martes 28 de junio de 2022
ECONOMIA Poder Adquisitivo

Por qué la inflación es la peor enemiga de los salarios

La inflación es la principal apuntada como enemiga el salario. Una medida es la indexación del salario para no perder poder adquisitivo.

17-02-2022 18:04

Uno de los mayores desafíos para el Gobierno Nacional en este 2022 va a ser disminuir –o al menos controlar- la inflación y negociar en paritarias por los salarios con los diferentes sindicatos en un contexto donde existe una deuda externa con el FMI cuyo próximo vencimiento es en marzo y donde las reservas del Banco Central son prácticamente nulas.

En ese sentido y contexto, la inflación es la mayor enemiga del salario según los especialistas. Guido Lapa, economista y docente de la UBA, afirma que “el poder adquisitivo es siempre la relación entre los salarios y los precios, con lo cual el principal enemigo es siempre la inflación”.

Canasta Básica Alimentaria: en enero creció 4,2% y quedó solo $ 6.000 por debajo del salario mínimo vital

Mientras tanto, el economista aclara que también podría ocurrir un retroceso del poder adquisitivo como consecuencia de una caída del salario nominal, pero ni en la Argentina ni en otro país ha pasado eso.

Argentina es de los pocos con mayor aumento de precios

Otra mirada sobre cuál es el principal enemigo de la inflación es la de Eduardo Donza, investigador del Observatorio de Deuda Social Argentina (ODSA–UCA) quien que la inflación tiene el impacto negativo tiene sobre el salario, siendo Argentina uno de los países con mayores aumentos de precios. Esto hace que los trabajadores tengan que estar en permanente negociación colectiva.

Este problema es mucho más serio para los trabajadores no registrados, que no están protegidos por convenios o sindicatos y que a veces tienen una negociación personal. Y por otro lado están los trabajadores independientes y cómo pueden hacer ese ajuste” explica el investigador del ODSA.

Donza agrega que otra forma de tener pérdida del poder adquisitivo es con la reducción de horas de trabajo pero que es una inferencia menor que tiene que ver con lo productivo.

La inflación de enero fue del 3,9%, impulsada por aumentos en alimentos

“Un informe del ODSA afirma que, en 2021, el 28% de los hogares de los trabajadores están en situación pobreza y la causa está asociada a la calidad del empleo. Incluyendo el sector no registrado, la pobreza de los trabajadores es del 37%”, finaliza Eduardo Donza.

El Dr. Héctor Polino, representante legal de Consumidores Libres, en declaraciones radiales afirmó que “la inflación afecta la calidad de vida de los consumidores, en especial a los trabajadores que perciben el haber mínimo y también de los jubilados. Sus ingresos no aumentan en la misma proporción que suben los precios”.

Además prevé que el 2022 será  complicado ya que en el 2021 estuvieron congelados los precios de las tarifas, y el 2022 inició con un aumento del 9% en el caso de los combustibles. A su vez cuenta que se están llevando a cabo las audiencias públicas para tratar los cuadros tarifarios del gas natural en todo el país.

“Todos estos aumentos van a impactar sobre los productos que consumimos diariamente porque eso modifica las estructuras de costos a las industrias que elaboran los productos y los comercios que los venden que luego se trasladan a los precios. Estos aumentos muchas veces se trasladan en proporciones superiores” agrega el representante de Consumidores Libres.

Consideramos que este no es el momento adecuado para autorizar un aumento en las tarifas de los servicios públicos porque el país vivió una profunda crisis económica y sanitaria que repercutió en el cierre de infinidades de pequeñas y medianas empresas y pérdidas de puestos de trabajo”, finaliza el Dr. Polino.

Cómo amortizar el impacto de la inflación sobre el salario

La mejor forma de amortizar el impacto de la inflación sobre el salario, explica Guido Lapa, es un aumento mensual de los salarios con la inflación, de manera que se actualice el salario nominal y se sostenga el poder adquisitivo.

“Quienes dicen que los salarios afectan a la inflación o le echan leña al fuego inflacionario, en realidad esconden intereses que son total y absolutamente patronales, porque finalmente los patrones tienen la posibilidad de aumentar cuando quieren los precios, mientras que los trabajadores no tienen la posibilidad de aumentar sus ingresos cuando quieren sino que están regidos por paritarias que generalmente no contemplan esta actualización del poder adquisitivo” finaliza el economista Guido Lapa.

Héctor Polino aclara que es difícil contar con herramientas para contrarrestar la suba de precios y tarifas para el consumidor. Cuenta que antes, desde Consumidores Libres junto a otras organizaciones, llamaban a boicotear y no consumir; pero que ahora eso se hace complicado.

Sin embargo insiste en que “hay que comprar productos que vengan en envases grandes y no pequeños, los costos de logística –que implica el traslado del producto- cuando llega a los lugares de venta, producción o impresión son los mismos. Entonces el producto es más caro por la cantidad de gramos o centímetros cúbicos”, afirmó el doctor Polino.

SR / LM