jueves 08 de diciembre de 2022
PROTAGONISTAS CORONACIÓN EN 2023

La reina Camilla podría quedarse sin corona por culpa de su diamante "maldito" Koh-i-noor

Se teme que la joya despierte "sensibilidades políticas" si aparece en la coronación, programada para mayo de 2023. El diamante fue entregado a la reina Victoria en el siglo XIX y todavía es reclamado por la India. "Es una granada diplomática", aseguran expertos.

12-10-2022 18:20

La esposa del rey Carlos III de Inglaterra, Camilla Parker Bowles, posiblemente no pueda utilizar la corona de reina consorte debido a "sensibilidades políticas". La joya, creada hace 85 años, contiene el diamante "Koh-i-Noor", que es reclamado por India y otras naciones y el palacio teme que su uso pueda abrir una controversia diplomática no deseada.

Carlos III y su esposa, que tiene el título de reina consorte, serán coronados el sábado 6 de mayo de 2023 en la abadía de Westminster -Londres- en una ceremonia religiosa que combinará rituales de más de 1.000 años de historia con arreglos modernos, más acordes a los tiempos actuales y la situación económica del Reino Unido. Y mientras se espera que el rey sea coronado con la Corona de San Eduardo -de 1661-, ahora hay dudas sobre qué corona recibirá Camilla.

corona diamante
La corona tiene 2.800 diamantes y su cruz frontal sostiene el famoso diamante Koh-i-Noor de 105 quilates, uno de los diamantes tallados más grandes del mundo, que fue "regalado" por India en el siglo XIX a la reina Victoria.
La corona de la reina consorte Camilla
Carlos III y su esposa, que tiene el título de reina consorte, serán coronados el sábado 6 de mayo de 2023 en la abadía de Westminster.

"Operación Menai Bridge": la organización del funeral del rey Carlos III ya está en marcha

La "corona de la reina madre", una pieza de valor incalculable, fue confeccionada en 1937 para la reina Isabel, esposa del rey Jorge VI y madre de Isabel II. Tiene 2.800 diamantes y su cruz frontal sostiene el famoso diamante Koh-i-Noor de 105 quilates, uno de los diamantes tallados más grandes del mundo, que fue "regalado" por India en el siglo XIX a la reina Victoria.

Según el diario londinense The Daily Mail, existe un "nerviosismo significativo" sobre el tema dada la larga controversia sobre la propiedad del diamante. Una fuente dijo al diario: "El plan original era que la reina consorte fuera coronada con la corona de la difunta reina madre cuando su esposo accedió al trono. Pero los tiempos han cambiado y Su Majestad el Rey es sumamente sensible a estos temas, al igual que sus asesores. Hay serias sensibilidades políticas y un nerviosismo significativo a su alrededor, en particular con respecto a la India".

La corona de la reina consorte Camilla
La corona de las reinas consortes y su diamante Koh-i-noor.
La corona de la reina consorte Camilla
Carlos III y Camilla durante la ceremonia de proclamación el 10 de septiembre. El título formal de Camilla es "Su Majestad la Reina Consorte". 

La coronación del rey Carlos III tiene fecha, pero será reducida, moderna y barata

"Garantizar que Koh-i-Noor permanezca al frente y en el centro a la vista del público de esta manera va en contra de cualquier intento de la familia real y las ortodoxias políticas de trazar una línea bajo el despojo, el prejuicio, el saqueo y la explotación que se deleitaba el imperialismo", dijo Saurav Dutt, autor y comentarista político.

"No es un tema delicado a los ojos de la India. Es una granada diplomática masiva", aseguró William Dalrymple, autor de un libro sobre el diamante. "No creemos que nadie en este país tenga la menor idea de cuánto importa en la India. Para la gente aquí es el nombre de un restaurante indio o una marca de lápices o tal vez algo que hayan visto en un viaje escolar a la Torre de Londres".

corona diamante
El diamante llegó a Londres en 1856 como regalo del sultán Abdulmedjid, gobernante del Imperio Otomano, para la reina Victoria.

Tras el funeral de Isabel II, viene "Operación Golden Orb", la coronación de Carlos III

Y agregó: "Pero en realidad es parte de una desconexión más amplia de una serie de cosas que a los indios les molesta mucho hacer con el período colonial. El diamante ha sido reclamado por Pakistán, Bangladesh, Afganistán y también por los talibanes. Es una piedra enormemente sensible y muy reclamada. Le importa a un gran número de personas y ha seguido siendo muy controvertido desde que murió la reina".

El autor cree que se el diamante es "un problema que volverá" porque "el colonialismo ha terminado" y "Gran Bretaña quiere entablar amistad con la India, es una importante nueva potencia en ascenso". "En cierto sentido, los británicos se han buscado esto porque convirtieron la piedra en un símbolo de su imperio al exhibirla en la Gran Exposición de 1851", remarcó.

corona diamante
En 2002, la corona reapareció en los funerales de la reina madre. En el frente se encuentra el "diamante maldito".

Y finalizó: "Esta pequeña piedra, que en realidad no es tan grande, de hecho, y ya ni siquiera está entre los 100 mejores diamantes del mundo, ha venido a cargar con todo el peso de la colonización sobre su hombro. Se ha convertido en este objeto muy, muy sensible y es un tema importante ahora entre los dos países".

