6th de March de 2021
SALUD Pandemia de coronavirus
11-05-2020 00:05

Carla Vizzotti rechazó que los test sean defectuosos: "No tenían ningún fin de diagnostico"

La secretaria de Acceso a la Salud recordó que los 170.000 kits fueron "validados por el Malbrán y el Conicet" y que "tienen un 80% de sensibilidad, lo cual es muy bueno en los test rápidos".

11-05-2020 00:05

La secretaria de Acceso a la Salud de la Nación, Carla Vizzotti, rechazó esta noche que los test rápidos utilizados para el estudio de diagnóstico en el marco de la pandemia de Covid-19 sean defectuosos y agregó que su porcentaje de sensibilidad es "muy bueno", por lo cual "es muy importante dar la información correcta y no generar dudas o desconfianza en la población".

Una investigación del Ministerio de Ciencia y Tecnología y el Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET) mostró que los 170.000 tests rápidos para el coronavirus donados a las autoridades sanitarias argentinas serían defectuosos, y "no recomendó su uso" porque detectan apenas "con una banda de luz tenue" la presencia de solo uno de los dos anticuerpos contra el Covid-19 para los que fueron diseñados, la inmunoglobulina M (IgM).

La funcionaria expresó en una entrevista en el canal C5N que los 170.000 kits fueron "validados por el Instituto Malbrán y el Conicet, que nos dijo que la IgG tenía un 80 % de sensibilidad, lo cual es muy bueno en los test rápidos. Así, se hizo el testeo de anticuerpos que no tenía ningún fin de diagnostico sino de investigación".

"Si antes de empezar sé que la sensibilidad del test es del 80% es incorrecto decir que es defectuoso”, dijo Vizzotti; “80% de sensibilidad es muy alta para un test serológico rápido y por eso siempre dijimos que los test serológicos son para investigación y este es un estudio de investigación epidemiológico, que nos va a dar un resultado que es una foto de cuántos tuvieron contacto con el virus en el país, pero no son un test de diagnóstico. Es una herramienta más para saber el panorama que tenemos".

Sobre el segundo anticuerpo, la inmunoglobulina G (IgG), el de aparición más tardía, el CONICET advirtió que el test presenta problemas para su lectura, según publicó este domingo el diario La Nación. Este fallo podría hacer subestimar epidemiológicamente la circulación del virus en la población, el principal objetivo de estas pruebas, dice el estudio.

Ante esa conclusión, el Ministerio de Salud optó por no devolver el cargamento que se le había sugerido comprar en marzo pasado a la empresa Petroquímica Cuyo. En cambio, el ministro Ginés González García redefinió la estrategia sanitaria para analizar la circulación viral, a pesar de las limitaciones del producto chino.

Coronavirus: bioquímica asegura que los test rápidos fueron mal utilizados

"El Ministerio de Salud resolvió que los tests no iban a ser utilizados para IgM (por su baja sensibilidad a la infección reciente) y solo se mediría por IgG para medir en sangre los anticuerpos, por lo que el criterio de inclusión es no haber tenido síntomas, al menos, en los 21 días anteriores", explicaron fuentes del Ministerio a La Nación.

Desde la Casa Rosada reconocen que los tests de la firma china Zhuhai Livzon Diagnostics, que ya se emplearon en las estaciones de Constitución, Retiro y Once no eran lo esperado. Hasta ahora se utilizaron 1.200 tests en ese monitoreo poblacional, con solo ocho casos positivos, es decir, apenas un 0,66 por ciento, según información oficial, lo que supone una proporción extremadamente baja para la región metropolitana con mayor circulación viral en el país.

La Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (ANMAT) aprobó el test rápido Livzon para la detección del coronavirus en 10-15 minutos con una gota de sangre. El fabricante asegura que este kit reacciona a la respuesta del sistema inmunológico, ya sea mientras el organismo se está defendiendo o si alguna vez lo hizo.

Cómo son los tests rápidos

"Se entrenó al personal que realiza los tests para que esperen al menos 20 minutos el resultado en el stick, que se mira con una luz especial para confirmar los positivos tenues como positivos y llegar al 80% de sensibilidad. En el peor escenario, se puede saber que por lo menos el 80% de los testeados tuvieron contacto con el virus", explicaron desde el ministerio. Los bajos resultados obtenidos en las pruebas provocaron las primeras peticiones de una investigación.

Según La Nación, Petroquímica Cuyo desembolsó 700.000 dólares para comprar los tests rápidos de Livzon en China, a recomendación de la embajada argentina en Beijing. El proceso de adquisición empezó a mediados de marzo y se prolongó durante varias semanas debido a la alta demanda en el mercado global. "La adquisición fue coordinada con las autoridades del Ministerio de Salud, quienes dispondrán de la totalidad del material donado y decidirán sobre su uso", informó la empresa en un comunicado el 20 de abril.

Las autoridades de Estados Unidos y la Unión Europea habían permitido el uso de los tests de Livzon, aunque sin aprobarlos para la comercialización. Pero la situación cambió hace dos semanas, cuando India prohibió su uso y devolvió los productos Livzon por considerarlos poco fiables.

DS