mesa judicial" en alusión al escándalo popularmente conocido como la "Gestapo macrista" destapado en el 2022. "No somos nosotros quienes atentamos contra la Constitución, los que lo hicieron son los que armaron mesas judiciales que perseguían a periodistas, jueces y hasta a sus propios compañeros", dijo.

Apertura de sesiones ordinarias sin profundizar en la inflación y con chicanas sobre la coparticipación

Críticas a la Corte por la coparticipación de la Ciudad de Buenos Aires

En uno de los momentos de mayor tensión, el Presidente cuestionó a la Corte Suprema por el fallo que favoreció a la Ciudad de Buenos Aires en el reparto de coparticipación federal de impuestos, lo que generó el repudio de los legisladores de Juntos por el Cambio. "La intromisión de la Justicia en la ejecución presupuestaria es definitivamente inadmisible. Son cuestiones políticas, no judiciables. Causa un severo daño en las cuentas públicas del estado nacional", manifestó.

En ese sentido, destacó que esa decisión evidenció "cual es el bloque de intereses tradicionales que pretenden consolidar las enormes asimetrías que aún existen en la Argentina". "Soy orgullosamente porteño, pero no puedo ser indiferente al ver las asimetrías que separan a esta maravillosa Ciudad de rincones de la Patria en donde se postergan los sueños de argentinos y argentinas que parecen condenados al olvido", expresó. 

Fernando Iglesias
El diputado de Juntos por el Cambio, Fernando Iglesias, se sentó de espalda al Presidente durante el discurso y propició un insulto en referencia al tema de la coparticipación porteña. "Es un honor que me insulte, diputado", le respondió Fernández.

"Nosotros éticamente estamos obligados a poner fin a tanta desigualdad y sacar de la postergación a quienes han quedado sumergidos en la pobreza por imperio de políticas que concentran la riqueza con este criterio centralista que tanto rechazo genera en el interior de la Patria", enfatizó.

"Mientras que muchas provincias necesitan realizar obras que permiten asegurar servicios tan esenciales como el agua potable para sus habitantes, la Corte Suprema de Justicia aseguró cautelar a la Ciudad Autónoma de Buenos Aires recursos coparticipables que no le corresponden contrariando la ley de coparticipación vigente. Le quita dinero a los que más necesitan y destina esos mismos recursos a la ciudad más opulenta del país", añadió.

Alberto Fernández abre las sesiones ordinarias sin apoyos y con más enemigos que aliados

"Los recursos coparticipables se distribuyen de acuerdo a las formas establecidas por una ley convenio que han firmado cada una de las provincias argentinas y el Estado Nacional. La Ciudad Autónoma de Buenos Aires no forma parte de ese convenio. No tiene derechos sobre esos recursos. Debe recibirlos del Estado Nacional cuando este le transfiere un servicio que hasta ese momento prestaba. Esa decisión es parte de la gestión administradora del Poder Ejecutivo Nacional y no puede ser sustituida por otro poder de la República", cerró.