BLOOMBERG
Europa

Crecen las señales de recesión en la eurozona por la caída de la producción industrial

La producción de Alemania, la mayor economía de Europa, cayó un 0,4% en octubre frente al mes anterior y en Italia, la producción disminuyó un 0,2% desde septiembre. Así, se suman a los resultados desfavorables de Francia y España.

COVER_EU FLAG
COVER_EU FLAG | Getty Images

La producción industrial en Alemania e Italia comenzó el último trimestre del año con un traspié después de que Francia y España registraran resultados similares, lo que apunta a una posible recesión en la región.

La producción en la mayor economía de Europa cayó un 0,4% en octubre frente al mes anterior a su nivel más bajo desde agosto de 2020, informó el jueves la oficina de estadísticas alemana. En Italia, la producción disminuyó un 0,2% desde septiembre.

Si bien el alcance de cada muestra estadística no es totalmente comparable, la coincidencia de una desaceleración en ambas economías junto con los resultados negativos reportados el martes en Francia y España ponen de relieve que está surgiendo debilidad en datos duros de toda la región.

El Banco Central Europeo aún no ve una victoria contra la inflación

El producto interno bruto de la eurozona se contrajo un 0,1% en el tercer trimestre, una lectura que se confirmó el jueves y se atribuyó a cambios en inventarios. Sin embargo, el avance de 0,2% en el período anterior se revisó a la baja a un 0,1%.

Alemania industria 20231107

Si bien los datos mostraron que el consumo de los hogares se mantuvo sólido en los tres meses hasta septiembre, otro trimestre de contracción significaría una recesión. Encuestas recientes indican que la recesión de la eurozona en los sectores de servicios y manufactura es persistente.

Para Alemania, la caída de la producción fue inesperada; la mediana de las estimaciones de los economistas era de un aumento de 0,2%. El resultado muestra que la economía todavía tiene dificultades para dejar atrás el impacto de una crisis inducida por la energía que se registró el invierno pasado y una caída en la demanda global.

Según Lagarde, el Banco Central Europeo debe evaluar el impacto del alza de tasas

Otros países muestran cifras solo levemente mejores. La caída de 0,3% de la producción francesa durante el mes se debió a una menor producción de energía y equipos. Pero el sector manufacturero, que excluye la energía, logró un aumento de 0,1%.

El jueves, la subgobernadora del Banco de Francia, Agnès Bénassy-Quéré, insistió en que, si bien el crecimiento del país es débil, la entidad no anticipa una recesión.

“El escenario central es que se trata realmente de un aterrizaje suave de las economías global y europea”, dijo.

La caída de 0,2% en la producción industrial italiana fue mejor que la contracción de 0,4% prevista por los economistas.

Traducido por Bárbara Briceño.