viernes 07 de octubre de 2022
PROTAGONISTAS A 25 AÑOS DE SU MUERTE

Lady Di en sus propias palabras: sus confesiones secretas, 25 años después de su tragedia

En las conversaciones que mantuvo con su biógrafo Andrew Morton, la princesa Diana habló "de infelicidad, de su sensación de traición, de sus intentos de suicidio y dos cosas de las que nunca antes había oído hablar: un trastorno alimentario llamado bulimia nerviosa y una mujer llamada Camilla".

29-08-2022 19:55

Veinticinco años después de que la princesa Diana de Gales (Lady Di) muriera en un accidente de tránsito en París, su "historia de dolor" cobra vida gracias a las grabaciones privadas que mantuvo con el biógrafo Andrew Morton.

Las cintas, publicadas ahora en el libro Diana in her own words, fueron grabadas en conversaciones privadas en 1991 y relatan en palabras de la princesa de Gales su vida en el palacio, su desastroso matrimonio con el príncipe Carlos y la batalla que libró contra la bulimia.

Las grabaciones son un "testimonio mordaz de cómo era realmente la vida para ella como Princesa de Gales". "Sus palabras... son tan crudas y poderosas que mientras lees, puedes escucharla hablar", escribió Morton.

princesa diana
Diana parecía un soplo de aire fresco cuando se casó con el heredero al trono británico en 1981, a los 20 años, después de un romance presentado por el palacio y la prensa como un "cuento de hadas".

Unidos por el dolor por su madre, ahora a Guillermo y Harry los separa un océano

"Encendiendo mi grabadora, escuché con creciente asombro la voz inconfundible de la princesa Diana, vertiendo una historia de dolor en un rápido flujo de conciencia".

En sus conversaciones, Diana habló "de infelicidad, de su sensación de traición, de sus intentos de suicidio y dos cosas de las que nunca antes había oído hablar: un trastorno alimentario llamado bulimia nerviosa y una mujer llamada Camilla".

"Era 1991. Diana se acercaba a los 30, y la sola idea de que su matrimonio de diez años estaba en graves problemas parecía impensable. Para la mayoría de la gente, Carlos y Diana seguían siendo un cuento de hadas", relató Morton.

princesa diana
La amarga ruptura de su relación con Carlos, de la que trascendieron detalles íntimos, sacudió los cimientos de la monarquía.

¿Lady Di sabía que iba a morir en un accidente? 25 años después, se reavivan las dudas

El autor se ganó la confianza de la princesa gracias a un amigo en común, el Dr. James Colthurst, a quien ella había conocido en 1986 cuando asistió a una ceremonia de inauguración en el Hospital St Thomas de Londres.

"Gradualmente, James y yo nos hicimos amigos... y hablábamos de todo menos de la princesa", dijo Morton. "Como su amigo, por supuesto, James sabía muy bien que su matrimonio había fracasado y que su esposo estaba teniendo una aventura con Camilla Parker Bowles".

Y prosigue: "Diana tenía un miedo persistente de que, en cualquier momento, sus enemigos en el Palacio la clasificarían como enferma mental y la encerrarían… Se había dado cuenta de que a menos que se contara la historia completa de su vida, el público nunca entendería las razones detrás de cualquier cosa que decidiera hacer".

princesa diana
La imagen de Diana que permanece en la memoria colectiva es la de la extraordinaria entrevista de 1995 en la que reveló sus sentimientos sobre el romance de su marido con Camila Parker Bowles y su propia aventura extramatrimonial.

La historia de terror, violencia y abusos de Lambroock School, la escuela de los príncipes británicos

Morton publicó partes de las grabaciones en adelantos en los diarios que titularon, en 1992, "Diana tuvo cinco intentos de suicidio por el 'indiferente' Carlos", que escandalizó a los británicos.

La publicación llevó incluso al arzobispo primado de la Iglesia de Inglaterra condenar las declaraciones sobre suicidio y hubo quejas formales contra los periódicos que publicaron extractos. Hubo "conmoción, disgusto y asombro", según el autor.

"El libro fue prohibido por numerosas librerías y supermercados. Irónicamente, una biografía escrita y producida con la cooperación entusiasta de Diana estaba siendo piadosamente boicoteada bajo la sospecha de que era un montón de mentiras", recordó.

"Mirando hacia atrás, la audacia de Diana fue impresionante", dijo Morton, quien cree que la princesa quería "contar su versión" antes del colapso del matrimonio con Carlos y que "nunca se arrepintió de las sesiones de grabación".

Esto dijo la princesa Diana:

" Eres la mujer más egoísta que he conocido"

princesa diana
El modo en que Diana sacó a la luz secretos de la familia, despojando a la monarquía de su mística y arrojando dudas sobre la aptitud de reinar de Carlos, horrorizó a las clases dominantes y al poder.

