martes 06 de diciembre de 2022
PROTAGONISTAS HISTORIAS DE LA REALEZA

Un drama al estilo "The Crown" sacudió a la monarquía en Dinamarca

La familia real danesa ventiló sus diferencias en público después de que la reina Margarita II retirara sus títulos a cuatro de sus ocho nietos. La prensa revivió las historias sobre rencillas familiares y el presunto enamoramiento de un príncipe con su cuñada. Todo un drama inédito para esta discreta dinastía nórdica.

09-10-2022 16:59

La familia real de Dinamarca, que se caracteriza por su discreción, se sumergió en un escándalo inédito después de que la reina Margarita II eliminara a cuatro de sus nietos de la lista de príncipes y princesas reales, lo que destapó un enfrentamiento dramático digno de "The Crown".

La reina Margarita II, muy popular entre los daneses después de 50 años de reinado, anunció esta semana su decisión indeclinable de retirarle los títulos reales a los cuatro hijos de su hijo menor, Joaquín, a partir del 1 de enero.

"Ostentar un título real implica un determinado número de compromisos y deberes que, en el futuro, incumbirán a un número más restringido de miembros de la familia real", justificó Margarita en un comunicado.

De esta forma, los príncipes Nicolás (de 23 años), Félix (20), Enrique (13) y la princesa Athena (10) pasarán a ser ‘plebeyos’ y podrán llevar la vida que quieran, sin verse forzados a cumplir con las obligaciones que acarrea la monarquía.

familia real de Dinamarca
Con esta medida, la reina Margarita pretende reducir el tamaño de la familia real, como han hecho otras monarquías europeas, no solo para minimizar el costo de la monarquía, sino también para evitar futuros problemas.

Los cuatro jóvenes se conformarán con los títulos de condes/condesa de Monpezat, el título de la familia de su abuelo paterno, de origen francés. Mientras solo serán miembros de la casa real el príncipe heredero Federico (hijo mayor de la reina), su esposa Mary, y sus cuatro hijos, los primeros en la sucesión al trono.

Con esta medida, la reina Margarita pretende reducir el tamaño de la familia real, como han hecho otras monarquías europeas, no solo para minimizar el costo de la monarquía, sino también para evitar futuros problemas. Es algo "natural, razonable y necesario", defendió el historiador Sebastian Olden-Jørgensen.

El día que el rey Luis XIV puso de moda las cirugías anales en toda Francia

"Ella decidió sabiamente hacerlo ella y no dejarle la tarea a su sucesor, el príncipe heredero. Es mucho más fácil para ella hacérselo a su hijo de lo que lo sería para [Joaquín] hacérselo a su hermano más tarde", agregó Olden-Jørgensen.

La decisión de la reina, parecida a la adoptada por el rey de Suecia hace unos años (cuando retiró el estatus de ‘altezas reales’ a los hijos de sus dos hijos menores), no sorprendió a los expertos de la realeza danesa. Y según una encuesta, el 50,6% de los daneses apoya la medida y el 23,3% la considera una mala decisión.

Con el mismo fin de adaptar la monarquía a los tiempos y a los cambios sociales, Margarita II había decidido en 2016 que únicamente el hijo mayor de su primogénito, recibiría un privilegio al alcanzar la edad adulta; si bien sus hermanos conservarán el título principesco.

familia real de Dinamarca

La familia real reacciona y su desata una tormenta palaciega

Solo unas horas después del anuncio, el príncipe Joaquín expresó su descontento ante la prensa danesa, lo que reveló las batallas internas de la familia real que, hasta ahora, eran desconocidas.

"El 5 de mayo, me presentaron un plan. Que toda esta idea de la identidad de mis hijos les sería arrebatada cuando cumplieran 25 años (...) Y luego, recibí un preaviso de cinco días, pues la decisión se había acelerado", declaró el príncipe.

Tras el funeral de Isabel II, viene "Operación Golden Orb", la coronación de Carlos III

Joaquín lamentó que, "desgraciadamente" no tuvo ninguna noticia de su madre ni de su hermano mayor desde que se tomó la decisión. "Se trata también de la familia. O al menos de lo que podemos llamar familia...", dijo al periódico BT.

El príncipe agregó que sus cuatro hijos "están tristes" porque "no saben en qué pata apoyarse cuando se les quita la identidad" y se preguntó: "¿por qué deben ser castigados de esa manera?".

familia real de Dinamarca
El príncipe Joaquín y sus cuatro hijos, que serán despojados de sus títulos: Nicolás (de 23 años), Félix (20), Enrique (13) y la princesa Athena (10)

La primera esposa de Joaquín, la condesa Alexandra de Frederiksborg (madre de los príncipes Nicolás y Félix), ya se había declarado "conmocionada" ante el mismo diario anteriormente, y su hijo mayor se dijo "muy perplejo" por la decisión.

"Los niños se sienten marginados. No pueden entender por qué les están quitando su identidad", lamentó públicamente.

La segunda esposa de Joaquín, Marie (madre de los príncipes Enrique y Athena) afirmó que sus hijos fueron puestos en el punto de mira público y por eso siente la necesidad de defenderlos.

El show de Trudeau en un bar y Joe Biden en la fila 14: los escándalos del funeral de Isabel II

Su cuñada, la princesa heredera Mary, habló en una entrevista con el diario Ekstra Bladet y dijo que si bien "el cambio puede ser extremadamente difícil y realmente puede doler... esto no significa que la decisión no es la correcta".

