sábado 10 de diciembre de 2022
DEPORTES MUNDIAL QATAR 2022

Quién es el capitán que no celebrará los goles "por solidaridad" con las protestas iraníes

Abstenerse de festejar un gol es un gesto poco habitual en el mundo del fútbol, especialmente en el contexto de euforia que caracteriza al torneo más esperado por hinchas y jugadores. El capitán explicó en conferencia los motivos de su "decisión personal".

17-11-2022 17:37

A pesar de la adrenalina cada vez mayor que genera el Mundial de Qatar, algunos deportistas le ponen paños fríos a la competencia y expresan su preocupación por la conflictividad social latente en su país de origen. Es el caso del mediocampista y capitán de irán, Alireza Jahanbakhsh, quien anunció en una conferencia brindada este jueves 17 de noviembre que no celebrará los goles como gesto de apoyo a las protestas regionales tras la muerte de Mahsa Amini, 2 meses atrás. Se trata, según el futbolista, de una "decisión personal" de los jugadores.

"Estamos aquí para cumplir deber y nuestro deber es jugar al fútbol", explicó el volante del Feyenoord, a cuatro días del debut de Irán contra la selección de Inglaterra.

Alireza Jahanbakhsh 20221117
Alireza Jahanbakhsh, capitán de Irán, en conferencia de prensa en Doha. FOTO: AFP

"Estamos concentrados para jugar al fútbol. Desde que soy pequeño, sueño con para el equipo nacional y es lo mismo para el resto de jugadores. Estamos aquí para respetar la camiseta y nuestro equipo nacional, para aportar felicidad al pueblo iraní", amplió en sus declaraciones .

"El asunto de la celebración es una decisión personal, propia de cada jugador", sostuvo el capitán.

Sin embargo, abstenerse festejar no significa que los jugadores le resten importancia al certamen: "Estamos a cuatro días del partido más importante de nuestras vidas y estamos concentrados en la Copa del Mundo".

Alireza Beiranvand 20221117
El arquero iraní Alireza Beiranvand habló junto al mediocampista Alireza Jahanbakhsh durante una conferencia de prensa en Doha. FOTO: AFP

¿Cantarán el himno?

Uno de los temas más controvertidos de la conferencia salió a la luz cuando le consultaron al capitán si los jugadores iraníes cantarán el himno nacional o si se abstendrán en apoyo a los manifestantes. El mediocampista indicó que el delicado asunto estaba en "conversaciones" y que sería asumido de manera "colectiva", sin anticipar una definición concluyente al respecto.

El arquero de la selección iraní, Alireza Beiranvand, también estuvo presente en la rueda de prensa y afirmó que la decisión de celebrar o no un gol era "personal" y que los jugadores de su equipo estaban "concentrados en el torneo más importante de sus carreras y deseaban aportar felicidad a los iraníes y pasar la fase de grupos por primera vez en su historia". Su intervención no se diferenció de las afirmaciones del capitán de Irán.

Movilizaciones en Irán

Un movimiento de protestas, duramente sofocado por las autoridades, sacude a la República islámica de Irán desde la muerte hace dos meses de Mahsa Amini, una kurda-iraní de 22 años detenida por infracción del estricto código de vestimenta, que obliga a las mujeres a portar el velo en público.

Frente a este clima de violencia y efervescencia social, varios jugadores del equipo nacional expresaron su apoyo a las protestas en redes sociales, e incluso portaron brazaletes negros durante los partidos. Otros tuvieron la osadía de no cantar el himno nacional.

Movilizaciones en Irán
Movilizaciones y represión en Irán. FOTO: Télam

Sardar Azmoun, estrella de Irán, también generó polémicas por haber publicado varios mensajes en redes sociales en los que expresó su apoyo al movimiento de protestas y por haber denunciado con énfasis la represión en su país.

Su cuenta de Instagram, seguida por cerca de cinco millones de personas, permaneció inaccesible durante varios días, antes de ser restablecida.

El próximo 21 de noviembre Irán debutará contra Inglaterra en el grupo B. Luego se enfrentará a Gales el 25, antes del último partido contra Estados Unidos el 29, en lo que se palpita como un partido caliente por tratarse de una revancha simbólica del histórico partido de 1998, ganado por Irán (2-1).

CA / MCP