4th de March de 2021
ECONOMIA Informe de Pesce
30-12-2020 16:41

En su balance 2020, el Banco Central aseguró que bajó la inflación

Dice que bajó 20 puntos interanual. Sin embargo, anticipa una aceleración en 2021. Tasas positivas para ahorristas, pagos con QR y asistencia al Tesoro.

30-12-2020 16:41

Es tiempo de balances y el Banco Central hizo el suyo sobre el primer año de gestión con Miguel Pesce al frente, que se mantuvo pese a las versiones de mercado -operaciones, para el oficialismo- que lo dieron de salida más de una vez a lo largo del año. 

En su racconto del 2020, el regulador asegura que la política monetaria y cambiaria permitió reducir la inflación, mantener la estabilidad financiera y cumplir con el financiamiento del sector privado y público por la pandemia. En ese contexto también considera que “se avanzó en la inclusión financiera de amplios sectores” y destacó el proyecto para expandir los medios de pago.

Para los economistas, en tanto, la expansión de la emisión monetaria para financiar el gasto que demandó el Covid-19, sumará presión en 2021. Los pronósticos que releva el BCRA marcan una inflación del 45% para el año próximo, por encima del 29% previsto en el Presupuesto y casi diez puntos arriba de lo esperado para este año.

Miguel Pesce: "Un dólar de 130 pesos nos pondría en niveles de pobreza descomunales"

“Se debió implementar un esquema de asistencia extraordinaria al Estado Nacional y al sector privado. Eso requirió un nivel de emisión primaria y de potenciación del crédito de dimensiones inéditas”, planteó el balance de la entidad, que asegura que se esforzó en esterilizar los “excesos de liquidez”. “Se consiguió una reducción de la inflación cercana a los 20 puntos respecto a la de 2019”, subrayó el BCRA.

Dólar. Sobre el tipo de cambio, el Central mantuvo la “flotación administrada” en medio de presiones de devaluación. “Se había heredado una situación cambiaria y de reservas internacionales muy compleja en simultáneo con una situación de virtual default de la deuda pública en pesos y moneda extranjera”, recordó la Autoridad Monetaria. Los riesgos por la falta de reservas no se terminaron, según los analistas, que advierten que hay que pasar el verano para llegar a la liquidación de la cosecha. 

Para Pesce, el cepo permitió estabilizar el tipo de cambio real. “Se debieron establecer mecanismos de acceso al mercado de cambios para disponer una asignación eficiente de las divisas. Como resultado, el tipo de cambio real se mantuvo estable y en niveles que el BCRA considera adecuados para mantener la competitividad de la economía”, repasa el organismo que descarta así una devaluación. 

La brecha entre el dólar oficial y el paralelo llegó en octubre al 150%, con el blue en casi $ 200 y a partir de ese momento el Gobierno reforzó la coodinación con Economía y la Comisión Nacional de Valores para tratar de bajar esa diferencia que tiene influencia sobre expectativas y costos de reposición. En medio de los rumores de cambios y tensión cambiaria, Pesce y Martín Guzmán compartieron una foto para apaciguar al mercado en noviembre.

Rubinstein cambia el "escenario base 2021" y descarta una posible devaluación

Los analistas advierten sobre la necesidad de subir las tasas de interés para mejorar la esterilización de pesos circulantes, aunque eso podría retraer la actividad. En ese contexto, el Central indicó que las llevó a niveles más bajos en la etapa más aguda de la pandemia y las “normalizó” después. La entidad consideró que permitió mantener el rendimiento positivo de plazos fijos contra la inflación.

Tesoro. En lo que va del 2020, el BCRA transfirió al Tesoro Nacional $1,35 billones asociados a las utilidades correspondientes al ejercicio 2019 y le otorgó $407.720 millones de adelantos transitorios netos. Esta semana, pese a haber obtenido un saldo superior al necesario, Economía anticipó que no se devolverán de forma inmediata los anticipos. Para la reestructuración de deuda, el Central aportó U$S 4.300 millones de reservas internacionales de libre disponibilidad.

Crédito. De la mano de la caída de actividad por el aislamiento social, el crédito total al sector privado creció 40% con un récord de $2,67 billones. Este incremento de los préstamos se registró tanto para las empresas (+66%), hasta alcanzar $1,07 billones, como para los consumidores (+33%), cuyo monto alcanzó $1,38 millones. El impulso vino de las tasas subsidiadas del 24% y la tasa cero para autónomos y monotributistas.

Familias más endeudadas: el financiamiento con tarjetas creció 47% en 2020

“Las tasas promedio pasaron de entre 60% y 68,8% hace un año, cayó a un promedio de 32% a 38% en la actualidad. Las tasas de préstamos personales también registraron ese retroceso: de 72,3% de hace un año a 53% promedio actual”, aseguró el Central.

En el frente de la inclusión financiera, se abrieron 4,8 millones de cuentas, empujadas por el acceso al Ingreso Familiar de Emergencia. La pandemia generó un avance de los medios electrónicos de pago y en ese marco, el Central presentó el programa Transferencias 3.0 que impulsa los pagos digitales con las transferencias inmediatas y apunta a “construir un ecosistema digital de pagos abierto y universal”, con el sistema de código QR.

PV