lunes 10 de agosto de 2020 | Suscribite
COLUMNISTAS / Inseguridades y peligros
viernes 10 julio, 2020

¡Armas y vihuelas en atención!

Cornejo, hablando en la cumbre de dirigentes radicales en Mar del Plata. Foto: Télam

Como dice Marechal en su novela Megafón o la guerra.

Estamos en una época de indefiniciones y de peligro. Indefiniciones básicamente por este virus que nos ha caído del cielo como un huracán, y que nos tiene confinados, un poco más o un poco menos, a todos los argentinos. Y hasta podemos decir que a todos los seres humanos. Esta indefinición de no saber si nos vamos a contagiar o no, y si acaso fuera que sí, con qué intensidad y cuáles serán nuestras respuestas. Hasta el primer ministro inglés se contagió, y aunque pudo curarse no la pasó nada bien. Nadie está exento en principio.

Esto crea un clima social de zozobra e inseguridad que nos afecta a todos, llevando a muchos a situaciones límite de angustia y hasta de desesperación. El clima es malo, podemos decir que el horno no está para bollos.

Se suman inseguridades importantes, una de las cuales es el destino de la deuda externa del país. No sabemos si estamos o no en el famoso default, que algunos llamas default técnico o disimulado. Dependemos de la opinión sagrada del Mercado (con mayúscula), que es el nombre de unos desvergonzados especuladores que nada saben de solidaridad o justicia social. Solo saben de negociar ganancias financieras.

Como si algo faltara, todos tenemos la inseguridad del futuro, comenzando por el futuro más inmediato (y dejo por ahora el del gran futuro, el del proyecto nacional). Cómo terminará esta cuarentena reforzada de estos días, qué podré hacer luego con la mayor seguridad para mi salud. No lo sabemos, y esto suma angustia.

Con todo esto en nuestras espaldas, con todo este peso encima, no es tiempo de grietas y de peleas internas, sino de todo lo contrario, de solidaridad y unión.

Pero esto tan deseable no ocurre. La grieta vuelve a hacer su juego político de intrigas, acusaciones y peleas. Que pueden tener cierta base sobre la cual asentarse, pero que no es momento de exacerbar, sino de tratar de superar. Al menos por un tiempo, sumergidos en la actual crisis económica y psicológica que antes mencioné, y con la perspectiva de la crisis que se nos viene encima al salir de la pandemia, y que vendrá pesada, después de toda una etapa de inactividad productiva en el país.

Sería ingenuo hacer una exhortación a la clase dirigente a la sabiduría,  la tolerancia y la unidad nacional. Si hubo un importante acuerdo nacional para instaurar la cuarentena y lograr resultados positivos, están en el aire otros núcleos de peleas, reproches y persecuciones entre los sectores políticos más importantes del país. Por el motivo que sea, con o sin fundamento, ese tiroteo de críticas, ataques y reproches es cotidiano.

Y el famoso ciudadano medio, el hombre del pueblo, se pregunta si esto tiene sentido y si ahora la preocupación principal deben ser las próximas elecciones. Suena extraño.

En medio de esta situación tan compleja, asoman episodios que afectan nada menos que la unidad territorial del país. El presidente de la Unión Cívica Radical y ex gobernador de Mendoza, Alfredo Cornejo, manifestó la posibilidad de que la provincia de Mendoza plantee separarse de la nación argentina. Sea como región autónoma o de alguna otra forma jurídica similar.

Esto es de la mayor gravedad, y es un síntoma más de la crisis que vivimos, crisis personales, sociales y comunitarias.

Prestemos atención, alertémonos, no es un simple arrebato circunstancial, habla de una acusación al funcionamiento de nuestro sistema federal y al mismo sistema en sí.

Para apreciar la gravedad del tema, en una encuesta de opinión realizada en Mendoza resultó que “al 35% de la población le gustaría separarse”, frente al 57,9% que opinó en contra de la desventurada idea. Pero fíjense que la idea del ex gobernador Cornejo encuentra un eco bastante amplio y sólido en la opinión pública.

En momentos de terremoto –y en Mendoza se produjo otro de sus habituales sacudones–, pueden pasar cosas como estas y no hay que desatenderlas.

Volveré en breve sobre este tema.

 

*Poeta y crítico literario.(ECAE).


Comentarios

RECOMENDAMOS...

Periodismo puro

© Perfil.com 2006-2018 - Todos los derechos reservados

Registro de Propiedad Intelectual: Nro. 5346433 | Edición Nº 5083

Domicilio: California 2715, C1289ABI, CABA, Argentina  | Tel: (5411) 7091-4921 | (5411) 7091-4922 | Editor responsable: María José Bonacifa | E-mail: perfilcom@perfil.com | Propietario: Editorial Perfil S.A.