martes 21 de enero de 2020 | Suscribite
SALUD / Cuidados
martes 1 enero, 2019

A cuidarse del sol en verano: cómo prevenir daños en la piel y golpes de calor

Permanecer sin un correcto protector durante un tiempo prolongado puede causar problemas en la salud. Una serie de consejos a tener en cuenta.

Galería de imágenes

por Florencia de Sousa


Fotogalería
Entre las principales recomendaciones para cuidar la piel del son se encuentra la del uso de un fotoprotector de más de 30, y de gorros de ala ancha que cubran la cara y el cuello. Foto: Shutterstock
martes 1 enero, 2019

Es sabido que permanecer bajo la exposición prolongada de los rayos solares sin una adecuada protección, puede traer problemas en la salud. "El sol sin las medidas de fotoprotección que se deben tomar, quema, daña y ampolla la piel. Además provoca arrugas y manchas. Por último y lo más importante: genera cáncer", alerta la médica dermatóloga Cristina Pascutto, presidenta de la Sociedad Argentina de Dermatología (SAD), en diálogo con PERFIL. Sin embargo, la especialista remarca que se puede disfrutar del verano siempre y cuando se tomen una serie de recaudos

Cuidados básicos a la hora de estar bajo el sol:

  • Colocarse un fotoprotector, los cuales vienen en diferentes formas dermocosméticas: crema; spray; lociones; emulsiones, etc. También hay productos para pieles grasas o secas, es decir que el mercado ofrece infinidad de opciones. El índice de protección solar tiene que ser superior a 30.
  • Utilizar gorros de ala ancha que tapen bien la cara y el cuello (por lo menos de 10 centímetros, porque los chiquitos no sirven)
  • Usar anteojos, porque así como sufre la piel, le pasa lo mismo alojo.
  • Tener el cuenta los horarios de exposición al sol: se considera el de mayor incidencia de luz ultravioleta es entre las 11 a 16:30, por lo que en ese lapso se recomienda disfrutar de la playa o pileta, pero en un lugar de sombra.
  • Tener en cuenta las superficies de refracción: si uno está en la playa, sobre la arena y al lado del agua, debe saber que tiene que volver a aplicarse protector solar porque éste se "barre" con la sudoración; o con un chapuzón que se haya dado. Si bien uno lo tiene que colocar cada dos horas, en un caso así hay que reaplicárselo.

"Con el correr del tiempo, vamos a ver como la piel se va modificando en aquellas personas que hayan tenido una mayor exposición al sol"

Cuáles son los efectos de la exposición prolongada al sol. "El sol por un lado quema, sin las medidas de fotoprotección la piel se va a dañar en forma aguda, se va a quemar y a poner roja, se va a ampollar y va a doler. Por otro lado, el sol envejece: genera arrugas y manchas en la piel. Por último, y lo más importante: el sol genera cáncer. Con el correr del tiempo, vamos a ver como la piel se va modificando en aquellas personas que hayan tenido una mayor exposición al sol, ahí se ve cómo el cuerpo pasa factura por esa exposición indiscriminada", explica la especialista. 

Bronceado light: disfrutan el sol pero eligen no tomar color

Quiénes conforman el grupo de riesgo. "Los chicos sobre todo son un grupo de riesgo, porque la gente mayor suele ponerse bajo la sombra. Con el tema del sol, los chicos son los más vulnerables porque ellos juegan bajo el mismo y corren para todos lados. Los padres tienen que maximizar las medidas de fotoprotección y por ejemplo, hacer que usen ropa de manga larga de fibras compactas, que en general se pide que sean colores oscuros porque son los que más repelen la luz ultravioleta. Siempre tiene que ser de fibra compacta, en el mercado existen infinidad de productos textiles para protección solar, aunque son muy caros. El tema de utilizar una remera de algodón compacta de manga larga en chicos o en aquellas personas que tienen alguna enfermedad en la piel o son fotosensibles es muy importante", sostiene Pascutto.