"Una vez, Guillermo y yo estábamos en la piscina de Highgrove y le estaba regañando, y él se volvió hacia mí y me dijo: 'Eres la mujer más egoísta que he conocido. Todo lo que haces es pensar en ti mismo'.

"Y yo estaba muy confundida. Quiero decir, esto fue hace siete años [en 1985]. Dije: '¿Dónde escuchaste eso?' ' Ah, muchas veces he oído a papá decirlo' .

"Lo único de lo que siempre me he enorgullecido, si se me permite ser tan audaz, es que nunca he sido una persona egoísta. Pero Carlos siempre me decía que estaba siendo egoísta, y en cierto modo lo creí.

"Durante los primeros años de nuestro matrimonio, la gente decía que le había hecho pasar un mal rato a mi esposo, que estaba actuando como una niña malcriada".

"Solo necesitaba descanso, paciencia y tiempo para adaptarme a todos los roles que se me requerían de la noche a la mañana.

"Me tomé muy en serio las críticas porque me esforcé mucho por mostrarle a la familia real que no iba a decepcionarlos, pero obviamente eso no fue lo suficientemente fuerte en ese momento".

"Me trataban de manera muy diferente, como si fuera un bicho raro"

princesa diana
Nacida el 1 de julio de 1961, Lady Diana Spencer creció en una familia aristócrata con lazos con la monarquía: su padre trabajó para el rey Jorge VI y para la reina Isabel II.

"El lado público era muy diferente del lado privado. El lado público, querían que una princesa hada viniera y los tocara y todo se convertiría en oro y todas sus preocupaciones serían olvidadas.

"Poco se dieron cuenta de que la persona se estaba crucificando a sí misma por dentro porque no creía que fuera lo suficientemente buena.

"Dentro del sistema, me trataban de manera muy diferente, como si fuera un bicho raro, y yo sentía que era un bicho raro, así que pensé que no era lo suficientemente bueno. Pero ahora creo que es bueno ser el bicho raro: ¡gracias a Dios, gracias a Dios, gracias a Dios!

"Estaba muy desesperada. Sabía lo que me pasaba, pero nadie más a mi alrededor me entendía".

Intentos de suicidio: "Me tiré por las escaleras. La reina estaba absolutamente horrorizada"

princesa diana

"Necesitaba que me cuidaran dentro de mi casa y que la gente entendiera el tormento y la angustia que pasaba por mi cabeza. No era malcriada, solo necesitaba que me permitieran adaptarme a mi nueva posición.

"Tuve algunos intentos de cortarnos las muñecas, arrojar cosas por las ventanas, romper vidrios. Les di un susto a todos. Todo era un grito desesperado de ayuda.

"Yo [amenacé con tirarme] abajo [mientras me hospedaba en Sandringham a principios de 1982] cuando estaba embarazada de cuatro meses de Guillermo, tratando de llamar la atención de mi esposo, para que me escuchara.

"(…) Así que me tiré por las escaleras. La reina salió, absolutamente horrorizada, temblando, estaba muy asustada. Sabía que no iba a perder al bebé, aunque estaba bastante magullado en el estómago.

"Carlos había salido a montar a caballo y cuando regresó, ya sabes (...). Él simplemente salió por la puerta".

Bulimia: " Todos pensaron que era muy divertido que comiera tanto pero nunca subiera de peso"

princesa diana

"Pensé que mi bulimia era un secreto, pero algunas de las personas en la casa reconocieron que estaba pasando, aunque nadie lo mencionó. Todos pensaron que era muy divertido que comiera tanto pero nunca subiera de peso.

"Siempre mantuve mi desayuno bajo. Nadé todos los días, nunca salí de noche (…) Me levantaba muy temprano en la mañana, sola, para estar sola, y por la noche me acostaba temprano, así que no era como si estuviera siendo masoquista. Siempre tuve una energía estupenda, siempre la tuve".

Soledad: "Había algo malo en mí, pero era demasiado inmadura para expresarlo"

princesa diana

"Creo que mucha gente trató de ayudarme porque vieron que algo iba mal, pero nunca me apoyé en nadie. Durante mucho tiempo nadie de mi familia sabía lo que estaba pasando. Jane, mi hermana, después de cinco años de estar casada, vino a verme.

"La noche anterior, quería hablar con Carlos sobre algo. No me escuchó, dijo que estaba llorando (…) Así que tomé la navaja de su tocador y me rasgué fuertemente el pecho y ambos muslos. Había mucha sangre, y [Carlos] no tuvo ninguna reacción en absoluto".

"Jane es maravillosamente sólida. Si llamas con un drama, ella dice: '... horrible, qué triste' y se enoja. Pero ella no hace nada al respecto. Mientras que mi hermana Sarah murmura a mis espaldas y dice: 'Pobre Duch, le pasó tal cosa'. Pero ella no me lo dirá a la cara".