Las declaraciones causaron sorpresa entre los daneses, que vieron a la familia real muy unida cuando, en las primeras semanas de septiembre, celebraron los 50 años de reinado de Margarita II. "En Dinamarca, no es costumbre que los miembros de la familia real hablen entre sí por la vía pública", comentó el historiador Lars Hovbakke Sørensen.

"Es una situación completamente inusual, es histórica y muestra algo sobre la seriedad de que la reina se sienta llamada a hacer un anuncio tan personal en un comunicado de prensa", dijo. "Es bastante inusual y ella nunca ha hecho esto antes. Muestra que hay un gran conflicto".

Decisión tomada: la reina no da marcha atrás

familia real de Dinamarca
Las declaraciones causaron sorpresa entre los daneses, que vieron a la familia real muy unida cuando, en las primeras semanas de septiembre, celebraron los 50 años de reinado de Margarita II. ​

Sin retractarse de su decisión, Margarita II lamentó haber "subestimado hasta qué punto su hijo menor y su familia "estaban afectados" y afirmó que deseaba encontrar la manera de superar "esta situación".

La declaración de la reina decía: "En los últimos días, ha habido fuertes reacciones a mi decisión sobre el uso futuro de títulos para los cuatro hijos del príncipe Joaquín. Obviamente me afecta. Mi decisión ha tardado mucho en llegar. Con mis 50 años en el trono, es natural tanto mirar hacia atrás como hacia adelante".

"Es mi deber y mi deseo como reina asegurar que la monarquía continúe formándose de acuerdo con los tiempos. A veces requiere tomar decisiones difíciles, y siempre será difícil encontrar el momento adecuado", afirmó.

Las últimas horas de Isabel II: primeros ministros, animales y un "adiós" que no pudo decirse

"Esta adaptación, que veo como una salvaguarda necesaria para el futuro de la monarquía, quiero hacerla en mi tiempo", afirmó la monarca, de 82 años.

Y continuó: "He tomado mi decisión como reina, madre y abuela, pero como madre y abuela he subestimado cuánto se sienten afectados mi hijo menor y su familia. Causa una gran impresión, y lo siento por eso".

"Que nadie tenga dudas de que mis hijos, yernos y nietos son mi gran alegría y orgullo", finalizó la reina en su intento por cerrar el conflicto. "Ahora espero que nosotros, como familia, podamos encontrar la paz para encontrar nuestro camino a través de esta situación nosotros mismos".

Sørensen opinó que la declaración de la reina era una forma de "tratar de cerrar este conflicto" surgido entre sus dos hijos y sus dos nueras. "No se puede permitir que miembros o ex miembros de la casa real hablen constantemente en la prensa sobre la decisión de la reina y discutan entre sí a la vista del público", afirmó.

familia real de Dinamarca
"He tomado mi decisión como reina, madre y abuela, pero como madre y abuela he subestimado cuánto se sienten afectados mi hijo menor y su familia. Causa una gran impresión, y lo siento por eso", lamentó la reina sin dar marcha atrás en su decisión.

Otro experto real, Jacob Heinel Jensen, cree que la reina se sintió "obligada" a emitir una declaración pública sobre la animosidad reportada y que su declaración reflejaba la "situación loca" en la que se encuentra la familia real.

"La reina Margarita se ha sentido obligada a [emitir una declaración], y es porque la Casa Real, por supuesto, teme que aparezca como una reina de hielo, en lo que se ha convertido la semana pasada", dijo. "Esto es, por supuesto, un intento de decir que no lo es, que también lo siente y está molesta por la situación".

La "complicada" relación de los hermanos

Aunque Joaquín dijo que no quería hablar de las "especulaciones y calumnias", Marie no dudó en afirmar esta semana que la relación que ella y su marido tienen con el príncipe Federico y su esposa es "complicada".

Y con eso bastó para sacar a relucir viejos dramas familiares, porque la prensa recordó que, según Marie, ella y su esposo se habían visto "obligados" a mudarse a Francia en 2019.

Esta semana, la revista española Vanitatis afirmó que el verdadero motivo de la ruptura entre los hermanos Federico y Joaquín es que el menor "estaba profundamente enamorado de su cuñada", la futura reina, Mary Donaldson.

El semanario femenino sueco Svensk Damtidning, por su parte, publicó una fotografía que supuestamente mostraba a Joaquín tratando de besar a la princesa Mary en una fiesta de gala del Regimiento de la Guardia Real.

familia real de Dinamarca
El príncipe Joaquín y su esposa, Marie Cavalier, viven en París desde 2019. Se fueron de Dinamarca en medio de muchos rumores sobre sus desencuentros con el príncipe heredero Federico.

La revista española recordó: "Con evidentes signos de embriaguez, parece que el hijo menor de la reina Margarita intentó estampar sus labios en la boca de su cuñada, que ella se apartó como pudo y con una sonrisa imperturbable, mientras que Marie fue testigo del momento vergonzoso".

La prensa danesa recordó esta semana que poco después de la boda de Federico y Mary, en 2004, los medios daneses comenzaron a especular que Joaquin "estaba profundamente enamorado de su cuñada".

"De hecho, no ayudó que en 2007 anunciara su compromiso con una chica francesa (Marie) con el mismo nombre y un parecido físico sorprendente", escribió la revista.

Las habladurías sobre la presunta obsesión de Joaquín por Mary provocó, según la prensa danesa, que la reina Margarita II llamara "al orden" a su familia y "comenzó una campaña para demostrar que no había problemas" entre sus dos nueras.