Fabricada por los joyeros reales Garrard & Co, la corona fue usada por la reina, pero sin sus arcos, en las ceremonias de apertura del Parlamento durante el reinado de su esposo y en la coronación de su hija Isabel II, en junio de 1953, cuando adoptó el título de Reina Madre.

La corona, que ahora forma parte de las joyas de la corona que se exhiben en la Torre de Londres, salió por última vez para descansar sobre un cojín de terciopelo que se colocó sobre el ataúd de la reina madre, fallecida el 30 de marzo de 2002.

La historia de ‘Koh-i-Noor’, el diamante "maldito" de la corona de la reina

corona diamante
La corona de la reina contiene el diamante "Koh-i-Noor" (que significa Montaña de Luz), una de las joyas más grandes y controvertidas del mundo.

El diamante Koh-i-Noor es el ejemplo perfecto de una joya "maldita", propiedad de numerosos gobernantes asiáticos a lo largo de los años que con demasiada frecuencia perdieron sus imperios y sus vidas: según una leyenda fuertemente difundida desde el año 1306, la desgracia caería sobre todos los hombres que lo poseyeran.

La corona que reposará sobre la cabeza de Camilla cuenta con un marco de platino engastado con 2.800 diamantes, muchos de los cuales provienen de una diadema de la reina Victoria, y contiene el diamante "Koh-i-Noor" (que significa Montaña de Luz), una de las joyas más grandes y controvertidas del mundo.

La corona de la reina consorte Camilla
La reina María fue una de las reinas que lució la corona con el diamante "maldito" en su coronación en 1911.

El show de Trudeau en un bar y Joe Biden en la fila 14: los escándalos del funeral de Isabel II

El diamante de 105,6 quilates se encontró originalmente en las minas Golconda de la India en el siglo XIV y según las leyendas los reyes que han usado el diamante tuvieron muertes prematuras y trágicas.

El diamante pasó de dinastía en dinastía en los reinos de príncipes mogoles, guerreros iraníes, gobernantes afganos y los maharajás punyabíes después de muchos combates y derramamiento de sangre, y tras el final de la Segunda Guerra Anglo-Sikh y la anexión del Reino de Punjab, los tesoros fueron confiscados para Gran Bretaña.

La corona de la reina consorte Camilla
La reina Isabel, esposa del rey Jorge VI y madre de Isabel II, recibió esta corona durante la coronación de su esposo el 3 de mayo de en 1937.

 

El diamante llegó a Londres en 1856 como regalo de Duleep Singh, último emperador de los sijs, para la reina Victoria, y fue presentado como un gesto de gratitud por el apoyo británico durante la Guerra de Crimea.

Después de que la East India House (la Compañía Británica de las Indias Orientales, con monopolio exclusivo de los negocios en Asia desde el siglo XVII) tomó posesión del diamante en 1849, a bordo de uno de sus barcos, no pasó mucho tiempo antes de que el cólera se apoderara y matara a decenas a bordo.

La corona de la reina consorte Camilla
La reina madre Isabel, abuela de Carlos III, fue la última mujer que utilizó la corona.

Un drama al estilo "The Crown" sacudió a la monarquía en Dinamarca

Inmediatamente después de su llegada a Gran Bretaña, la reina Victoria fue atacada por un hombre con un bastón mientras su carruaje atravesaba las puertas del palacio. Menos de un mes después, en julio de 1850, el primer ministro Robert Peel murió después de caerse de su caballo y ser pisoteado, todas las desgracias atribuidas a la llegada del diamante en ese momento.

Sin embargo, la mayoría cree que la maldición recae solo sobre los hombres vinculados a la piedra, no sobre las mujeres. La piedra se colocó en la corona de la reina María para su coronación en 1911, y luego en 1937, en la corona de la reina Isabel y nunca más volvió a ser utilizada por hombres.

La corona de la reina consorte Camilla
En 2002, la corona reapareció en los funerales de la reina madre.

Paralelamente, el diamante fue formalmente reclamado por India, Afganistán y Pakistán, pero las peticiones llegadas por vía diplomática siempre fueron firmemente rechazadas por el Reino Unido.

En los primeros años del siglo XX, el ex alto comisionado indio en el Reino Unido, Kuldip Nayar, presentó una petición firmada por 50 parlamentarios exigiendo la devolución del diamante. En 1953 se realizó una segunda solicitud, que tampoco obtuvo respuesta.

En 1976, el primer ministro pakistaní Zahir Bhutto escribió a su homólogo británico, James Callaghan, pidiéndole que le devolviera el diamante porque era parte de los "tesoros únicos que son la carne y la sangre del patrimonio de Pakistán".

La corona de la reina consorte Camilla
Carlos III y Camilla son los reyes más longevos al momento de su entronización. Serán coronados en mayo de 2023.

En 2000, el régimen talibán de Afganistán exigió la devolución del diamante a la reina Isabel II "lo antes posible" porque, según la cancillería, era "propiedad legítima" de Afganistán y que tenía más derecho a reclamarlo que India.

En 2009, Tushar Gandhi, nieto de Mahatma Gandhi, dijo que el diamante debía ser devuelto como "expiación por el pasado colonial" pero el primer ministro británico David Cameron dijo que no creía que devolverla fuera "sensato".

En 2016, el gobierno indio afirmó que Koh-i-Noor era un botín y formaba parte del Tratado de Lahore y el procurador general Ranjit Kumar, en una declaración jurada, afirmó que el diamante "no fue robado ni tomado por la fuerza".

En esta Nota