ECONOMIA
CONTRACARA ECONOMICA

Analistas hacen números: ¿cuál es el costo económico del paro de este 24 de enero?

Más allá de las cifras, algunos economistas advierten que si el paro tiene éxito (el gobierno) deberá hacer un replanteamiento de la estrategia económica o esto podría encaminarse a otra crisis financiera y default.

Paro y marcha de la CGT
Paro y marcha de la CGT | Agencia Afp

En la conferencia de prensa de este 24 de enero, mientras se lleva a cabo la primera medida de fuerza nacional contra el gobierno de Javier Milei, su vocero Manuel Adorni consideró que el paro que impulsa desde este mediodía la CGT "complica la vida y es una pérdida de dinero para muchísimos argentinos".

Aerolíneas Argentina canceló sus operaciones por el paro de la CGT

Ahora bien, ¿cuál es el verdadero costo económico? Algunos de los analistas consultados por PERFIL se animaron a ponerle cifras, y lo situaron entre u$s 1500 y 1700 millones de pérdida, aunque otros prefirieron señalar que "el costo diario de lo que está haciendo este gobierno no es comparable al costo de un paro" y advirtieron por el fuerte deterioro de la economía de estos últimos días está deteniendo la actividad económica "sin precedentes".

Un día de actividad, 1500 millones de dólares menos

Aldo Abraham, director de la Fundación Libertad y Progreso pasó sus estimaciones. "El cálculo que nosotros tenemos es 1.500 millones de dólares o alrededor de 0,2% del PBI que no parece mucho cuando lo pones así pero sí lo es para un país que tiene alrededor de 45% de su gente en la pobreza y que el objetivo debería ser producir cada vez más para poder sacarlos de ahí", señaló.

Paro de la CGT

 

En diálogo con PERFIL el especialista estimó: "lamentablemente vamos a tener que pagar algún costo por tratar con las resistencias que va a haber a la hora de que algunas corporaciones se le quiten sus privilegios y los subsidios que han tenido hasta ahora a costa del bienestar de todos los argentinos y ese es uno de los motivos por los que se hace este paro", indicó. Según Abraham, el objetivo es "defender los privilegios y los derechos no de los trabajadores sino de los gremios, porque por el empobrecimiento no hubo protestas el año pasado ni durante toda la gestión de Alberto Fernández", agregó. 

En tono muy crítico Abraham ratificó: "Acá no hay ninguna defensa de los derechos de los trabajadores sino de la caja de los sindicalistas", explicó.

Un derecho legítimo en una actividad económica que no arranca

En tanto, también José Lezama, Director del Centro de Producción Documental de GEO Estudio y Opinión economista UBA situó el costo de parar en valores similares a los de la Fundación Libertad y Progreso.

"Si bien no tenemos los datos del PBI anual 2023, podemos estimar que entre 580 y 620 mil millones de dólares es la producción final de bienes y servicios en nuestro país en un año. En este sentido, y dado que el paro implica un freno al desarrollo de las actividades económicas que producen esos bienes y servicios finales, podemos inferir (muy aproximadamente) que el costo de un paro podría generar una pérdida de entre u$s 1590 y 1700 millones".

Paro de la CGT: cómo funcionará el transporte público en el AMBA

El Economista de la UBA señaló que este es un escenario de máxima y no todas las actividades económicas son impactadas al 100%, "pero es una buena aproximación para entender que el paro implica una potencial pérdida de producción que es el equivalente a una pérdida de ingresos globales, y esto se suma a la ya alicaída actividad económica, que desde septiembre pasado no muestra signos de recuperación", comentó preocupado.

Para Lezama, más allá de esta observación económica, "está claro que el derecho a paro se trata de un derecho legítimo y las consecuencias del mismo también pueden afectar las relaciones de fuerzas económicas y su correspondiente ordenamiento".

Se exportaron las primeras tablets y notebooks de producción nacional

 

"La destrucción de activos generó parálisis"

En tanto, el economista Pablo Tigani  fue más crítico en su análisis y cuestionó: ¿Qué costo económico implica cada día de un gobierno donde (sin paro) el PBI cae a una tasa anualizada de 5/6% en sólo un mes de desaciertos?"

De acuerdo al economista y docente, "!a actividad económica se está deteniendo a un nivel sin precedentes. No hay sector de la economía (clientes del estudio) que diga “no me ingresa un solo pedido. A eso hay que sumarle la licuación de activos o como se dice en economía, destrucción de activos", comentó.

A una semana de un vencimiento clave para Argentina, el FMI no tiene prevista la reunión del Directorio para aprobar el acuerdo

En la misma línea advirtió sobre la pérdida de valor en dólares a la que se está asistiendo: "Todos los activos valen 50/60% menos en dólares. La destrucción de activos generó parálisis. Cayó el consumo, la inversión, el salario y comenzaron los despidos. El costo diario de lo que está haciendo este gobierno no es comparable al costo de un paro", agregó el economista. "Si el paro tiene éxito (el gobierno) deberá haber un replanteamiento de la estrategia económica o esto termina en otra crisis financiera y default", adelantó con pesadumbre Tigani. 

Otra mirada sobre la forma de calcular la pérdida

Por su parte, la economista Natalia Motyl,  economista y Directora de Candormap, hizo un análisis distinto sobre la forma de "contabilizar" cuánto se pierde el país en un día de actividad económica.

"Un cálculo simple que todos utilizan para medir el costo del paro en Argentina es dividir el PBI anual más reciente de Argentina entre los 365 días del año para determinar cuánto se produce en un día", indicó Motyl. Y agregó: "Este cálculo nos da alrededor de 1700 millones de dólares, que es lo que se perdería en un día", algo similar a lo aportados por algunos de sus colegas.

La actividad económica cayó 0,9% interanual en noviembre, según el INDEC

Sin embargo, para la economista es incorrecto. "La realidad es que este cálculo es muy grosero y probablemente mucho menos de lo que realmente se pierde. Puede ser incluso una tercera parte de la estimación realizada", señaló.

En esta línea argumentó que "metodológicamente, está muy mal realizar este tipo de cálculos porque la economía argentina, en gran parte, se centra en servicios. Lo que no se vende en un día muy probablemente se venderá al día siguiente. Por ejemplo, una persona que necesite cortarse el pelo el día del paro podría optar por no hacerlo, pero eso no significa que no lo haga más tarde, tal vez al día siguiente o en algunos días".

Finalmente, señaló: "Incluso las personas que consumen alimentos pueden haberlos comprado el día anterior o lo harán al día siguiente. Por lo tanto, es incorrecto utilizar este tipo de cálculos para analizar cuánto se ha perdido". 

LR