"Mi padre dice: 'Solo recuerda que siempre te amamos' y no hace nada. Y mi madre solo escribe cartas cuando le da la gana.

"Supongo que Carlos se ha dado cuenta de que soy infeliz. Habló con mi hermana al respecto y dijo: 'Estoy preocupado por Di. No está durmiendo, está enferma. ¿No puedes hablar con ella?' Dentro de mí, sabía que había algo malo en mí, pero era demasiado inmadura para expresarlo..."

Su papel como princesa de Gales: "Nadie nunca me ayudó en absoluto"

princesa diana

"Hicimos una gira de seis semanas por Australia y Nueva Zelanda. Esta fue la verdadera crisis, el duro final de ser la Princesa de Gales.

"Había miles de periodistas siguiéndonos (…) Hacía calor, tenía jet lag, estaba enfermo. Estaba demasiado delgada.

"El mundo entero se centraba en mí todos los días. Yo estaba en la portada de los periódicos. Pensé que esto era tan espantoso: no había hecho algo específico, como escalar el Everest o algo maravilloso como eso.

"Volví de este compromiso y acudí a mi dama de honor [AnneBeckwith-Smith], lloré y dije: 'Anne, tengo que irme a casa, no puedo hacer frente a esto. ' Así que esa primera semana fue una semana muy traumática para mí. Aprendí a ser royal, entre comillas, en una semana.

"Nadie nunca me ayudó en absoluto. Ellos [el palacio y la familia real] estaban allí para criticarme, pero nunca para decir: 'Bien hecho'".

Celoso de su esposa: "Carlos se desquitó conmigo. Él estaba celoso de mí"

princesa diana

"Todo el mundo siempre decía cuando estábamos en el auto: 'Oh, estamos en el lado equivocado, queremos verla, no queremos verlo a él', y eso es todo lo que podíamos escuchar cuando atravesábamos esta multitud.

"Y obviamente Carlos no estaba acostumbrado a eso y yo tampoco. Se desquitó conmigo. Él estaba celoso; Entendí los celos pero no podía explicar que no los pedí (...).

"Después de eso hubo unos celos inmensos porque todos los días estaba en la portada de los periódicos.

"Tuve tantos sueños cuando era niña. Quería y esperaba que mi esposo cuidara de mí. Él sería una figura paterna y me apoyaría, me alentaría, diría: 'Bien hecho' o 'No, no fue lo suficientemente bueno'.

"Pero no obtuve nada de eso. No podía creerlo. No tengo nada de eso. Fue un cambio de roles. Me ignora en todas partes (...)".

"Me desmayé pero Carlos siguió dando vueltas por la exposición"

princesa diana

"Fue en la Expo'86 en Canadá donde me desmayé. Nunca me había desmayado antes en mi vida. Habíamos estado caminando durante cuatro horas, no habíamos comido nada y presumiblemente yo no había comido durante días (...)

"Recuerdo caminar, sintiéndome realmente espantoso. No me atrevía a decirle a nadie que me sentía horrible porque pensé que pensarían que me estaba quejando.

"Puse mi brazo sobre el hombro de mi esposo y le dije: 'Cariño, creo que estoy a punto de desvanecer', y me deslicé a un lado de él. Entonces David Roycroft y Anne Beckwith-Smith [ayudantes reales], que estaban con nosotros en ese momento, me llevaron a una habitación.

"Mi marido me regañó. Dijo que podría haberme desmayado tranquilamente en otro lugar, detrás de una puerta. Fue todo muy vergonzoso. Mi argumento era que no sabía nada sobre desmayos. Me desmayé en la sección americana (…) Carlos siguió recorriendo la exposición.

"Regresé al hotel en Vancouver y lloré (...) Básicamente, estaba demasiado cansada, exhausta y de rodillas porque no tenía nada de comida dentro de mí. Todos decían: 'Ella no puede salir esta noche, debe dormir un poco'.

"Carlos dijo: "Ella debe salir esta noche, de lo contrario habrá una sensación de drama terrible y van a pensar que hay algo realmente malo con ella".

"Siempre le dije a la reina 'nunca te defraudaré'"

princesa diana

"Carlos le dijo a mucha gente que la razón por la que el matrimonio era tan inestable era porque yo estaba enferma todo el tiempo. Nunca cuestionaron lo que me estaba haciendo.

"La reina me indicó que la razón por la que nuestro matrimonio había ido cuesta abajo era porque el príncipe Carlos estaba pasando por un momento muy difícil con mi bulimia. Ella me dijo eso (...).

"Y me hizo darme cuenta de que toda la Familia Real veía eso como la causa de los problemas matrimoniales, y no como uno de los síntomas.

"Admiro a la Reina. Anhelo entrar en su mente. Siempre le he dicho: 'Nunca te defraudaré, pero no puedo decir lo mismo de tu hijo'".

ds