lunes 17 de febrero de 2020 | Suscribite
SALUD / Salud bucal
jueves 3 octubre, 2019

Por qué tenés que ir al odontólogo dos veces por año

Los pacientes suelen consultar con este especialista ante la aparición de alguna molestia y esto puede tener consecuencias negativas para la salud bucal.

por Bàrbara Defoix

Celebran el día del Odontólogo. Foto: Agencia Shutterstock
jueves 3 octubre, 2019

La prevención es una de las herramientas más eficaces para combatir los problemas de salud. Gracias a las campañas de concientización la población ya incorporó como hábito acudir con cierta regularidad a algunos especialistas como el ginecólogo, el clínico o el oculista. Sin embargo, la gente todavía es reticente a la visita al odontólogo y esto tiene consecuencias negativas en la boca.

Para evitar posibles problemas de salud bucal es necesaria la detección precoz, que la lleva a cabo el odontólogo. Es por esto que es fundamental adquirir el hábito de visitar a este profesional dos veces al año. Cada 3 de octubre se conmemora el Día del Odontólogo porque en esa fecha de 1917 se conformó la Federación Odontológica Latinoamericana (FOLA). 

Hay enfermedades que el paciente no ve, de lo más grave a lo más sencillo, de un cáncer bucal a una simple caries, que no producen dolor. Son cuestiones que no se curan por sí solas y uno puede solucionar los problemas más fácilmente en estadios primarios, sino la patología avanza y en algunos casos el daño es irreversible”, alertó a PERFIL el odontólogo Luis Braverman (MN: 11372).

Qué son las caries y cómo prevenirlas

Generalmente la gran mayoría de los pacientes acude a la consulta cuando tiene alguna molestia, presenta dolor o por una cuestión estética.

“Si bien para nosotros va de la mano la función con la estética y la salud, los pacientes vienen simplemente por estética, con lo cual nosotros lo que le dejamos bien claro es que primero hay que tener salud. Por eso se educa a la persona y trabajamos en concientizar, generar hábitos buenos en cuanto a técnicas de enseñanza de cepillado, pasarse el hilo dental para mantener la boca saludable y consultas periódicas al odontólogo dos veces al año”, indicó Francisco Somoza, jefe de trabajos prácticos de la cátedra de endodoncia de la Facultad de Odontología de la UBA y docente de la especialidad de Endodoncia (MN: 36.875).

Una de las principales razones por las que los pacientes no acuden al consultorio es por el clásico miedo al dentista que se genera de chicos. En es contribuyeron las películas y series de dibujos animados. Además, el ruido de la turbina puede ser molesto para algunas personas.

La odontología avanzó, no existe dolor en ningún tratamiento, destacó Braverman

“La odontología avanzó, no existe dolor en ningún tratamiento, puede haber alguna molestia después pero durante las intervenciones no. Mejoraron tanto las técnicas anestésicas como las herramientas que se emplean”, aseveró Braverman.

Somoza agregó: “Usamos turbinas neumáticas que hacen menos ruido, y se utiliza aparatología eléctrica, menos ruidosa aún. También tratamos que el ambiente sea bien ameno, con música de fondo si es necesario. Es muy importante que el paciente confíe en uno porque cuando le abren la boca está exponiendo una parte muy privada, por lo que hay que establecer un vínculo con la persona”.

Aparte de control periódico cada 6 meses, hay que acudir a este especialista ante:

  • Traumatismos dentarios.
  • Dolor espontáneo a distintos estímulos.
  • Sangrado de encías.
  • Ausencia de piezas dentarias.

La  cátedra de endodoncia de la Facultad de Odontología de la UBA elaboró un video en el que explica de forma resumida cómo actuar ante traumatismos dentales, una cuestión poco difundida pero fundamental para que el resultado final del tratamiento sea el más adecuado.

Hay que tener en cuenta que si uno mantiene la regularidad de las visitas al odontólogo se va a detectar el problema antes y, por ende, las técnicas o prácticas para corregirlo van a ser mucho menos invasivas. “Cuando uno va solo cuando tiene una urgencia es más habitual que tenga miedo, si van con una frecuencia de dos veces al año se suelen hacer tratamientos más simples y eso hace que el paciente no esté en una situación de desventaja”, remarcó Somoza.

BD/FF


Comentarios

RECOMENDAMOS...

Periodismo puro

© Perfil.com 2006-2018 - Todos los derechos reservados

Registro de Propiedad Intelectual: Nro. 5346433 | Edición Nº 4908

Domicilio: California 2715, C1289ABI, CABA, Argentina  | Tel: (5411) 7091-4921 | (5411) 7091-4922 | Editor responsable: María José Bonacifa | E-mail: perfilcom@perfil.com | Propietario: Editorial Perfil S.A.