POLITICA
Crisis diplomática

Tensión diplomática: Argentina cree que Ecuador "hiperpolitizó" el asilo político que se le dio a una ex ministra

Se trata de María de los Ángeles Duarte, sentenciada a ocho años de prisión por corrupción. La gestión de Lasso en Ecuador echó al embajador argentino y lo declararon "persona no grata". La respuesta de Cancillería.

Guillermo Lasso
El presidente Alberto Fernández y su par ecuatoriano, Guillermo Lasso. | CEDOC

El asilo político que Alberto Fernández le había concedido a María de los Ángeles Duarte, ex ministra ecuatoriana de la gestión de Rafael Correa, en la embajada argentina en Quito, ya había generado los primeros desencuentros entre las relaciones diplomáticas. Pero cuando Duarte, sentenciada a ocho años de prisión por delitos de corrupción, abandonó la embajada y esquivó a los controles y fuerzas de seguridad de la administración de Guillermo Lasso en Ecuador, para lograr trasladarse a Venezuela, la tensión escaló a una crisis diplomática, que quedó evidenciada cuando Lasso decidió declarar como "persona no grata" al embajador argentino en dicho país, algo que desde la Cancillería de Santiago Cafiero decidieron replicar y expulsar al embajador ecuatoriano en este país.

Es que el gobierno ecuatoriano sospecha que Cancillería no le comunicó con precisión la información de cómo y cuándo logró Duarte irse de Quito. Ella sabía que apenas saliera de la embajada, sería capturada por la gestión actual, y es en ese marco que se fue sin avisarle a nadie a Caracas, donde también gestiona un hombre cercano a Correa como Nicolás Maduro. Correa también se encuentra en asilo político, en la embajada de Bélgica.

Y, en este contexto es que Gabriel Fucks, embajador argentino en Ecuador, salió a decir lo mismo que ratificaron a PERFIL desde el Ministerio de Relaciones Exteriores, que es que Ecuador había "hiperpolitizado" la situación, en un contexto de debilidad de la gestión de Lasso, que quedó evidenciada con la facilidad con la que Duarte esquivó los controles y se fue en avión a Venezuela. A Fucks lo echaron y pidieron que abandone el país en 72 horas. El gobierno de Alberto Fernández devolvió con la misma moneda y echó a Xavier Alfonso Monge Yoder, embajador ecuatoriano en Argentina.

Escala el conflicto con Ecuador: Argentina expulsó al embajador ecuatoriano en Buenos Aires

La respuesta de Cancillería a Ecuador

“Lamentando por lo tanto la incomprensible decisión del Gobierno ecuatoriano de solicitar el retiro de Ecuador del Embajador Gabriel Fucks, se ha decidido adoptar por nuestra parte la misma situación con respecto al Embajador ecuatoriano en Argentina”, explicaron en un comunicado.

No obstante, ante las versiones periodísticas que dieron por rotas las relaciones diplomáticas entre ambas naciones, la Cancillería argentina aclaró a este medio que eso no pasó, por lo menos por ahora, y que "el profundo aprecio de la Argentina al pueblo del Ecuador no cambia con este desencuentro coyuntural. Somos pueblos hermanos unidos por la historia y por un futuro común".

Incluso, desde el lado ecuatoriano también hablaron de recomponer en el mediano plazo el vínculo. "Esperamos que este impasse sea solucionado pronto", dijo el canciller Juan Carlos Holguín en una entrevista con el canal Ecuavisa.

Ecuador declaró persona no grata al embajador argentino en Quito por fuga de la exministra

Lo que también advirtieron ante la desconfianza de Lasso sobre el comportamiento del gobierno argentino y la huida de Duarte es que se enteraron cuando llegaron a la embajada y Duarte ya se había ido, algo que Fucks informó de urgencia a Cafiero y el ministro al jefe de Estado. Y recalcaron que "la cuestión de la seguridad de Duarte Pesantes dependía de las autoridades policiales locales".

"La presencia de la Sra. Duarte en la residencia argentina en Quito data de agosto del 2020, y pese a todos los intentos de ambas partes por encontrar una solución compartida, el prolongado paso del tiempo fue generando una situación que atentaba contra sus derechos fundamentales", tuiteó Cafiero en su cuenta oficial.

"Y no sólo los derechos de la Sra. Duarte, sino también los de su hijo, menor de edad y de nacionalidad argentina, que la acompañaba en la Residencia. Tanto fue así que lo elevé para su intervención a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos. Por estos mismos motivos en diciembre de 2022 le comuniqué al canciller del gobierno de Ecuador que había decidido otorgar asilo diplomático y solicité el correspondiente salvoconducto para la Sra. Duarte Pesantes. Su situación de vida y la de su hijo eran precarias", agregó.

"El rechazo ecuatoriano al pedido del salvoconducto deja en claro la diferencia de opinión. Discrepancia sobre la que en todo momento manifestamos disposición para enmarcar la acción en el derecho internacional, que ofrece mecanismos de solución para estas controversias", concluyó.

JD / ED