martes 24 de mayo de 2022
ECONOMIA Finanzas
05-05-2022 12:22

¿Tendrá la Argentina su CriptoPeso?

El Gobierno habilitó a la Casa de la Moneda para emitir una moneda digital y actuar como un Exchange de criptomonedas Central, una discusión que pone al país a la vanguardia de China, Estados Unidos y Reino Unido.

05-05-2022 12:22

Son varios los gobiernos alrededor del mundo que están trabajando ya en su propia divisa digital. Joe Biden en Estados Unidos está evaluando un criptoactivo igual que el dólar, o el Banco de Inglaterra también propuso la creación de la moneda británica digital, una CBDC.

En la última semana de marzo, el presidente Alberto Fernández, reformó el estatuto de la Casa de la Moneda, que incentiva algunas cuestiones digitales y fomenta el área de investigación. Es decir, facultó al ente no sólo para imprimir billetes, sino también para:

  • Procesamiento e intercambio digital de datos y cuentas.
  • Validaciones y certificaciones digitales
  • Pagos y/o cobranzas por cuenta y orden de terceros a través del uso de dispositivos electrónicos.
  • Plataformas transaccionales o de cualquier otro medio.
  • Gestión, administración y transmisión de servicios y bienes digitales.

Dólar digital: cómo funciona la criptomoneda que impulsa Joe Biden

En ese sentido, la fundación Productiva, institución no gubernamental centrada en el desarrollo de herramientas, considera que la CBDC contribuiría al progreso nacional, por lo que ya presentó la propuesta ante la Confederación Argentina de la mediana Empresa (CAME) y la Unión Industrial Argentina (UIA).

Lo que busca la fundación es ejecutar una moneda 100% digital que, eventualmente, termine por eliminar el empleo de papel billete. Esto no significa un cambio de moneda, sino que seguiría siendo el peso argentino, pero completamente digital.

¿Qué es una CBDC?

Las Central Bank Digital Currency (CBDC, en inglés) o Monedas Digitales de Banco Central buscan avanzar hacia el futuro del dinero donde algunas limitaciones financieras y económicas del papel billete desaparecerían. En síntesis, es una forma de dinero digital que es emitido por el banco central de un país y, por lo tanto, tiene valor de curso legal en esa nación.

El FMI se mostró a favor de que los bancos centrales emitan monedas digitales

Tienen un funcionamiento similar al de las criptomonedas y responden a las necesidades del mundo actual. Pero todo ello sin dejar de ser un mecanismo de control. Cabe aclarar que no son criptomonedas ni tampoco bitcoins. Son híbridos que surgen como una respuesta de los países ante la preocupación por el auge de los criptoactivos libres en el mundo.

Podría decirse que es el último intento de las instituciones por mantenerse a flote en un mundo que cada vez las rechaza más y de manera masiva.

¿Qué significaría para el país la adaptación de una CBDC?

Perfil consultó a Federico Camargo, candidato a Doctor en Ciencias Económicas por la Universidad Nacional de La Matanza, quien opinó al respecto.

“Hay que tener en cuenta que son proyectos que toman muchísimo tiempo desarrollarlos. Para definir si va a ser positivo o negativo para el país hay que entender el alcance de su arquitectura, es decir, comprender el diseño de la CBDC que, puede ser de distintas maneras. Puede estar pensada para intercambios mayoritarios (sector mayorista) o puede ser para la población general en un modelo híbrido”.

“Entonces, para determinar cuál puede ser el impacto para el país va a depender de eso. Posiblemente, un proyecto robusto y sólido, en el cual pueda participar también la población, podría resultar positivo para la economía del país y ser muy bien visto desde el exterior, lo que se traduciría en mayor confianza económica”, agregó.

Actualmente, sostiene Camargo, es imposible de saber el diseño del proyecto que plantea Argentina porque no hay una comunicación oficial del Banco Central de la República Argentina (BCRA), hasta ahora hay indicios de qué el país está avanzando en esa discusión.

Ante la pregunta de si la implementación de la CBDC tendría un impacto directo en la inflación, comentó: “En líneas generales, si la CBDC es abierta al público general, podría permitir que el Banco Central otorgue cuentas a toda la sociedad y eso podría reducir la intermediación bancaria; esto no significa que los bancos vayan a desaparecer, pero al mermar la intervención financiera podrían reducirse los costos, por lo tanto, podría combatirse la inflación o por lo menos, la premisa sería que no va a aumentar”, acotó.

Camargo considera que la soberanía del peso, algo que se defiende a capa y espada por algunos sectores de la esfera política local, no se vería afectada por la adaptación de la CBDC. “La estrategia monetaria como una CBDC van a ser totalmente argentina, es una moneda local y no extranjera, por lo que no debería perder soberanía monetaria, incluso al ser una herramienta para distribuir los recursos de manera mucho más efectiva, sería algo que potencie la soberanía monetaria del país”.

¿Las CBDC podrían ser una herramienta del control del Estado?

Expertos sostienen que el peso digital, al entrar en circulación, podría evitar la evasión de impuestos. Sobre esto, Camargo opinó: “Depende de si sería un proyecto robusto o mucho más ligero, esto en cuanto al alcance, si tiene intenciones de avanzar sobre esa lógica, sí, podría colaborar. Obviamente, en el medio hay grises, una CBDC, al ser una herramienta digital, favorecería a un mejor uso y control del dinero”.

Jamaica presentó su nueva moneda electrónica, el "Jam-Dex"

El economista considera clave para este proceso tener en cuenta la opinión de la sociedad. “Si vemos el caso del Reino Unido, que todavía no la implementó, pero del 2020 al 2021 adelantó una encuesta para entender cuál podría ser el impacto de la CBDC consultando a: empresarios, académicos y a la sociedad en general. Un proyecto de tamaña magnitud necesita de una participación así”.

Hay que tener en cuenta los indicios de que Argentina avanza con la idea que, a claras luces; significa que el país está tratando de entrar en la tendencia mundial de las CBDC. La inclusión de una moneda digital podría aliviar varios de los problemas económicos de la nación y, por ende, de los ciudadanos.