"Los chicos son los más vulnerables porque ellos no toman sol, sino que juegan bajo el sol y corren para todos lados"

Asimismo, la directora de la SAD precisa"Hasta los 6 meses, un bebé no debería ser llevado a la playa. Hasta los 8 meses no deberían colocarle protector solar a un pequeño, después de ese tiempo sí pueden ponerle uno adecuado y ya con el primer año de vida cumplido, pueden exponerse un poco más al sol, pero claro, siempre con cuidados". En ese marco, reflexiona: "Hay familias que llevan a la playa a bebés de dos meses apenas y eso es terrible".

cuidados-calor-12272018-02
Otra de las recomendaciones a tener en cuenta para cuidarse del sol, es evitar exponerse durante mucho tiempo en la franja horaria que abarca de las 11 a las 16:30. FOTO: Shutterstock

"No tenemos que vivir como vampiros debajo de la cama, sino que hay que disfrutar del aire libre y de los momentos de esparcimiento, pero siempre cuidándose", añade la dermatóloga.

"Un bebé no debería ser llevado a la playa por lo menos hasta que haya cumplido los 6 meses"

Consejos para protegerse del sol. "El número que aparece en los productos de protección solar, el FPS que todo el mundo mira al comprar un protector solar es relativo. Nos indica exclusivamente la protección que tiene ese producto para UVB, que es un tipo de radiación ultravioleta (también está la UVA). Es un número que sale de una ecuación matemática, por lo tanto, lo que tenemos que tener más en cuenta es donde dice: 'de baja protección' o 'alta protección',; o 'de muy alta protección'. En general, los protectores de FPS por arriba de 30, nos protegen correctamente", sentencia Pacutto.

Cómo prevenir el cáncer de piel

A la vez, aconseja: "Tenemos en el mercado un amplio espectro, por eso es importante adquirir productos de marcas reconocidas, no aquellos de los cuales no se sabe la procedencia; no armar productos de protección casera porque eso es terrible, no hay que hacerlo".

"El sol por un lado quema, por otro lado envejece y produce arrugas y machas en la piel. Por último, y lo más importante: genera cáncer"

Hidratación y alimentación, como complementos. "El agua es fundamental en esta época del año por las altas temperaturas que tenemos. Hay que tomar por lo menos dos litros y medio por día, esto es fundamental para evitar la deshidratación sobre todo en chicos y en personas adultas. En cuanto a la alimentación, hay que tratar de que sea más liviana y que contenga frutas y verduras, algo de carne, pero siempre que sean cocidas en forma ligera. Se debe tratar de incorporar todos los nutrientes. Tiene que ser una dieta balanceada pero a la vez, ligera", concluye.

Con las altas temperaturas, se recomienda:

  • Beber dos litros y medio de agua por día
  • Consumir frutas y verduras
  • Mantener una dieta balanceada pero ligera a la vez
cuidados-calor-12272018-01
El golpe de calor es el aumento de la  temperatura del cuerpo por una exposición prolongada al sol  o por hacer ejercicios en ambientes calurosos o con poca ventilación, al extremo de que el cuerpo pierde agua y sales esenciales para su buen funcionamiento. FOTO: NA

Qué son los golpes de calor. Se define así al aumento de la temperatura del cuerpo por una exposición prolongada al sol o por hacer ejercicios en ambientes calurosos o con poca ventilación, al extremo de que el cuerpo pierde agua y sales esenciales para su buen funcionamiento. Entre los síntomas, se registran: cansancio, decaimiento; mareos; pérdida de conciencia y desmayos; entre otros.

Para evitarlos, se recomienda mantenerse hidratado (aún cuando no se sienta sed), principalmente con agua y jugos de fruta. No realizar actividad física en la franja horaria donde el calor es aún mayor (11 a 16); intentar permanecer en lugares a la sombra y no consumir bebidas alcohólicas, porque alteran la capacidad de respuesta al calor y favorecen la deshidratación, etc.


Comentarios

RECOMENDAMOS...

Periodismo puro

© Perfil.com 2006-2018 - Todos los derechos reservados

Registro de Propiedad Intelectual: Nro. 5346433 | Edición Nº 4881

Domicilio: California 2715, C1289ABI, CABA, Argentina  | Tel: (5411) 7091-4921 | (5411) 7091-4922 | Editor responsable: Ursula Ures | E-mail: perfilcom@perfil.com | Propietario: Diario Perfil S.A.