ACTUALIDAD
Vaticano

El Papa Francisco reconoció que queda pendiente su visita a Argentina y aclaró: "No soy comunista"

Sin dar nombres, el Papa también alertó sobre "los flautistas de Hamelin que encantan a la gente y la terminan ahogando" y sobre los "payasos de mesianismo" que surgen de las crisis.

Papa Francisco
Papa Francisco | CEDOC

El Papa Francisco brindó una entrevista en la que reconoció que queda pendiente su visita a Argentina, reflexionó sobre la política, defendió los derechos laborales y aclaró que no es comunista, una acusación realizada por el candidato presidencial Javier Milei. El Papa, sin dar nombres, también alertó sobre “los flautistas de Hamelin que encantan a la gente y la terminan ahogando” y sobre los “payasos de mesianismo” que surgen de las crisis.

“Todos fuimos jóvenes sin experiencia y a veces los chicos y las chicas se aferran a milagros, a mesías, a que las cosas se resuelven de manera mesiánica. El Mesías es uno solo que nos salvó a todos. Los demás son todos payasos de mesianismo. Ninguno puede prometer la resolución de conflictos, si no es a través de las crisis saliendo hacia arriba, y no solo”, analizó Francisco y agregó: “Manejar conflictos es sabiduría”.

En una entrevista brindada a la agencia Télam desde su hogar en la Casa de Santa Marta, el Papa aseguró que “faltan protagonistas de humanidad” y dijo: “Yo le tengo mucho miedo a los flautistas de Hamelin porque son encantadores. Si fueran de serpientes los dejaría, pero son encantadores de gente… y la terminan ahogando. Gente que se cree que de la crisis se sale bailando al son de la flauta, con redentores hechos de un día para el otro. No. La crisis debe ser asumida y superada, pero siempre hacia arriba”, insistió.

Esto no le gusta a los autoritarios
El ejercicio del periodismo profesional y crítico es un pilar fundamental de la democracia. Por eso molesta a quienes creen ser los dueños de la verdad.
Hoy más que nunca Suscribite

El Papa Francisco pidió que se mantengan los corredores humanitarios y sean liberados los rehenes en Gaza

De acuerdo al Papa, “las grandes dictaduras nacen de una flauta, de una ilusión, de un encanto del momento. Y después decimos ‘qué lástima, nos ahogamos todos’”. Además, postuló que “la vagancia es una enfermedad social” y que “explotar a la gente es uno de los pecados más graves”. Para el representante de los católicos, “el trabajo te confiere dignidad y de ahí que el trabajador tiene derechos concretos. Quien lo contrata para trabajar tiene que proveer servicios sociales, que son parte del derecho. El trabajo es con derechos o es esclavo”, diferenció.

“Verdugo no es solamente aquel que mata, sino también el que explota a una persona. Tenemos que tener conciencia de esto. A veces cuando me escuchan decir las cosas que escribí en las encíclicas sociales, dicen que el Papa es comunista. No es así. El Papa agarra el Evangelio y dice lo que dice el Evangelio. Ya en el Antiguo Testamento, el derecho hebreo pedía que se cuidara a la viuda, al huérfano y al extranjero. Si una sociedad cumple estas tres cosas anda fenómeno”, opinó.

Papa Francisco
"Explotar a la gente es uno de los pecados más graves” dijo el Papa Francisco

Para el Papa, hay que hacerse cargo “de las situaciones límites de la sociedad” y expresó: “Cuando se empieza a contratar en negro para no pagar los aportes y negociar el futuro de esa gente a la esclavitud, ahí empieza a enfermarse el trabajo. Y en vez de dar dignidad, el trabajo confiere esclavitud. Tenemos que ser muy atentos a esto. Aclaro que no soy comunista, como dicen algunos. El Papa sigue el Evangelio”, recordó.

La acusación sobre el comunismo fue realizada por el candidato a presidente de La Libertad Avanza, Javier Milei, en la entrevista brindada al estadounidense Tucker Carlson, en la que lo catalogó como “el representante del maligno en la Tierra”. “Tiene afinidad por los comunistas asesinos”, “ha demostrado una gran afinidad con dictadores como Castro o Maduro” y “es condescendiente con todos los de izquierda, aunque sean verdaderos asesinos”, son algunas de las frases que lanzó Milei en septiembre. En sus redes sociales, además, lo ha insultado y lo llamó “imbécil comunista”.

 

“Me gustaría”: qué dijo el Papa sobre visitar Argentina

Durante la entrevista con Bernarda Llorente, la presidenta de Télam, le consultó si aún le quedan viajes importantes por delante. “Bueno, sí. Argentina. Me gustaría ir… Hablando de los más lejos, me queda Papúa Nueva Guinea. Pero alguno me decía que, ya que voy a Argentina, haga escala en Río Gallegos, después el Polo Sur, aterrice en Melbourne y visite Nueva Zelanda y Australia. Sería un poco largo”, rechazó el Papa.

Luego Llorente preguntó cómo elige sus destinos: “Llegan muchas invitaciones, hay todo un elenco de posibles viajes y algunos se imponen por sí mismos, por ejemplo, el de Mongolia. Otros son más planeados, dentro de Europa, como el viaje a Hungría. Depende de cada caso. Siempre hay una invitación y después está la intuición del momento. No es algo automático, cada decisión es original, única”, reveló.

Si bien la entrevista fue realizada antes del sábado 7 de octubre, cuando la violencia entre Israel y Palestina escaló de manera inusitada en Gaza, luego del ataque de Hamás y el inicio de la contraofensiva, el Papa también había advertido sobre la guerra: “Uno no puede hablar de una seguridad social si no hay una seguridad universal. Creo que el diálogo no puede ser sólo nacionalista, es universal. Por eso hablo de diálogo universal, de armonía universal, de encuentro universal. Y claro, el enemigo de esto es la guerra”.

"Las guerras son siempre una derrota", insistió el Papa.

“Desde que terminó la Segunda Guerra Mundial hasta ahora, hubo guerras en todos lados. Fue lo que me llevó a decir que estamos viviendo una guerra mundial a pedacitos. Ahora nos damos cuenta porque se acercó esta guerra mundial”, dijo Francisco y añadió: “Hay guerras que parecen infinitas, que nacen por motivos culturales, pero en el fondo son por dominio de territorio. Yo creo también que las guerras son fomentadas por las dictaduras”, indicó.

"Las guerras son siempre una derrota", insistió el Papa y, ya una vez estallado el nuevo conflicto con Hamas, pidió en diferentes oportunidades “que los ataques y las armas se detengan”. En la audiencia semanal del miércoles 11, redobló su exhortación por la paz: "El terrorismo y los extremismos no contribuyen a lograr una solución al conflicto entre israelíes y palestinos, sino que alimentan el odio, la violencia y la venganza, y hacen sufrir a unos y otros", declaró.

 

ML / ED